¿Dónde encontrar a los beneméritos que dirigirán a la Patria? (continuación)

Después de la pasada introducción donde trate de dibujar los rasgos, que ojala mantengan muchos compatriotas, tenemos que seguir buscando la formula que nos permita encontrar a los venezolanos y venezolanas con una conciencia patriótica a la altura del ideal bolivariano. Para revertir nuestros males y llevar a la patria al sitial que le corresponde, hacen falta muchos hombres y mujeres que la quieran verdaderamente y no de la boca para afuera.

¿Podemos pensar que los que se comen la luz roja, los que irrespetan a los peatones y estos a sus conciudadanos cuando estorban el paso, construyen tarantines en espacios públicos o tiran basura en la calle, que aman a Venezuela? ¡Seguiremos calándonos la ineficiencia e incapacidad de muchos de los elegidos para hacer que la ley que minimiza estos males se cumpla!

Seguiremos aceptando que sin consulta clara y generalizada el gobierno revolucionario siga pactando con los enemigos, irrespetando con esto a una gran mayoría de bolivarianos, que ya conocemos la historia de traiciones desde Monteverde, Santander, Páez, Gómez, Teodoro y Pompeyo para nombrar algunos de los que traicionaron ideales y compañeros de lucha.

Leyendo un articulo en aporrea titulado “El Revolucionario: un humilde ser superior” Por: Rubén Mendoza, Presidente de la Fundación La Voz Del Valle de Caracas; decidí sin su consentimiento reproducir algunos de sus párrafos, donde se puede tener una visión de cómo deben ser los beneméritos que dirigirán a la Patria a lo sublime, y nos muestra como detectar a los manejadores y aprovechadores de oficio que mantienen al proceso ineficiente causando la decepción de muchos, que saben que si no se va hacia la transformación verdadera (no paralela) de la Patria, se corre el peligro de perder esta nueva oportunidad para Venezuela y su Pueblo tantos años maltratado y tantas veces sepultadas sus esperanzas y sus sueños:

“…Y es que el revolucionario es excelente y superior por su ética, su moral, su humildad de corazón y su alto sentido humano. Como lo apuntaba el CHE "este tipo de lucha nos da la oportunidad de convertirnos en revolucionarios, el escalón más alto en la especie humana; y también nos permite graduarnos de hombres".

En cambio, aquel que adapta sus ideas a las circunstancias que lo rodean, domesticándolas, nunca puede llamarse revolucionario. Así como tampoco el que concibe un bien y no lo practica; el que invoca la verdad y juega con la mentira; el que predica la honestidad y planifica estafas; el que ama la justicia y nunca es justo; el que exige piedad y golpea al prójimo; el que exige lealtad y es traicionero; el que exalta el patriotismo para provecho personal; el que predica voluntad y es servil; el que habla de dignidad y se arrastra; el que profesa amor al pueblo y sólo lo manipula; el que dice tener ideales y no se atreve a contrastarlos, porque no son propios.

Y sin duda, el que usa un doble discurso y practica la intriga, ése jamás puede llamarse revolucionario, y en algún momento su disfraz se le cae; para esos su horizonte siempre se limitará a la egoísta postura de defender su bienestar personal, su familia, su secta, su facción o camarilla, encerrados en un fanatismo que les impide extenderlo hasta la esencia humana, constituyendo un freno para conquistar cambios y nunca harán revolución, ya que esta es tarea de revolucionarios; justamente los que deberían apuntalar el actual proceso, para su avance y consolidación…”

Más claro y conciso no pudo ser el compatriota Mendoza y con su escrito me facilitó presentar lo que me seria muy difícil de explicar pero que es una necesidad perentoria porque como mienta el comandante Alí “la inocencia no mata al pueblo pero tampoco lo salva, lo salvara su conciencia y en eso le apuesto el alma”

Es evidente que todavía no hemos superado el egoísmo e individualismo, inoculado por el viejo mundo plagado de taras, vicios y ambiciones malsanas; acentuadas por los aventureros que se lanzaron a los mares con la idea de conquistar nuevas tierras, apoderarse de sus riquezas y esclavizar a sus pobladores. Simple retaliación de lo que sufrió siempre la Europa, subyugada o destruida por los que se creían mas fuertes, nobles o poderosos. Sin embargo, Bolívar, siempre visionario, lanzó aquella premisa “hemos sido dominados más por la ignorancia que por la fuerza” y desde entonces nuestros elegidos no han captado la profundidad de esta verdad y en vez de preparar a su pueblo para que pueda competir con el mundo entero, han seguido utilizando esa formula para continuar subyugándolo y utilizándolo para alcanzar sus deseos personales sean estos guerreros, filantrópicos o corruptos.

Quizás este yo equivocado pero creo que la mayoría que escribe en aporrea y me incluyo, debe hacerse un análisis de conciencia revolucionaria y hacer honor al clamor de Bolívar por la unidad para hacer desde nuestra tribuna una campaña, que obligue a las autoridades competentes, para la seguridad y formación ciudadana de nuestra gente, ha utilizar todos los recursos necesarios para recuperar lo más preciado de un ser humano el amor y el respeto por lo que lo rodea y hacerles salir de la ignorancia política para elegir con mayor tino entre aquellos que se han superado en la vida sin tener que robar, estafar o vivirse al Estado y sobre todo, tomando en cuenta su demostración de repudio hacia todo lo que trata de vulnerar a la Patria o a su Pueblo.

Sigo proponiendo como lo han hecho muchos, que se publique un resumen de la vida social, política y administrativa de todos aquellos candidatos para cargos públicos para que así cada ciudadano conozca algo de quien se encargará de regir y administrar cualquier espacio geográfico, en que se subdivide la patria, con el fin de buscar para todos la mayor suma de felicidad posible.

luisdiaz152@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3026 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a40644.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO