Maltrato a familiares y pacientes en Hospital Vargas de La Guaira

El bloqueo criminal contra nuestra patria afecta con más énfasis al sector salud en cuanto a la dotación de medicinas y equipos médicos y lencería a los centros hospitalarios, pero existen otros factores adicionales, como las relaciones humanas del personal que labora en los centros hospitalarios.

El caso concreto que le corresponde mal vivir a familiares y pacientes que deben asistir para emergencia u hospitalización en el Hospital "José María Vargas" del estado La Guaira. La atención médica es buena salvo excepciones, atienden con prontitud las emergencias, La situación es crítica cuando se trata del personal de Enfermería, Servicios Generales o de Seguridad. Por ejemplo, familiares denuncian que transcurren horas cuando se trata de colocar la vía para el tratamiento intravenoso, cambiar el dispositivo cuando está dañado o causa dolor en el paciente. Pues bien, la enfermera de guardia tarda mucho tiempo y si hay reclamo se enoja y no hace su trabajo como debe ser. Un médico se quejaba cuando el familiar de un paciente le hizo la observación: "ellos vienen, no la mayoría, a dormir en el hospital", expresó el galeno, quien tuvo que cerrar el dispositivo por donde emana el suero u otro medicamente.

Minutos después apareció la enfermera y le reclamó en forma airada al familiar del paciente.

Otros o muchos incidentes ocurren con los trabajadores de Seguridad, quienes extreman medidas que afectan a los familiares de quienes están hospitalizados. El pasado domingo impidieron que el esposo de una paciente entrara al cuarto a retirar el bolso, teléfono celular y otras pertenencias alegando que se permite un familiar por paciente. De acuerdo, pero impedir que retiren la muda de ropa para asearla o que no te den entrada para retirar tus pertenencias raya en lo extremo. Estas personas, la mayoría jóvenes, no tienen cultura por el respeto a los demás ni a los adultos mayores. Te amenazan con que no te dejarán ingresar en la próxima oportunidad. El respeto es cosa ajena para ellos.

El director o a quien competa debe corregir esta situación. Desde el alto Gobierno, nacional, regional o municipal, se hacen los correctivos necesarios para que la salud sea la prioridad, pero con personal con las características arriba citadas dejan mal a quienes trabajan en beneficio de la salud de todas y todos. Ojalá sean hechos aislados y no una política de seguridad errada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 524 veces.



Alcides Castillo

Periodista-Politólogo-Especialista en Sistemas y Procesos Electorales

 acastillo472@hotmail.com

Visite el perfil de Alcides Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alcides Castillo

Alcides Castillo

Más artículos de este autor