Sentirme triste o alegre ¿Es esa la razón?

Sentirme triste o alegre ¿Es esa la razón?

A los seres humanos se nos hace muy difícil aceptar tan tranquilos el ver como un semejante; cae en desgracia y nosotros hacer fiesta con sus pesares, al menos a lo largo de la historia y en buena parte del espacio territorial de Venezuela, eso, se maneja de esa forma, es decir, los venezolanos de pura cepa no nos alimentamos del dolor ajeno y mucho menos propiciamos la maldad como respuesta a nuestras diferencias con nuestros semejantes.

Pero como existe un imperio que a ese si tenemos que respetarlo o deberíamos respetar, que es: EL IMPERIO DE LA LEY. Luego entonces se nos convierte el dilema en un verdadero y soberano problema; porque si asumimos como un hecho moral, lo anteriormente expuesto, es responsable pensar que, no debemos o no deberíamos sentir ningún tipo de emoción, al ver como a una persona, se le aplica el imperio de la ley, por haber cometido un delito, es decir, si planteamos el problema desde el punto de vista, del gentilicio del venezolano, estaríamos hablando con un efecto acordeón, de estira y encoje; porque por un lado, tenemos que no podemos sentir, satisfacción por el mal ajeno, pero por el otro debemos reconocer y sentir alivio al ver que se está imponiendo y aplicando el imperio de la ley ¿Dicotómico?

Es como me estoy sintiendo en estos momentos, al enterarme sobre el caso del gobernador de YARACUY señor CARLOS GIMENEZ. Una persona, que según a mi poco entender fue o es profesor, y que llegó desde los subterráneos espacios del porta avión CHÁVEZ y bajo el manto protector de la Revolución Bolivariana, hoy lo vemos enjuiciado por los actos lesivos, que dañan la imagen del proceso revolucionario y al pueblo de Yaracuy, es decir, señor Carlos Giménez; usted mismito se metió su YUCARAY. Porque en realidad no sé como sentirme si triste o alegre, porque si bien es cierto, que se está haciendo justicia, no es menos cierto que, si se le llegaran a comprobar los hechos punibles al señor gobernador, esto le causaría unas consecuencias, que lo pudieran llevar al cárcel por peculado o malversación recursos.

Por una parte el proceso revolucionario se vería fortalecido y de esa manera se les estaría enviando un mensaje fuerte y claro a los que pretenden venir a este proceso político disfrazados y disfrazadas de CHAVISTAS, para luego en las primeras de cambio convertirse en magantes regionales o en emperadores locales de algún municipio en las regiones del país; y por el otro lado, y es este mi dilema… pero… ¡coño de la "sua mamma"! que de pinga y que bueno sería que todos estos traficantes de la miseria humana, fueran a parar con sus huesos a las obscuras y tenebrosas celdas de las prisiones; por vende patria y por mercenarios del dolor, para que los posibles oportunistas vean el ejemplo de lo que les puede pasar.

Pero ojo señores; el "gatopardianismo" junto con "metamorfocismo" ideológico y la capacidad de convencimientos de muchos basado sobre el hecho de estar manejando algunos recursos desde algunos puestos y direcciones estratégicamente asignados y asignadas, vienen tomando fuerza y poco a poco se vienen montando sobre la ola del desconocimiento y el engaño en algunas comunidades, para imponer o tratar de imponer la NUEVA GEOMETRIA DEL ENGAÑO mediante la llegada al PODER.

Es decir, los pueblos y las comunidades del país no debemos ni podemos permitir que; nos sigan convenciendo por medio de nuestras necesidades y de nuestros desconocimientos, en que, los que manejan algunos recursos, son las personas idóneas para ejercer los cargos de elección popular, eso ya no debería ser así, aquí en esta revolución lo que debe imponerse es:

El Imperio de LA LEY y LA CONCIENCIA POLITICA, del pueblo de Venezuela.

Ya basta de las caras bonitas, de los bellos discursos y de los diplomas adornando las paredes de alguna quinta del este de la ciudad, apartamentos de edificios en zonas exclusivas y/u oficinas de alto prestigios ¡YA BASTA!

Hagamos con los corruptos lo que nos pide la revolución un cambio profundo, cambiémosle el nombre de señores fulanos de tal por cual, por los de señores: REJAS CANDADOS; es decir, señores PRESOS.

Frase del día: por Chúa el pajúo.

Me da tristeza la esperanza de que tu alegría se convierta en el ejemplo más triste de nuestra revolución. Es decir, LA IMPUNIDAD.


Hasta la victoria; siempre


CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2576 veces.



Jesús (Chúa) Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: