Sr. Maduro usted se preocupa por 1.400 millones de dólares secuestrados, nosotros por más de 500.000 millones de dólares que nos fueron robados

Usted nos informa que Estados Unidos de Norte América y los países que conforman la Unión Europea secuestraron (¿?) 1.400 millones de dólares que el Estado venezolano había destinado a la adquisición de insumos para el sector salud (www.aporrea.org/actualidad/n328550.html).

Trata de explicarnos que al momento de cancelar la factura por los insumos el dinero fue arbitrariamente retenido, sin aportarnos detalles del ente que se los apropió. Seguidamente nos indica que esa acción delictiva obedece a razones políticas e ideológicas (¿?) sin entrar en mayores detalles o razones.

En su informe a la nación no indica cuál fue la institución financiera (banco) que nos despojó de esa fortuna, es decir el ente ejecutor del secuestro (¿?). Tratándose de dinero y transacciones comerciales intuimos que se trata de un despojo de algo que nos pertenece (1.400 millones de dólares), en todo caso de una expropiación; por tanto el ente financiero donde teníamos depositados esas divisas debe responder por su temeraria e ilegítima acción, porque los dólares nos pertenecen y el banco no puede sino entregarlos (en pago) al proveedor de los insumos, como debe constar en contrato previo a la negociación. Ni EEUU ni la UE nos arrebataron los churupos de la mano, el banco debe haberlos entregado a los facinerosos y esa acción merece nuestra demanda al ente que debe responder por lo que allí tenemos depositado (suponemos que tenemos muchos más dólares depositados en esa institución).

Igualmente, los que según usted se apropiaron de nuestra propiedad (dinero) tampoco pueden hacerlo alegremente, sin ley ni norma que regule su acción, y mucho menos argumentar en su descargo que nos despojan de lo nuestro por razones políticas e ideológicas, tiene que haber una razón financiera de peso y organismos internacionales donde acudir ante tal despojo, robo o arrebato. Por tanto lo de Borges es tangencial al hecho, a menos que se haya quedado con parte de los churupos o participado en el arrebato.

Debemos reclamar nuestro dinero a quienes nos lo han birlado: la institución financiera que sin nuestra autorización lo entregó a otras manos y los dueños de las manos que secuestraron las divisas y para eso existe todo un procedimiento legal porque el hecho no ocurrió en el "lejano oeste" como solía ser la norma en el país del norte. Y si fue un secuestro los delincuentes deberán estar pidiendo algo a cambio de regresar el dinero.

Disculpe señor presidente pero esto nos huele a cuento, sobre todo si recordamos el que recién nos echó de la empresa aérea que retuvo los contenedores con los billetes de nuevo cuño que debían ingresar al país en determinada fecha y todos estábamos desesperados esperando ¿Puede una empresa aérea cualquiera hacer lo que le venga en ganas sin que nosotros le demandemos por incumplimiento de contrato? Y en el caso que nos ocupa ¿puede un banco cualquiera entregar a otro particular lo que nos pertenece sin que nosotros le demandemos por ello?

Si la cosa es así: ¿Quiénes y ante quiénes son responsables de las muertes que han acaecido en el país por falta de esos insumos? ¿Responsabilizamos a Borges o al ente financiero y a las naciones que osaron tremenda villanía? Porque es un acto cruel, irresponsable y atentado contra los derechos humanos el que se ha cometido, además es un delito financiero, por tanto debe ser juzgado como crimen de lesa humanidad y sancionado como delito financiero ante instancias internacionales según el derecho internacional público ¿o los villanos (EEUU y UE) no tienen quién los meta en redil?

Si el gobierno nacional no procede de esta manera (en este y en el caso de los billetes) estaremos ante un gran engaño de parte suya. De paso, recordamos la ocasión en que los titulados "narco-sobrinos" fueron detenidos en suelo haitiano, por autoridades no haitianas, y a ciudadanos que según declaró la primera combatiente poseían pasaporte diplomático. No reclamamos nada: ni al gobierno haitiano ni a las autoridades (¿?) extrajudiciales que si cometieron secuestro. El Estado venezolano quedó mudo, su gobierno no actuó, y los muchachos hoy encarcelados por un cuentico mal echado.

Bueno pero lo que más nos preocupa es que usted señor presidente no esté enterado de los más de 500.000 millones de dólares que desaparecieron de las manos de CADIVE. Entérese presidente, hace ya varios años que solicitamos auditoría pública de los fondos administrados por ese ente del Estado venezolano y hasta la fecha el Poder Moral ha negado ese derecho constitucional.

Claro, sabemos el porqué de la negativa a practicar una auditoría pública: más por acción que por omisión los ciudadanos al frente del Ministerio de Planificación y Finanzas, CADIVE, CENCOEX y el Banco Central de Venezuela son los responsables directos de ese robo a la nación. Usted conoce de vista, trato y comunicación a todos ellos pues formó gobierno con ellos. Fueron unos y otros siguen siendo parte de su equipo de gobierno, además de allegados íntimos como lo son el "Chino" Khan, Eudomar Tovar y Alejandro Fleming.

Entérese, señor presidente, que hace dos meses en Dubái se celebró una conferencia para tratar el tema de la reconstrucción de Irak, a la cual asistieron los mismos actores que contribuyeron a destruirla. Ante esa audiencia, la delegación iraquí presentó un presupuesto de 80.000 millones de dólares para tal fin y nosotros estamos tras la pista más de 500.000 millones de dólares que pertenecen al pueblo venezolano y forman parte del gran desfalco a la nación.

Hacemos esa acotación porque usted señaló que "...mientras Borges huyó del país...aquí hay un Gobierno Revolucionario trabajando y buscando soluciones para atender al pueblo". Imagínese usted y todo el pueblo venezolano si nosotros llegásemos a recuperar solamente la mitad de lo robado, para no decirlo todo, como en su momento haremos. Con poco más de 250.000 millones de dólares quedará chiquito su "plan de acción para las mejoras del sistema público de salud a escala nacional". Tendríamos suficientes recursos para la reconstrucción y reestructuración completa de todo el país.

ATRÉVASE, señor presidente, así "caiga quién caiga" como le es frecuente amagar. La "Auditoría Pública" es la única solución ante la crisis más espantosa que hayamos padecido como nación, por eso la seguiremos exigiendo y con el agregado de "Participación Ciudadana" porque ya no confiamos más en los entes de Estado que están obligados por la Constitución Nacional a practicarla.

¿Nos acompaña o se restea con los ladrones?

panchojalegria@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2704 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pancho Alegría

Pancho Alegría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a266720.htmlCd0NV CAC = Y co = US