¿Policías y ladrones?

En nuestra infancia uno de los juegos mas populares era el denominado “policías y ladrones”, donde nos poníamos de acuerdo dos grupos de muchachos, conformando uno de esos grupos el rol de policías, con un jefe a la cabeza, y el otro el rol de ladrones, con su respectivo cabecilla, usábamos como armamento trozos de palos que cumplían las veces de revólveres. Salían los ladrones a esconderse en los matorrales y comenzaba la pugna, quien viese al otro trataba de neutralizarlo. Los policías a la voz de “alto allí, es la policía” avisaba a los presuntos delincuentes que ya habían sido observados. Si se encontraban ocultos comenzaba el tiroteo, los disparos salían de nuestra boca, los mas avezados asemejaban ametralladoras con sus voces, el que estaba a la vista se tiraba al piso muerto o herido. Salíamos de allí negros de polvo, con los uniformes del liceo bien sucios y bañados en sudor, pero no pasaba mas de ser un juego de grupos donde todos nos divertíamos.

Esa diversión de nuestra infancia parece convertirse en una pesadilla en nuestra Perla del Caribe, la Isla de Margarita, por las múltiples denuncias que se han presentado las últimas semanas contra funcionarios de la Policía del Estado (INEPOL).

La gravedad de las denuncias es tan preocupante que nos hace temblar cuando vemos un policía en la calle, mucho mas cuando andamos solos, por cuanto no sabemos si son de los policías señalados en lo múltiples delitos que se les atribuye a algunos funcionarios, que van desde extorsión, robo, hasta secuestro, narcotráfico y otros, tal como lo hemos visto señalado en los medios de comunicación locales, además de los comentarios en predios judiciales.

Esta situación no solo afecta la población que no sabe a merced de quien está si a merced del hampa o de los policías. Muchos miembros de la INEPOL a lo interno se encuentran preocupados, ya que la mala imagen de un grupo daña toda la institución, afectando a aquellos que actúan apegados a la ley y son fieles cumplidores de tan peligroso oficio.

Es urgente la intervención de la INEPOL por parte de la recién creada Policía Nacional, para revisar lo que realmente sucede allí, muchos agentes saben lo que está pasando pero temen hablar por posibles represalias.

Lo mas grave es que se maneja la información que a los policías que destituyen por estar presuntamente incursos en hechos delictivos, no son destituidos e investigados como se ha hecho creer, sino que los suspenden con goce de sueldo, y los envían a sus casas y luego de dos o tres meses los vuelven a reincorporar. Esperamos que el Ministro Rodríguez Chacín se aboque a esta situación y los Fiscales del Ministerio Público nos ayuden a salir de esta pesadilla, investigando lo que realmente está pasando y puedan llegar hasta el nivel de complicidad que exista, ya que ni siquiera el Gobernador (Morel Rodríguez) se debe hacer de la vista gorda, debido a que como máximo representante del ejecutivo regional la ley le acarrea un grado de responsabilidad.


reinaldosilva119@hotmail.com.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2007 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a57361.htmlCd0NV CAC = Y co = US