Si yo fuese Nicolás Maduro (para estabilizar los precios en forma justa y soberana)

Es muy fácil ver los toros desde la barrera y muy difícil ponerse en los zapatos del otro. El Presidente Maduro está haciendo un esfuerzo inmenso por resistir a esta guerra multidimensional con la que nos agreden desde afuera y desde adentro. Errar es humano, seguramente ha cometido algunos errores de acción y de omisión, pero nadie puede negar que ha resistido con valentía teniendo al pueblo siempre como prioridad. A quienes reclaman más beneficios para el pueblo les digo con Bolívar: "primero el Ser, luego la forma de Ser"; lo primero es resistir al imperio, no doblegarnos.

Dicho eso voy a atreverme a dar mi opinión, humilde pero válida. Me atrevo por considerarme un revolucionario activo, pendiente de la situación nacional, participo en colectivos y leo y analizo con afán las propuestas de muchos. Desde varios colectivos hemos hecho propuestas públicas. Me motiva ahora más el hecho de haber vivido la realidad intensa de los venezolanos que migran a Colombia; viajé por once días, en bus a Bogotá, compartí con ellos, hablé con venezolanos y colombianos, lo que me ayudó a mejorar mi visión, sobre todo el haber hecho el viaje compartiendo sus carencias.

Sólo incluyo algunas propuestas, principalmente para la estabilización económica. Por supuesto hay muchas cosas por hacer, y deben tomarse medidas en forma integral. Me limito a algunas.

1. Lo primero es la galopante inflación. Y nuestra inflación es inducida, principalmente por la inestabilidad de la paridad dolar - bolívar y la poca oferta de dólares. Lo que nos afecta no es tanto lo alto de la relación bolívar-dólar, sino su inestabilidad, y el no estar atada a la economía sino ser especulativa, política. Para controlar la inflación debemos atacar la paridad dolar - bolívar. Me uno a los que piensan que es necesario establecer una relación fija Petro - Bolívar. El Presidente ha hecho un gran trabajo con el Petro para superar el bloqueo financiero, logrando captar divisas saltando los controles de la banca internacional. El Petro se ha posicionado como un criptoqactivo fuerte y ha jugado un papel fundamental en esto. Pero para derrotar la inflación queda por hacer algo: fijar la relación Petro - Bolívar. Si fijamos, por decir un valor, el Petro a 200.000 bolívares, como ya sabemos que equivale en principio a un barril de petróleo, y si éste está a 70$, nos resulta una relación indirecta de alrededor de 3.000 Bs/$, que sólo dependerá de la variación del precio del petróleo. Por tanto, Dolar Today y aliados perderán su poder de manipulación, y la paridad real tenderá a moverse a ese valor, lo que nos deja en una relación de equidad con Colombia, por cierto. Otra opción, alternativa o complementaria, es el Bolívar Oro, pero siempre atando el precio del mismo a bolívares, a una relación fija. En cualquier caso, siendo nuestras reservas de recursos abundantes, la clave es ofrecer el Petro (o el Bolívar Oro) en abundancia, de modo que no haya escasez del mismo y toda persona que necesite la criptodivisa pueda accesarla. Todo esto va acompañado con las medidas de incentivo del uso del Petro que ha sabiamente tomado el Ejecutivo. Por supuesto, creo que esto implica mantener el control de cambio, pero con un valor único.

2. Una vez atacada una de las raíces principales de la hiperinflación, faltaría aún otra cosa antes de pretender estabilizar los precios: Parar el contrabando de extracción. Y la única forma es eliminar lo que lo incentiva: los precios diferenciales. Yo pondría la gasolina a su verdadero costo y subsidiaría (parcialmente, disminuyendo el subsidio progresivamente) al conductor a través del Carnet de la Patria. En Colombia un litro de gasolina cuesta unos 2.000 pesos (pero a escondidas lo venden a 1.500, contrabando desde Venezuela). Si el conductor recibe un subsidio equivalente a la cantidad de litros que consume, el aumento de la gasolina no afectará significativamente al usuario. Habría que controlar que el conductor efectivamente preste el servicio al pasajero o de carga, a través de las Comunas.
Igualmente con los principales productos de primera necesidad: que se vendan a su costo real y subsidiar al consumidor a través de Hogares de la Patria. Cada familia pagaría los productos a su valor en el mercado pero recibiría el subsidio, en lugar de subsidiar al gran productor.
De esta manera se elimina el incentivo al contrabando de extracción. Y creo que ayudaría a detener el contrabando de los billetes venezolanos.

3. El control de precios ahora sí sería posible, estableciendo mesas de diálogo en las que se analice el costo real de los bienes y servicios. Creo que con el apoyo de la tecnología ya es posible establecer el valor de cada producto o servicio en función a las horas de trabajo que contiene, de modo que se establecería una relación justa entre los precios de los diferentes servicios y productos. Se establecería relaciones en horas de trabajo entre los diversos productos y servicios, y por supuesto, una relación bolívar-hora de trabajo- Los precios en Venezuela hoy no guardan una relación racional, no es posible que con lo que cuesta un café con leche en la calle se pueda viajar toda una semana Guatire - Caracas, por ejemplo.

Estas mismas mesas de diálogo fomentarán la producción, dando grandes incentivos a los pequeños y medianos inversionistas, EPSs, Cooperativas, UPF, etc., pues hay que descentralizar la propiedad de los medios de producción y distribución. La baja producción también genera inflación (por la escasez), pero la hiperinflación es inducida, política. Yo participo, por ejemplo, en una Cooperativa que está impulsando una fábrica de harina de maiz, y !necesitamos apoyo!

4. Mientras no haya reciprocidad del lado colombiano, yo fijaría la inconvertibilidad del bolívar y el peso. Sólo a través del Petro (y del dólar, eventualmente, que ya estaría bajo control). Quien teniendo pesos, quiera bolívares, tiene que comprar Petros primero. Y viceversa. Establecer casas de cambio en la frontera con suficiente oferta.

5. Los CLAPs seguirían siendo necesarios mientras estemos en guerra, por su importante labor, no sólo en la distribución de alimentos casa por casa, sino en la organización del pueblo y fomento de la conciencia política

6. Una vez hecho esto estaríamos en condiciones de establecer el nuevo cono monetario.

7. En cuanto a la entrega de divisas, cuando se hagan, darlas como crédito que deba ser cancelado (ver Julio Escalona).

8. Creo que debemos seguir transfiriendo nuestras ventas de petróleo a otros clientes diferentes al norteamericano.

9. Maximizar el uso de dinero electrónico: puntos de acceso, transferencias y pago desde celular, con el Carnet de la Patria, para minimizar el uso de dinero en efectivo.

10. La tecnología de Blockchain es poderosísima y puede ayudarnos a fortalecer todas las políticas del Estado, el Carnet de la Patria, los registros de identidad, de propiedad, las consultas públicas, etc. Todo lo propuesto arriba es susceptible de ser apoyado en Blockchain

11. Un aspecto que afecta también la economía es la baja producción, producto de la baja actividad de algunas empresas, el sabotaje, la quintacolumna. Pienso que las anteriores medidas ayudarán a aumentar la producción, concertando con las Comunas, Cooperativas, EPSs, UPFs, pequeñas y medianas empresas, empresarios nacionalistas, etc. Pero los quintacolumna están ahí y hay que hacer algo para combatirlos. El delito de "Traición a la Patria" puede ser desarrollado con precisión, con penas ejemplares, para atacar los casos de comprobada obstrucción, desidia y sabotaje. Colocar Ministros eficientes y honestos que supervisen cada despacho. Involucrar más a los Consejos Obreros y al Poder Popular en la supervisión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1932 veces.



Leopoldo Alberto Cook Antonorsi


Visite el perfil de Leopoldo Alberto Cook Antonorsi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a265020.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO