El plan terrorista

Los gobiernos criminales y terroristas de los Estados Unidos, cuando no pueden desplazar del poder a cualquier gobernante por medios pacíficos y, en particular, por la vía del voto, entonces, sin el menor escrúpulo, recurren a la violencia. Y lo hacen sin importarles para nada la devastación que deban provocar y la cantidad de sangre que tengan que verter o derramar. Con ello no hacen otra cosa que obedecere el mandato de una naturaleza carente por completo de sentimientos humanos. Es decir, que son unas bestias, y que como tales actúan sólo por instintos.

Aunque, en verdad, hay una diferencia muy notable entre las hienas y los perros salvajes del áfrica, por ejemplo, y estas bestias bípedas y encorbatadas. Eso se debe a que los primeros actúan por una necesidad biológica inaplazable, la necesidad de vivir, y los segundos por simple depravación; porque gozan y disfrutan provocando el sufrimiento y la muerte de los demás. Esto lo demostró muy claramente esa infame mujer que es la Clinton.

Cuando poco después de ser capturado el gran líder de Libia, Muamar Gadafi, por lo terrorista apoyados por los países de la OTAN y lo Estados Unidos, esta despreciable mujer viajó al país africano, y a su rgreso, tratando de parodiar a Julio Césear, pronunció, muerta de risa, aquellas palabras que delataron lo que había ido a hacer a esa nación que, con población y todo, habían acabado de arrasar. Dijo, repito, en medio de grandes risotadas..."vini, vidi y murió". Esto es, que había ido a ordenar la muerte de Gadafi. Así son estos malditos, guapos ante adversarios débiles e indefensos a los cuales patean y mean, pero cobardes cuando caen en manos del enemigo, Cuando esto sucede, se les aflojan los esfínteres se llenan de mierda y miao`por todas partes.

Pero la cuestión es que ellos jamás renuncian por las buenas a sus planes de dominación. Y país al que ellos ponen en la mira, tarde o temprano será objeto de sus agresiones. Quien mejor entendió esto en nuestro país fue Pérez Jiménez. Este General, al contrario de lo que se cree, era un nacionalista. Muchos objetarán esta afirmación debido a las nuevas concesiones que les otorgó a las compañías petroleras, especialmente a las norteamericanas, y a la conferencia interamericana que se celebró en Caracas y en la que se aprobó el derrocamiento del Presidente Jacobo Arbenz. Hecho verdaderamente condenable, porque se trataba de un Presidente verdaderamente progresista.

Pero en el caso de Pérez Jiménez ¿qué se podía hacer? Venezuela en aquella época, en la que quien esto escribe apenas era un adolescente, contaba escasamente con una población de tres millones de habitantes, y el armamento de su ejército era tan obsoleto, que los fusiles que usaba eran los viejo máuseres utilizados en la primera guerra mundial.

Ahora, díganme ¿qué oposición se le podía hacer al coloso en circunstancias tan desfavorables? Pérez Jiménez, ante la manifiesta debilidad de nuestro país, optó entonces por ganar tiempo e incentivar el sentimiento patriótico y nacionalista de los venezolanos. En primer lugar, estableció lo que se llamó "La Semana de la Patria". Era toda una semana dedicada a la realización de charlas, conferencias sobre Venezuela. Pero además de eso, a la lectura en grupos de la historia de Venezuela y de la biografía de los héroes de nuestra independencia y, especialmente, la del Libertador. Asimismo, se efectuaban desfiles y otros actos públicos en los que además de exaltar los valores de la nacionalidad, se distribuían folletos y otros textos alusivos al pais. Fue en uno de estos eventos patrióticos que quien esto escribe se encontró por primera vez con Eduardo Blanco y su Venezuela Horoica. En fin, la estrategia perfecta: amor a la patria y la defensa de la misma, pues también se dispuso que todas las personas mayores de 18 años hasta los 35 ó 40, no recuerdo bien, debían asistir todos los sábados a los cuarteles para recibir instrucción militar. Por todo esto, pues, es que yo no celebro el 23 de enero como una fecha de singular importancia en nuestra historia. Todo lo contrario, la considero sumamente nefasta, ya que es el día en que se enseñoreo en nuestro país la barbarie más desalmada y brutal de la que se tenga conocimiento.

Pero regresando a las agresiones imperialistas, hace dos días esta misma página publicó un documento que recoge los acuerdos a los que se llegaron en una reunión celebrada entre el candidato opositor y algunos de sus asesores. Entre las cosa que se plantearon en ese cónclave de asesinos, en la que estuvieron presente algunos gringos y curas, estuvo la de perpetrar una masacre entre los seguidores de Capriles que se encontraran congregados en cualquiera de sus reuniones públicas. Lo que viene a confirmar la denuncia que desde hace algún tiempo se ha venido haciendo en el sentido de que la CIA está preparando un atentado contra Capriles para luego achacárselo al gobierno. Ahí no se habló expresamente de esto, desde luego, pero siempre habrá una bala "perdida" que acabe con la vida de este idiota. La Faja del Orinoco bien vale una misa, o sea, un atentado como este.

Ahora, a pesar de la gravedad de esta situación en la que no faltarán paramilitares, la gente del gobierno y del Partido como que ni se ha enterado de estos planes y andan, como Panglos, como si vivieran en el mejor de los mundos posibles. Y en lugar de haber iniciado desde ya una fuerte campaña para denunciar tan macabro proyecto, andan en otras cosa de mucho menos entidad e importancia que la denunciada. ¿Será acaso que piensan que el imperialismo norteamericano es incapaz de hacer eso? ¿Que su sensibilidad humana, que su amor por el prójimo es tanto, que sólo se puede comparar con el de la madre Teresa de Calcuta? Bueno, algo de esto debe haber, porque de otra manera no se explica tanta indiferencia ante un hecho que pudiera costarle a Venezuela tanto dolor y sangre.

Ahora, esperar que Mario Silva, por ejemplo, mencione estos planes es pecar de una ingenuidad incorregible. Este señor, por andar haciendo críticas en muchos casos infundadas, omitió la agresión que lo vándalos de PJ cometieron contra un señor de edad avanzada, al cual trataron de despojarlo de un marcapaso. En cambio, critica a Últimas Noticias por denunciar la presunta violación de tumbas que se estarían cometiendo en algunos cementerios de Caracas. Ahora, cuál fue la deducción que el conductor de La hojilla hizo de este hecho. Que esa era una incitación a los adversarios del gobierno para que fueran a profanar la tumba de Chávez. Pero eso no es todo, porque también le cayó a plomo a un periodista de apellido García porque en una entrevista en Globo Visión dijo que el ganador en las elecciones presidenciales sería Maduro. Esto demuestra que el señor Silva actúa más por preujuicos que por los dictados de la razón. Y una persona así, lamentablemente, es muy poco el beneficio que le puede prestar al Proceso.

alfredoschmilinsky@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2266 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a161874.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO