Por fin estamos tomando el camino que marcó Chávez

La mejor noticia que recibimos este miércoles fue la que daba cuenta de la operación que en contra de los campamentos de paracos, drogadictos y criminales lanzó la fuerza pública en Altamira y zonas adyacentes, en horas de la madrugada para poner fin a la ola de crímenes, que en contra de la ciudad y su gente se cometían bajo el amparo de los “campamentos de la libertad”.

Eso nos llena, porque vemos como el Estado se está tomando en serio las intensiones de estos apátridas mercenarios que solo están cumpliendo la tarea que les dio el imperio, como es llevarnos a una confrontación civil fratricida, para luego invocar la “buena fe y la intervención humanitaria de la comunidad internacional”, que pueda dar al traste con la incipiente revolución bolivariana, que nos legó nuestro Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías y que representa la peor amenaza para el proyecto hegemónico del sionismo internacional, que aspira erigirse en dueño y señor del universo, mediante la dominación financiera con el apoyo de la bota militar del complejo militar, financiero y comunicacional (El Pentágono), que sería el gendarme de la humanidad.

Lo que incautaron allí en Altamira, los cuerpos de seguridad, no son juguetes, compotas, ni biberones. Mucho menos enciclopedias, canaimitas o colecciones literarias, armas que generalmente utilizan nuestros estudiantes de los diversos estamentos, que cuando manifiestan reclamando reivindicaciones no pasan de lazar consignas y hasta caer en chalequeos, pero jamás en actos criminales como los que en su nombre han cometido facinerosos, desde el 23 de enero del 2014, a la fecha, que han dejado más de 40 víctimas fatales y perdidas al Estado por más de 30 mil millones de dólares, sin contar el daño moral que nos han ocasionado a todos los venezolanos en el exterior.

Pues bien lo que incautaron los efectivos de la Guardia del Pueblo, Guardia Nacional Bolivariana, Policía Nacional Bolivariana y demás cuerpos de seguridad, que en la madrugada del miércoles allanaron por sorpresa los campamentos de criminales ubicados en el Municipio Chacao, son armas y artefactos de guerra, de los que utilizan en Colombia los paramilitares y narcotraficantes, para enfrentar las fuerzas de seguridad.

Esperemos que al mismo ritmo también se activen de manera eficiente y sin demora las instancias del Poder Ciudadano, para que no se pierda el trabajo policial, sino que los responsables, tanto materiales, como intelectuales, también sean alcanzados por el largo brazo de la justicia y de manera particular a los alcaldes de Sucre, Chacao, Baruta y El Hatillo, que son cómplices necesarios de las bandas paramilitares que han hecho de esos municipios sus cuarteles de operaciones ante la vista gorda de las policías de estos municipios y de sus jefes, que deben ser llamado a rendir cuentas.

Igualmente las investigaciones tienen que profundizarse para llegar hasta donde sea necesario, porque para nadie es un secreto que dentro de instancias del gobierno tenemos quinta columnas contratistas y otros sujetos agazapados, que se están beneficiando del gobierno y bajo cuerda apoyan y financian a estos grupos.

Nos viene al recuerdo, la fiesta que en los últimos días de febrero cuando estaban en su apogeo las guarimbas en San Diego, El Trigal y la Isabelica, realizaron en Moñongo, Estado Carabobo, en la casa de un agente aduanero de origen árabe, de acuerdo a los comentarios. Se trató aparentemente de una parrillada, pero los invitados eran puros capos guarimberos, que utilizaron el sarao, para reunirse y planificar las acciones sin despertar sospechas.

De acuerdo a las fuentes que para el momento nos datearon; en aquella parrillada se vieron armas de todo tipo y calibre, hubo también quienes hablaban como empleados del gobierno y se metían sus tabacos, sabrá Dios de que. Allí en esa “fiesta”, se planificó lo que le iban a obsequiar a El Trigal, San Diego y la Isabelica en las próximas horas. Al amanecer ya tenían toda la logística que le iban a entregar a sus “muchachos”.

En esa oportunidad reportamos esa novedad al móvil: 04142787171, vía mensajería de texto porque nadie atendió la llamada. Ese numero había sido dado en Patria Segura como instancia para denunciar cualquier sospecha atinente a la seguridad. No sabemos si alguien tomó en cuenta la denuncia.

Por eso esperamos que nuestros organismos de inteligencia, profundicen el trabajo, porque quienes están trabajando para mantener activo el manual de Gene Sharp, no son novatos, son sujetos formados por la CIA y el MOSSAD, como criminales profesionales, para servir a la desestabilización de los gobiernos que son molestos para el plan imperial globalizador, bajo la tiranía financiera, como recurso de sobrevivencia del capitalismo mundial

En Venezuela, los peones del imperio, dirigidos desde Colombia por el narco 81 más buscado por la DEA, Alvaro Uribe Velez (a) Alvarito, buscan reeditar las acciones de Ucrania y de Siria. Por eso es necesario que nuestras autoridades entiendan, que se trata de una guerra de guerrilla urbana, de una rebelión armada contra la institucionalidad y desde esa óptica hay que enfrentarla, con la fuerza y la violencia legal que dispone el Estado, para defender la soberanía y la integridad de la nación. No podemos quedarnos de brazos cruzados unicamente informando cada día de los ataques bélicos que estamos siendo blanco como país.

No podemos menos que felicitar al Ministro de Interior y Justicia, junto al equipo de patriotas en uniforme que cada día exponen sus vidas en defensa de la patria, por las acciones que están ejecutando en contra de las bandas criminales, que pretenden llevarnos a una guerra civil, para satisfacer a sus amos del norte y de Europa· Adelante compatriotas, con fuerza camaradas, no descansemos, que por fin estamos tomando el camino que nos dejó Chávez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2189 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: