Repuestos punto.com de El Tigre se burla de los clientes

En varias oportunidades había oído malos comentarios de amigos sobre la tienda de venta de repuestos automotrices PUNTO.COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS, Rif. J403550034, ubicada en el sector Vea, vía El Tigre- El Tigrito, en la avenida Jesús Subero. La misma forma parte del llamado GRUPO PUNTO.COM, C.A.

La primera anormalidad que percibí en esta empresa es que no emiten facturas de ventas, ni cuando el pago de hace en bolívares ni tampoco si se cancela en divisas, Las tantas veces que acudí a reclamar mis derechos por una venta que me parece fraudulenta, observé ese modus operandi en las cajas.

De manera particular acudí a comprar una pieza para un Daewoo Matiz 2002, consistente en el módulo del distribuidor. Se ofrecieron a conseguirlo en 24 horas.

Al día siguiente, vía telefónica, me dicen que tienen la pieza y que haga el pago, el cual equivalía en bolívares a 45 dólares, pero por tasa paralela especulativa.

Esto representa una segunda falta operativa y administrativa, violadora de las regulaciones cambiaras establecidas en la ley; significando por tanto un delito financiero y comercial.

Si bien cancelé el monto especulativo en bolívares, y le envié por whatsApp el capture de la transferencia por sistema de Pago Móvil, más foto de mi cédula de la identidad, con la anotación expresa y directa al vendedor de que me emitiera factura, ésta no me fue entregada con el repuesto, tampoco después de recibirlo.

El módulo o repuesto en cuestión vino sin sello de originalidad ni empaquetado hermético, sino con unas extrañas rayas o peladuras en el eje central, que de inmediato les señalé, pero alegaron "defectos de fábrica".

En todo momento demandé que el repuesto fuera original, y no piezas semejantes que me pusieron como alternativas. Por ser original el vendedor le aumento diez dólares (10$) más. De este modo, el costo de la pieza se transó en cincuenta y cinco dólares (55$). Una absoluta locura. Un abuso.

Esto representa una tercera anormalidad o engaño, puesto que cuando se cancela una pieza específica para un auto Daewoo Matiz año 2002 y se me cobran 45$, en primera instancia, en ningún momento se aclara ni tiene lógica que sea una pieza de otra marca de auto o modelo de vehículo; o que cuesta más porque la pieza vino de Maracay hasta El Tigre y que aumenta de precio por ser "original". Esto último no es de la responsabilidad del comprador. Cada cual se entiende con sus proveedores.

Esos diez dólares por la "originalidad" del producto es vulgar engaño, especulación y ardite. Una viveza. Por tanto, suma al caso nuevos elementos tentativos de estafa.

Una vez llevado al módulo al mecánico para su instalación, éste no emitió absolutamente ninguna señal eléctrica. "Está golpeada y quemada" fue el diagnóstico del mecánico. Para descartar dudas, busqué otro mecánico, y otro, y los tres coincidieron en el mismo criterio: El módulo no funciona, está dañado.

Volví a la tienda de PUNTO.COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS para que se me hiciera el cambio del producto o la devolución del pago, como se había acordado el día de la compra. Sin embargo, la empresa había forrado las vidrieras con enormes letreros de "NO NOS HACEMOS RESPONSABLES POR PARTES ELECTRICAS". Cuando compré el módulo un letrero decía lo contrario: aceptaban devoluciones por piezas defectuosas. Ese es un derecho inviolable de todo comprador.

Empecé a investigar entre los amigos y me manifestaron dos casos concretos de estafa por parte de PUNTO.COM REPUESTOS Y CARROCERIAS. Uno consistió en un alternador para Toyota Hilux que costó doscientos ochenta dólares (280$) y vino inservible, pero jamás hubo reposición del producto ni reintegro del capital, porque "esas son las políticas de la empresa". ¡Vaya políticas se gastan estas fieras!

El otro amigo compró una pieza para una camioneta Chevrolet, y el procedimiento, desagradable y doloso de PUNTO.COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS, fue el mismo. La plata de estos amigos, como la mía, se perdió.

Acudí a la sede del Seniat de El Tigre y puse la denuncia respectiva, por la NO ENTREGA de la factura de compra, y supuestamente se tramitaría la multa respectiva a PUNTO.COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS PUNTO.COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS.

También tramité lo pertinente ante el SUNDDE, pero se me informó que no podían hacer nada por la carencia de factura.

Aparte de discutir con la gerente del local, no hubo ni solución amigable ni acuerdo de ningún tipo (cambio de pieza o reintegro del capital), porque esas son "políticas de la empresa".

En varias oportunidades les di la opción de que buscaran una captadora para comprobar, en su presencia, si el módulo emitía o no la carga eléctrica requerida; desechando la prueba de contacto separado que ellos hicieron con un TESTER, porque según los electromecánicos, esta prueba no refleja la continuidad eléctrica de los cuatro pin de contacto al mismo tiempo, aunque por separado emita alguna señal. El tester no es la pieza adecuada para probar el módulo sino la capatadora.

Dada su actitud hostil y negativa, para nada colaborativa,opté por dejarles la pieza sobre el mostrador, porque no me servía absolutamente para nada, y según el cajero que me atendió, "la pieza se la llevó alguien". "Se perdió". ¡Qué ingenuidad!

Aunque la empresa tiene cámaras internas y externas, ellos no vieron quien "se la llevó"

Ante esta situación me reservo las actuaciones jurídicas a que tengo derecho como comprador afectado, puesto que si como usuarios compramos un televisor, un bombillo o un ventilador y estos aparatos se prueban antes de ser entregados; es de suponer que el mismo criterio aplica, por ley, para un repuesto eléctrico automotriz, y que la artimaña de NO ME HAGA RESPONSABLE POR PARTES ELECTRICAS tiene la misma connotación criminal de quien dispara con un revólver al centro del pecho de alguien y luego dice "no me hago responsable de la bala".

Por toda esta situación, conmino a las autoridades fiscales y nacionales a meterle el ojo a esta empresa y que nos faciliten algún mecanismo de reclamo, de denuncia y de actuación judicial para que otros potenciales clientes no se conviertan en víctimas de patrañas, engaños, estafas y robos descarados de sus erarios, fondos y dineros en detrimento de la salud física, patrimonial y emocional, por cuanto las rabias, la impotencia y ratos desagradables, así como gastos conexos para poder acudir a la sede de PUNTO COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS para los reclamos pertinentes, acarrean otras afectaciones de orden económico y sicológica.

Mi consejo final es NO COMPRAR REPUESTOS O PIEZAS ELECTRICAS EN PUNTO:COM REPUESTOS Y CARROCERÍAS EL TIGRE, avenida Jesús Subero del sector Vea.

¡Ya basta ya!

¡No a la impunidad!

¡No al abuso!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2317 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: