Apacuana: La Cacica de la Dignidad marca la descolonización de la ciudad

Apacuana, la obra del artista Giovanny Gardelliano, resguarda a los caraqueños.

Apacuana, la obra del artista Giovanny Gardelliano, resguarda a los caraqueños.

Credito: CiudadCCS / Aporrea.org

14 Dic. 2018 - Bajo un sol resplandeciente y con una danza Wayúu denominada La Yonna, se dio inicio a la inauguración de la imponente obra de arte que tomó el lugar que, durante años, fue ocupado por la estatua de un león que hacía referencia al nombre con el que fue fundada la capital por un personaje que ejecutó una cruel masacre en estas tierras, Diego de Losada.

Gracias a un proceso de descolonización impulsado desde la Alcaldía del Municipio Libertador, al llegar a Caracas por la autopista Valle-Coche, una magistral figura de la guerrera de Cúa, con melena larga, gruesos labios, ojos achinados y profundos, y una gran firmeza corporal, da la bienvenida a visitantes y locales citadinos, ella es Apacuana.

La alcaldesa Erika Farías dio a conocer el cambio a través de su cuenta en Twitter, @ErikaPSUV donde publicó: #Apacuana resguarda la entrada hacia nuestra #Caracas Insurgente. Reivindicamos la obra de una gran guerrera que en el siglo XVI se resistió a la colonización de estas tierras. Con la fuerza de nuestra historia seguiremos resistiendo ante la cultura colonial que se niega a morir.

Ritual de la Palabra Sagrada

En el evento hicieron presencia representaciones de los pueblos indígenas Kariña, Pemón, Jivi, Wayúu, entre otros. Además estuvieron personalidades como la antropóloga e investigadora Iraida Vargas; la viceministra de los pueblos indígenas, María Soledad González; y la poetisa de la tribu Kariña, Morela Maneiro, quien realizó el Ritual de la Palabra Sagrada, donde por medio del canto en lenguas originarias, invocó el espíritu de la guerrera. "Hace dos años fuimos hasta los petroglifos de la Piedra del Indio en el estado Miranda, y quisimos recoger los pasos de ella para llamarla el día de hoy en esta ceremonia. Sentí escalofríos, ella está presente", expresó Maneiro.

La Cacica de la Dignidad

Vargas la llama La Cacica de la Dignidad, porque "fue la que convenció a su pueblo de que no siguiera teniendo miedo, que era preferible morir a vivir en la indignidad de la dominación". Además resaltó que Apacuana es víctima de una historiografía vendida que ocultó el papel de las mujeres en las luchas contra los invasores".

También hizo referencia a la lucha de Apacuana que no solo estuvo impulsada por la resistencia contra la colonización de los pueblos, sino que también estuvo inclinada al reconocimiento por la dignidad femenina, porque el pueblo Quiriquire "respetaba a sus mujeres".

Al pie de la gran escultura se encuentra una placa que dice: Mujer, indígena, madre, curandera, cacica de la etnia Quiriquire, impulsora de la resistencia contra la colonización española del siglo XVI. Su legado sacude la historia patriarcal de Occidente, avivando el espíritu de rebeldía de todas nuestras generaciones".

La pluma de Apacuana toca una nube

Da la impresión. En la manera cómo sus manos sostienen la lanza, se entiende la unión de las tribus para herir lo que las hirió.

Para las manos que esculpieron esta nueva simbología, la altiva curandera y piache "se yergue como guardiana de Caracas". Entre las diversas versiones que se tejen sobre Apacuana, la de Giovanny Gardelliano se adhiere a esta oportunidad de descolonización.

En su taller en Mérida, se montó con vértigo y todo en un andamiaje, a más de seis metros de altura, y en tres meses, tras un proceso artístico e investigativo, nació una de sus esculturas más grandes elaborada con resina, de seis metros de alto de la cabeza a los pies, y la lanza de siete metros. La pluma erecta que encandila es de metal, perenne símbolo de libertad.

"Una guerrera para toda la vida"

En una metáfora pudiera caber todo su temple, como mujer, como madre y como piache. Esa estrategia sutil y discreta para ganarse la confianza de los españoles y trazar una emboscada contra la afilada invasión, la convirtieron en inspiración para el joven escultor Gardelliano.

Con 26 años, este merideño, a quien de pequeño lo perseguía la plastilina y de habilidad innata para esculpir y modelar la arcilla, se profesionalizó en los talleres de fundición de Adán Vergara, en Los llanitos de Tabay, en Mérida. Dice que nunca ha hecho un Simón Bolívar y le encantaría, pero la experiencia con Apacuana, "con la más brava de los Quiriquire, fue hermoso". Nos cuenta:
"Primero es la constatación, no existe tanta información sobre Apacuana, registros de imágenes, estamos hablando de 500 años, la inspiración surge de lo escrito, las historias, hicimos un trabajo investigativo muy profundo para lograr lo que transmite, y que este símbolo fuera un símbolo protector de Caracas, de pie, de guardia, preocupada pero segura en su defensiva. Las manos transmiten fuerza, en la composición artística". Para él, la representación a escala de féminas tan importantes debe repetirse en toda la ciudad.

"Una guerrera para toda la vida"

En una metáfora pudiera caber todo su temple, como mujer, como madre y como piache. Esa estrategia sutil y discreta para ganarse la confianza de los españoles y trazar una emboscada contra la afilada invasión, la convirtieron en inspiración para el joven escultor Gardelliano.
Con 26 años, este merideño, a quien de pequeño lo perseguía la plastilina y de habilidad innata para esculpir y modelar la arcilla, se profesionalizó en los talleres de fundición de Adán Vergara, en Los llanitos de Tabay, en Mérida. Dice que nunca ha hecho un Simón Bolívar y le encantaría, pero la experiencia con Apacuana, "con la más brava de los Quiriquire, fue hermoso". Nos cuenta:
"Primero es la constatación, no existe tanta información sobre Apacuana, registros de imágenes, estamos hablando de 500 años, la inspiración surge de lo escrito, las historias, hicimos un trabajo investigativo muy profundo para lograr lo que transmite, y que este símbolo fuera un símbolo protector de Caracas, de pie, de guardia, preocupada pero segura en su defensiva. Las manos transmiten fuerza, en la composición artística". Para él, la representación a escala de féminas tan importantes debe repetirse en toda la ciudad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6904 veces.


La fuente original de este documento es:
CiudadCCS (http://ciudadccs.info/la-cacica-la-dignidad-marca-la-descolonizacion-la-ciudad/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /cultura/n335719.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO