Muertes en el CICPC-Rosal

La unidad de criminalística del Ministerio Público un freno a las ejecuciones sumarias, los desmanes y a la tortura policial

El 26 DE Mayo de 2011, fue noticia la muerte de tres detenidos en la División de Aprehensiones del Cicpc-El Rosal. En efecto, ALBIS PINTO, Subdirector del Cicpc declaró que: WILLIAMS PÉREZ, PEDRO RIVERO Y RUBEN ARNAL:” Son personas que consumen droga diariamente y al llegar acá, seguramente habían consumido, entran en pánico por la falta de este estupefaciente y allí es donde convulsionan”.

Esas declaraciones irresponsables fueron secundadas por el Ministro Tareck Al Aissami, quien en compañía del Vice Ministro Néstor Reverol, El Director del Cicpc Wilmer Flores Trosel y el Dr. Franklin Pérez, autor de las autopsias, afirmó ante Eligio Rojas de ULTIMAS NOTICIAS:“LOS GOLPES NO FUERON LA CAUSA DE LA MUERTE”.

La versión oficial del titular del MPPIJ fue corroborada por el Dr. Pérez, según los protocolos de las autopsias N° 136-145816, 136-145817 y 136-145823, donde se concluye que los detenidos del Cicpc-El Rosal, fallecieron por: “ EDEMA CEREBRAL SEVERO DEBIDO A SOFOCACIÓN POR CARENCIA DE AIRE RESPIRABLE. INTOXICACION EXÓGENA A DETERMINAR” 

Estos resultados de las autopsias de la Coordinación Nacional de Ciencias Forenses del Cicpc resultaron contradichos y contravertidos por las exhumaciones y nuevas autopsias ordenadas por la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, y ejecutadas por la Unidad Criminalística contra la Vulneración de los Derechos Fundamentales del Ministerio Público.

En efecto, la actuación del Ministerio Público se origina por la revelación que hace un preso, (testigo presencial de la paliza),y fueron publicada en ULTIMAS NOTICIAS a los que fueron sometidos Pérez, Rivero, Arnal y Doluis Flores (trabajador de VTV) quien logró sobrevivir y actualmente se rehabilita por las lesiones y torturas que le afectó una rodilla.

 Las nuevas autopsias que cursan en el exp. N° 48C-15.873-11 del Tribunal 48 de Control de Caracas, evidenciaron las reales causas de esas infaustas muertes: “Politraumatismo generalizados, múltiples lesiones, hematomas y fracturas de extremidades inferiores y comprobándose además que no habían consumido drogas”.

,Estos hechos son gravísimos en sí mismo, por ser constitutivo de delito de VIOLACION A LOS DERECHOS HUMANOS y conforme lo dispone el artículo 29 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, “El Estado estará obligado a investigar y sancionar legalmente los delitos contra los derechos humanos cometidos por sus autoridades…” y estas acciones son IMPRESCRIPTIBLES; quedando excluidos de cualquier beneficio que implique IMPUNIDAD y no podrá ser beneficiado por INDULTOS O AMNISTIA BAJO NINGÚN RESPECTO

La actitud asumida por el propio Ministro de Interior y Justicia y la plana mayor del Cicpc, salvo que hayan sido engañados por el ANATOMOPATOLOGO FRANKLIN PÉREZ, lució francamente inaceptable, porque se encubre a unos POLICIAS ASESINOS y se engaña a la vindicta pública; propiciando que un crimen de esa envergadura pudiera quedar IMPUNE.

De la exhaustiva actuación forense de la Unidad Criminalística contra la Vulneración de los Derechos Fundamentales se demostró que el informe de las autopsias del Cicpc, violó el protocolo forense, se ocultaron datos importantes observados a simple vista en los cadáveres, se dejaron de tomar muestras de órganos afectados por los maltratos y torturas, se falsearon los hechos para arrojar unas causas de muerte distinta a la real.

El resultado no podía ser otro, el Ministerio Público imputó a 6 funcionarios del Cicpc, incluyendo al médico Pérez por delitos como HOMICIDIO CALIFICADO CON ALEVOSIA POR MOTIVO FUTILES E INNOBLES.

Me pregunto, si TAREK AL AISSAMI y los altos funcionarios del CICPC van a excusarse ante la opinión pública y aclarar que no apoyan ni están dispuesto a tolerar VIOLACIONES A LOS DERECHOS, provengan de donde sea?

Supongo que el Ministro Al Aissami, ordenó la inmediata destitución del médico y funcionario forense del Cicpc FRANKLIN PÉREZ, ordenó también la “intervención de esa Coordinación Forense del Cicpc”, ordenó la inmediata detención del ex jefe y el sub jefe de aprehensiones del Cicpc CAICEDO y DOTIS, quienes andan huyendo a la justicia, y quienes tuvieron personal responsabilidad de la paliza aplicada a los indefensos presos recluidos en el Rosal, que los funcionarios imputados están destituidos como medida ejemplar para impedir que dentro de ese cuerpo se sigan cometiendo desmanes que constituye una afrenta al mismísimo Gobierno del Presidente Hugo Chávez Frías que ha sido categórico en demandar de sus funcionarios INFLEXIBILIDAD a la hora de juzgar y sancionar a policías infractores.

No quiero pensar que esos viejos males de la antigua PTJ de tiempo del difunto MOLINA GASPERI siguen presentes como prácticas dentro del renovado CICPC…

Abog. Ignacio Ramírez Romero

(Presidente de FENADDEH y Sec. Gral de la AAJ Venezuela) 
 
  nachorr18@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3809 veces.



Ignacio Ramirez Romero


Visite el perfil de Ignacio Ramirez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: