A nombre de Alá: vejan, violan y esclavizan a la mujer del mundo islámico

El maldito, paranoico, criminal, sádico, violador y contrarrevolucionario Gobierno de Irak pretende hacer aprobar una insólita, descarada, cínica. inhumana y denigrante ley que afecta en demasía a la mujer y, especialmente, sus derechos humanos incluyendo los de las niñas. Un Gobierno que legalice la violación de niñas por adultos merece ser derrocado por la fuerza de las armas... y punto. Eso merece ese maldito Gobierno de Irak... Maldito un millardo de veces y cuantas veces sea necesario maldito. Malditos todos los que invocan a Alá para cometer  fechorías y tropelías que desdicen del islamismo como religión que desea el bien o justicia para todos los seres humanos.

Hay gobiernos árabes o islámicos que con el cuento de amar al Dios-único Alá, de ser fiel y de sólo creer en él, cometen los crímenes más abominables que conozca la historia humana y que ni siquiera se atreven cometer los imperialistas en la generalidad de sus invasiones mercenarias a otros países.

El Islamismo sostiene que el hombre no es nada por sí mismo, es sólo lo que Alá quiere que sea. Se guía por la unicidad, la misericordia, la compasión, la clemencia, la bondad, la sabiduría y la omnipotencia.

El Proyecto que el Gobierno ha propuesto al Parlamento iraquí reduce la edad del matrimonio en la mujer a los 9 años y en los hombres a los 15 años.   Si eso no es violación de derechos humanos de las niñas  -esencialmente- tendríamos que preguntárselo al Dios-Único Alá, para que tome la decisión final. Pide legalizar la poligamia sin restricciones de ningún género.  Por otro lado, mientras la mujer amamante un bebé el marido puede pegarle cacho parejo. Toda la ley o proyecto es para esclavizar a la mujer en nombre de los postulados de Alá. Si una mujer, por alguna razón no puede satisfacer sexualmente al hombre, éste no tiene ninguna obligación de mantenerla económicamente, pero sí sería un delito de muerte que la mujer se busque otro hombre en caso que su marido no la complazca sexualmente. Ley del embudo: lo ancho para los hombres y lo angosto para las mujeres. Todo en nombre del Dios Alá.

Los grandes estudiosos de ese proyecto macabro que ha sido presentado por el Gobierno iraquí al Parlamento han llegado a la conclusión que no es más que la legalización de la pedofilia, la violación y la prostitución. Imaginémonos a un hombre mayor teniendo relación sexual y legal con una niña de cinco o de nueve años: ¿acaso eso no es una violación de derechos humanos donde quiera que se conciba, sea bajo la visión del islamismo, del cristianismo, del budismo, del judaísmo, del marxismo, de lo que sea?

El mundo, por lo menos ese que cree que el socialismo es la única alternativa para salvarnos de los estragos y las tropelías del capitalismo salvaje, debe unirse y realizar una grandiosa campaña contra las perversiones que quiere imponer el Gobierno iraquí en perjuicio flagrante e integral de los derechos de la mujer -en general- y de las niñas -en particular-.  Nada gana, por ejemplo, Venezuela con mantener estrechas relaciones diplomáticas con un Gobierno que como el de Irak es fiel epígono del imperialismo y se presta para acometer crímenes de lesa humanidad alegando o argumentando creencia religiosa en el Dios-Único Alá. ¿Qué diría el profeta Mahoma de estar con vida sobre lo que propone el Gobierno iraquí que lesionan todos los derechos de las mujeres y de las niñas?

Como ser humano, como creyente en la doctrina marxista, como ser pensante respetuoso de las creencias religiosas, como padre de una niña y abuelo de dos niñas y un niño, como tío de muchas sobrinas y sobrinos, invoco el derecho a la rebelión armada del pueblo de Irak contra el mal gobierno que lo dirige y planteo que el Gobierno Bolivariano de Venezuela rompa relaciones diplomáticas con el Gobierno de Irak si el Parlamento iraquí llega a aprobar esa macabra, inhumana, cínica, reaccionaria y salvaje ley contra las mujeres y, especialmente, contra las niñas de Irak.

No nos olvidemos, especialmente las  diversas concepciones religiosas, que la emancipación del mundo se mide por la emancipación de la mujer y no por otro factor histórico-social. ¡Viva la mujer y viva su emancipación para que este mundo pueda emanciparse de todo vestigio de esclavitud social!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3315 veces.



Freddy Yépez


Visite el perfil de Freddy Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad