Indolencia y corrupción

En el acto de juramentacion , el Presidente Maduro, se refirió a uno de los males que está padeciendo la administración pública , calificándolo de Indolencia. Este calificativo que significa flojo, perezoso, no es el único que puede aplicarse en el actuar de muchos funcionarios públicos y de otros ciudadanos que no ejerciendo cargos públicos tienen una responsabilidad en el acontecer político y económico del país. Existe además , desidia que significa negligencia, descuido, omisión en la mayoría de servicios públicos del estado y privados que crean angustia, zozobra, mal humor, pérdida de tiempo y de eficiencia productiva para la mayoría de la población económicamente activa.

Comenzando por las colas en los bancos, supermercados , abastos y panaderías , estaciones de gasolina,hospitales, transporte público y en oficinas gubernamentales para tramitar cualquier documento o requisito obligatorio .

En los bancos tanto públicos como privados , las colas se hacen no sólo porque ha aumentado el número de clientes sino también por la reducción del número de taquillas activas , y las que están activas ,los cajeros se dan el lujo de retirarse por cualquier pretexto y así retardar más a los clientes en la cola. Hacer cualquier trámite con los promotores significa perder un día o quizás más porque los requisitos cambiaron y deben buscarse otros . Un retardo adicional en las colas lo constituyen las caídas de voltaje o apagón y la respectiva falla del sistema.

Los supermercados y otros abastos, cuando no son las colas para entrar a comprar , nos agarra la cola para pagar . Similar a los bancos la cola para pagar es debido a las pocas cajas abiertas y el retardo de atención al cliente es debido también al pago con tarjeta de debito con puntos de venta con múltiples problemas de respuesta.. Al momento de pagar algo sucede para paralizar la cola, la tarjeta no pasa, operación fallida o negada pero la cantidad es debitada por el banco y el cliente después de haber sufrido una larga cola se va sin sus productos o también sucede un apagón , se va el sistema por horas y los clientes tienen que retirarse sin poder hacer la compra .

Últimamente en Maracaibo , reponer la gasolina del vehículo es un vía crucis , la cola normal puede que no camine porque bachaqueros que le engrasan la mano al guardia y al bombero o aparece de pronto un funcionario influyente que se salta la cola ( viveza criolla) sin la debida consideración de los que están en la cola.

La atención en los hospitales cada vez va de mal a peor. El paciente no recibe la atención necesaria , porque faltan insumos hospitalarios y el paciente tiene que recorrer farmacias para conseguir el medicamento u otros materiales quirúrgicos necesarios, aquí si se puede afirmar que la indolencia juega garrote dentro del personal, tanto médico y paramédico y que decir del personal obrero de mantenimiento.

El transporte público es la peor calamidad a que se enfrenta a diario las personas de a pie y que requieren el servicio para trasladarse a sus trabajos o cumplir con cualquier otra diligencia. Estudiantes, obreros, empleados se enfrentan diariamente al exasperante mal servicio del transporte público. La falta de unidades en las principales rutas sobrecargan a las pocas que medio cumplen con el servicio, exponiendo la seguridad y la vida de los usuarios.La escasez de buses y otros medios idóneos de transporte a dado lugar a improvisar camiones o camionetas de carga no aptos para pasajeros ( perreras) y con consecuencias funestas para la población de a pie.

La indolencia y la desidia en las diferentes oficinas gubernamentales donde la gente tiene que recurrir, con pocas excepciones, es el pan nuestro de cada día. Es un monstruo de mil cabezas, los trámites sólo caminan si de por medio hay una coima que la aligere . La corrupción esta generalizada a todos los niveles. Personal militar y policial hacen su agosto con el matraqueo en las carreteras a la caza de los que transportan mercancías y no han cumplido los requisitos de traslado o con los bachaqueros de gasolina y otras mercancías destinadas al contrabando de extracción , estos últimos ya tienen incluso el pago adelantado en todos los puestos de control que los lleva a la frontera.

A lo largo de la historia de nuestro país , la corrupción siempre ha existido a todos los niveles pero ahora tenemos un ingrediente adicional que incita a la corrupción , a la indolencia y a la desidia y es el bajo salario percibido por el trabajador asalariado que con la actual hiperinflacion no alcanzan para un día de alimentación . La mayoría de estos funcionarios se corrompen por la necesidad de conseguir otro dinero " extra" para poder sobrevivir.

La falta de motivación para realizar su trabajo , ser más eficientes tiene que ver con la capacidad adquisitiva de los actuales salarios que perciben la mayoría de los trabajadores ( intelectuales y obreros) que laboran tanto en la administración pública o la privada.

Como se le puede exigir a una persona que rinda en su trabajo , si ha ido a su puesto de trabajo con un miserable bocado o sin nada en el estómago porque su salario no le alcanza para cubrir tan siquiera el gasto diario de alimentación para él y su familia?

Para acabar con la indolencia, la desidia y la corrupción no basta con aplicar sanciones o penas de cárcel , primero debemos resolver el problema del poder adquisitivo de todos los trabajadores tanto de la administración pública como privada.

Señor Presidente y señores constituyentes de la ANC , la única forma es anclar el salario a una divisa de libre convertíbilidad como el dólar. Tenemos que admitirlo,no podemos taparnos los ojos, si queremos salir del atolladero debemos usar la misma medicina que el enemigo nos suministra. La dolarizacion es un hecho en nuestra economía y dólar Today manipula ese hecho devaluando nuestra moneda para hacernos trizas la capacidad adquisitiva del salario en bolívares. .No se trata de pagar en dólares el salario sino referenciarlo al dólar para que el salario no sea expropiado por los que todavía tienen el poder económico en Venezuela.

Cuando se hizo en agosto del 2018 la reconversión monetaria, el salario mínimo se llevó al equivalente de treinta dólares mensuales y los trabajadores asalariados tuvieron un momento de gloria , al poder tener mayor poder adquisitivo y satisfacer así las necesidades diarias de alimentación y salud. Ahora ese mismo salario no equivale ni a dos dólares mensuales. Cualquier intento de aumentar en bolívares el salario mínimo se traduce de inmediato en más devaluación inducida de nuestra moneda y empeora la capacidad adquisitiva del salario.

La única salida por tanto, es fijar el salario en dólares y dejar que el tipo de cambio lo fije el mercado de divisas eliminando el sistema oficial DICOM, de esta manera se logrará un equilibrio con oportunas intervención del estado.

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 449 veces.



Ángel Casanova


Visite el perfil de Ángel Casanova para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a274217.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO