A propósito del Problema Carcelario en Venezuela

A finales de los años 70 del siglo XX cursando Estudios Jurídicos (Derecho) en la USM -la de Juan Bautista Fuenmayor- y a la vez trabajando en los Tribunales Penales (donde colaboré en la fundación del Sindicato Único de Trabajadores Tribunalicios que luego se conoció como “UNTRAT”), conocí muy bien el sistema judicial y penitenciario venezolano; siendo que en vacaciones escolares, hacíamos labor social con los hoy llamados “privados de libertad” en los penitenciarios juveniles a objeto de llevar un aliento a quienes el sistema no les brindaba ninguna posibilidad, en paralelo, trabajaba lo que “aprendía” de Derecho Laboral y que después descubrí era una farsa, asesorando compañeros y camaradas vinculados al importante movimiento clasista y obrero, expresado en la CUTV, que vanguardizaban las luchas populares de aquel entonces; no continúe mis estudios de Derecho ni laborando en los Tribunales Penales (8vo. de Primera Instancia en lo Penal), por decepción en cuanto a la aplicación del derecho y la Justicia por una parte, como también por una amenaza de muerte de que fui objeto por un funcionario policial cuyo expediente por asesinato, se encontraba en mi escritorio y pretendía que yo le elaborara una sentencia favorable para quedar absuelto (en aquel entonces, los escribientes que llevábamos el caso supervisados por el Secretario del Tribunal, preparaban todo para que luego el Juez de la causa lo refrendara), como no lo hice, tuve que renunciar “entre gallos y media noche”, para evitar se materializara un atentado contra mi integridad ciudadana. La violación de los Derechos Humanos -civiles, políticos y económicos-, estaban a la orden del día y quienes hoy (desde la derecha), los invocan, ni pendientes en aquellos tiempos pues a quienes se los violentaban, eran sus enemigos de clase. En los actuales momentos, los demandan pues es un negocio, político y económico donde algunos de los que aparecen en la palestra pública -no todos- son agentes políticos financiados por ONG´s supranacionales que por esa vía pretenden violentar la soberanía nacional o lo que es lo mismo, traición a la patria.

Artistas, periodistas -que no comunicadores sociales-, y otros profesionales han pasado a conformar la “fauna” de financiados -tal como ocurría en los inicios de la Guerra fría desde Inglaterra- quienes en nombre de la libertad y los DD.HH., pretenden legitimar la miseria humana de otros para engordar sus chequeras en tanto nuevo modo de vida fácil descubierto por algunos “hijitos de la clase media” que poco les importa ni la soberanía ni la triste realidad de quienes “defienden”. Oportunistamente montan un circo mediático, disque para “amparar” y “proteger” los DD.HH. de los privados de libertad; cuando la verdad, es que tras bastidores y en petit comité, se expresan de éstos con los calificativos más infames y ominosos, propios del “linaje” de su clase social y tal como alguna vez expresó un sabio, los extremos finalmente se juntan. Es por ello que la lumpen burguesía y el lumpen proletariado, finalmente se unen para atentar en contra del sistema. Esto último ocurre, no cabe la menor duda, porque desde el mismo sistema, existen personas que se prestan para ello.

En el marco de lo anterior, deseo referirme a la actuación de ciertos personajes de la picaresca política y comunicacional quienes han estado recibiendo recursos en dólares(1) y euros(2) para meterle candela a un asunto que hay que abordar con seriedad pues por su carácter y envergadura, debemos calificarlo como un problema social de Estado e inherente a la estabilidad del país y ellos lo saben y es por lo que lo atacan, como lo hacen, demostrando que el problema no es resolver una situación de interés nacional sino, usarlo para su beneficio político y finalmente tumbar a Chávez.

El asunto no es que el editor de un diario admita a través de su Twitter que es amigo -cada quien tiene y elige las amistades que mejor le parezcan-, de un Pram que jefea la mafia de una cárcel en un estado del sur oriente del país Bolívar. El problema se presenta cuando ése periodista se presta (lejos de ser el fiel de la balanza), para publicar el petitorio (o mejor dicho chantaje deliberadamente inducido por ellos mismos), de los jefes de la mafia en el Rodeo II, cuyo contenido político está lejos de una solicitud de reivindicación legítima de un privado de libertad.

Igual conducta, han tenido otros financiados desde el exterior quienes bajo el cobijo cobarde de ONG´s venezolanas, disque defensoras de los derechos humanos, ayudan a la organización de un alzamiento a objeto de un plan desestabilizador orquestado desde sectores de la ultra derecha venezolana, quienes aprovechando la ausencia del ciudadano Presidente, pretenden crear un estado de confusión y zozobra para consolidar las condiciones objetivas de un golpe de Estado.

Es tan cierto lo que afirmo, que un conocido columnista, quien en su espacio habló simultáneamente a los hechos antes relatados indicaba en su escrito(3) respecto del estado de salud del ciudadano Presidente (haciendo alardes de sus relaciones con presuntos infiltrados tanto en la Casa de Misia Jacinta como en la Habana), finalmente terminó creando un paralelismo entre “El Cabito”, su compadre -Juan Vicente Gómez- y el Comandante Chávez en el cuadro de su estadía en la patria de Martí.

Como sabemos, el General Gómez terminó madrugando a Cipriano Castro una vez éste viajó a Europa para tratarse un quebranto de salud.

Es preciso destacar a los incautos (no obstante que lay de cierto mucho de lo referido a la irresponsabilidad y corrupción de ciertos funcionarios en el manejo de lo carcelario), que las cuestiones que luego se supieron, fueron confirmadas producto de información facilitada por alguno de los privados de libertad, quienes una vez rescatados, indicaron que ellos presenciaron reuniones en las cuales grupos de la ultra derecha política nacional y ONG´s de Derechos Humanos (identificadas con la oposición y financiadas desde el exterior), eran quienes dirigían y orientaban los petitorios de los cabecillas de la toma que todos sabemos se originó por una reyerta entre Pranes por el control de áreas de la economía informal vinculadas, en los recintos carcelarios, al vicio y del envite y azar; obviamente con el place, de funcionarios corruptos hoy por hoy, plenamente identificados a quienes ya se les libró orden de captura.

(*) Politólogo e Internacionalista

Magister en Seguridad y Defensa

(1) La publicación “Resumen Latinoamericano”, denunció en un artículo titulado ¿científicos, académicos o conspiradores?, como bajo el disfraz de actividades académicas, aparentemente científicas, se desarrolla una verdadera ofensiva conspirativa de los centros de poder y la oligarquía ultraderechista de América Latina, apoyada por sus similares de España y Estados Unidos; siendo que en el mes de abril del 15 al 17, sesionó en la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos (UCEMA) una actividad a fin de establecer una estrategia común entre los jóvenes liberales latinoamericanos para apoyar los estudiantes huelguistas en Venezuela (apoyados, influidos y fabricados por la embajada de EEUU en Caracas), como parte de la línea del “Golpe Suave” que exaltan contra la revolución bolivariana.

(2) La Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES), dirigida por José María Aznar Jefe del PP español, financió con 200 mil euros, el Semanario “Sexto Poder” en Venezuela, como parte de la guerra mediática contra el Pdte., Chávez. La misma Fundación, a requerimiento del prófugo de la justicia venezolana Manuel Rosales, apoyó el lanzamiento del referido semanario, junto con la embajada norteamericana en Perú quien desembolsó, 800 mil dólares.

(3) Desmontado a partir del uso y aplicación de una técnica que se conoce como “Análisis de Contenido del Discurso”.


monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3331 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: