Mariberemba: Ismael Rivera vive en Ucrania

A Ismael Rivera tuve oportunidad de saludarlo y estrecharle la mano una vez en el aeropuerto de Maiquetía, hace más de 40 años. Sus canciones las había escuchado desde mi época del bachillerato en el Liceo Caracas, allá por 1974-75. Sobre todo El Nazareno, Sale el Sol (como olvidar el "Epa Jey"), Las Caras Lindas y otras importantes canciones que se convirtieron en una especie de himno nacional en Caracas y otras principales ciudades de Venezuela.

El primer lustro de los 70 sirvió para que la Salsa, una música considerada hasta ese entonces como propia del "populacho", que no se escuchaba ni en grandes conciertos ni en las fiestas de la clase media caraqueña (esos espacios estaban reservados para La Billo’s y los Melódicos), irrumpiera de manera avasallante en las emisoras de radio, en los canales televisivos, y de manera obligada en toda fiesta y recepción de cualquier sector social venezolano. Uno de los responsables de esa entrada triunfal de la Salsa en la sociedad venezolana (siempre había estado, aunque de manera un tanto clandestina) fue precisamente Ismael Rivera, pese a que nunca contó con el patrocinio de la maquinaria de la Fania All Stars.

Para nosotros, estudiantes de liceo, nos llamaba la atención que una persona que había estado en la cárcel (su famosa canción Las Tumbas) tuviera esa sensibilidad y esa virtud como el "sonero mayor" del mundo de la salsa caribeña. Era una especie de magnetismo hacia un individuo que había logrado superar sus malos momentos y los infortunios de la vida, y se proyectaba en el continente como uno de los principales representantes de la cultura popular del Caribe.

Hace poco me encontré en internet con una vieja canción de Ismael, La Soledad, interpretada en pleno siglo XXI de manera electrizante por una agrupación salsera de Ucrania, Dislocados, agrupación dirigida por el pianista Ilya Yeresko, haciendo de sonero una muchacha ucraniana, Olesya Zdorovetskaya, que nada tiene que envidiarle a nuestro recordado Ismael.

Al principio no reconocí esa canción, pero cuando la joven sonera dijo "mariberemba" y "atemoriza", palabras que usó Ismael al interpretarla, me di cuenta que estaba presenciando la resucitación del gran Ismael Rivera en un lugar que el mismo jamás se hubiera imaginado, la ciudad de Kiev, capital de Ucrania.

La emoción se congela ante la genial interpretación de los ucranianos, acompañados por el gran trombonista Jimmy Bosch (de larga trayectoria con Ray Barretto, Eddie Palmieri, Rubén Blades y otras grandes bandas salseras). Impresiona escuchar un ritmo que es propio de Puerto Rico, Cuba, Caracas, Miami o Nueva York, y que ahora una cultura muy alejada y diferenciada de nuestra sociedad del Caribe la hace suya y la reproduce como si hubieran nacido en San Juan o en La Habana.

Simplemente vean el video, recuerden al gran Ismael Rivera, y vean a estas ucranianas y ucranianos que cantan, tocan y bailan salsa como el mejor. ¡Qué viva la Salsa! Salsa dura y de Ucrania, como dice la cantante. Sorpresas que te da la vida.

Rucutucuta quiero cantar, para alejar el silencio,

quiero un ruido de cualquier cosa, que no me deje con mis pensamientos…

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 2 de agosto de 2019.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4467 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Profesor Titular de la Universidad del Zulia (LUZ) con ingreso en 1994. Licenciado en Educación. Magister en Historia de Venezuela (LUZ, 2005) y Doctor en Ciencias Políticas (LUZ, 2013). Egresado en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Actualmente dicta 4 materias en la Licenciatura de Antropología en LUZ: Historia de América, Historia de Venezuela, Intercambios Económicos, y Poder y Movimientos Sociales. Ha dictado 3 seminarios a nivel doctoral y 2 seminarios a nivel maestría en universidades venezolanas; y seminarios de Historia de Venezuela en la Universidad de Playa Ancha (Chile) y en las Universidades de Vigo y de Cádiz (España). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, y de los Diplomados en “Formación Sindical y Prevención Laboral”; y en “Consejos Comunales” (16 cohortes graduadas). Ha dirigido 10 proyectos de investigación financiados por el CONDES-LUZ. Línea de investigación: estudio de los movimientos sociales. Ha publicado más de 50 trabajos científicos, incluyendo 8 libros, 5 capítulos de libros y 40 artículos en revistas arbitradas. Es autor de más de 50 ponencias en congresos científicos (22 de carácter internacional), organizador de más de 50 seminarios y conferencias de divulgación científica. También trabajó como profesor de Historia Universal, Historia de Venezuela y otras materias en el Colegio Fe Y Alegría, La Rinconada, Maracaibo, en 1993-1999. Entre otros reconocimientos, recibí la orden “Jesús Enrique Lossada” en su primera clase. (LUZ-2008); fué seleccionado al Programa de Estímulo a la Investigación (PEII). nivel C (más alto nivel),en las dos últimas convocatorias del MPPEUCT (2013 y 2015); y recibió el premio “Dr. Francisco Eugenio Bustamante” como mejor artículo científico (LUZ-1999). Ha publicado: “CARAL. LA NUEVA HISTORIA DESCOLONIZADA DE AMERICA” (2020); “UN NUEVO DEBATE SOBRE LA AMÉRICA INDÍGENA. ¿SE PUEDE SEGUIR LLAMANDO NUEVO MUNDO?” (2019); “EL MOVIMIENTO DE TRABAJADORES EN VENEZUELA DURANTE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA: 1999-2012” (2017); “MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y PROCESO POLÍTICO VENEZOLANO” (2007); “EL PROTAGONISMO POPULAR EN LA HISTORIA DE VENEZUELA” (2008-2015); “LOS CONSEJOS COMUNALES Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI” (2009); y “VENEZUELA ANTE LA GLOBALIZACIÓN, LA CRISIS MUNDIAL Y LOS RETOS DE SU DESARROLLO” (2012). Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integró el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia. También coordinó la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo en 2004. En la División de Extensión de la FEC desarrolló anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela; y La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990. Dictó entre 2014 y 2016 los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado de la UBV.

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: