¿Dónde está la protección al pueblo? A la SUNDDE e instituciones públicas

Estamos aquí para proteger al pueblo venezolano”. Hugo Chávez

 

ACCIÓN Y REACCIÓN EN LA POLÍTICA MAQUIAVÉLICA (DECÁLOGO PARA LA INTERVENCIÓN): 1.- Sectores empresariales acaparan alimentos y medicinas usando los controles que poseen sobre estos productos fundamentales.

2.- Impiden que ingresen a la nación usando bloqueos o saboteos internacionales y nacionales.

3.- Generan escasez, desabastecimiento generalizado y especulación en los precios.

4.- Crean situaciones de neurosis, malestar social y rabia popular.

5.- Usan a los medios de comunicación para enviar noticias, imágenes y videos con las consecuencias de lo que ellos mismos han generado.

6.- Magnifican la pobreza, desnutrición, saqueos, anaqueles vacíos, gente llorando, enfermos muriendo, personas hurgando en la basura, miseria. 7.- Achacan al gobierno la causa de estos problemas.

8.- Acuden a la comunidad internacional exigiendo intervención de la patria, disfrazada de "ayudas humanitarias".

9.- Producen pronunciamientos de gobiernos y organismos multilaterales controlados por el imperio para justificar la intervención.

10.- Luego de haber llevado a la nación a situaciones de exasperación total intervienen directa o indirectamente, colocan gobiernos títeres y roban las riquezas de esa nación. Ver lo ocurrido en Chile (1970), Granada (1983), Nicaragua (década de los ´80), Afganistán, Irak, Libia y Siria (años 2000). Es el mismo formato que se aplica a Venezuela desde Chávez y ahora desde el 2013.

Todos vivimos desde hace cuatro años aproximadamente, pero sobre todo en los últimos meses, una cruel contingencia que tiene a la población contra la pared, como se dice en lenguaje popular. No hace falta especificar ningún producto en particular, ya que cotidianamente sufrimos los embates de una economía criminal, inclemente contra el pueblo todo. Aumentos indiscriminados, como le da la real gana a los comerciantes, tanto formales como informales, han desatado una terrible situación hiperinflacionaria, de la cual se aprovechan personas y establecimientos inescrupulosos que ha llevado al pueblo venezolano a sufrir lo que otras naciones como Chile en los años ‘70 y Argentina en los ’90, entre otras.

Es una economía criminal en la que la ganancia, el lucro y la rentabilidad se imponen como valores esenciales cuando los valores humanos deben ser los de la solidaridad, el compartir y la equidad, En fin, una manifestación más de la perversidad del sistema capitalista que reina en nuestra Patria aún. Sin embargo, las sociedades generan mecanismo regulatorios para proteger a sus habitantes de los embates del individualismo y de quienes detentan el poder económico. En Venezuela, tanto en la Constitución como en las leyes se han desarrollado estos mecanismos e instituciones que hoy se ven avasallados por la realidad socio-económica impuesta. Una de estas instituciones en la SUNDDE. Veamos.

Según se lee en la Visón de la SUNDEE: “La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos de Venezuela (SUNDDE), tiene como principal objetivo proteger los derechos individuales, colectivos y difusos del pueblo venezolano de los delitos socioeconómicos tipificados en la Ley Orgánica de Precios Justos, la cual se hará mediante fiscalizaciones e inspecciones practicadas por los funcionarios del organismo, quien podrá solicitar el acompañamiento de efectivos de seguridad del Estado, tal como se establece en la ley”.

Existe un marco regulatorio protector de los ciudadanos venezolanos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la Ley Orgánica de Precios Justos, de enero 2014 y en la más reciente Ley Constitucional de Precios Acordados, promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente. En todos estos instrumentos se establecen las políticas generales para abordar la situación socio-económica nacional y en específico, la política pública específica para determinar los precios de los productos tanto a nivel de los importadores, la producción nacional y la distribución de los mismos para atender integralmente al pueblo venezolano.

Entonces, existiendo las instituciones creadas por el estado y las leyes que deben hacerse cumplir, teniendo los mecanismos educativos, institucionales, pero también represivos y sancionatorios, la gente, que se siente indefensa, desprotegida y cada vez más desesperada ante el alza exorbitante de los precios de todos ¡¡DE TODOS!! Los productos. se pregunta y con toda lógica, ¿¡DÓNDE C… ESTÁ LA SUNDDE¡?. Debe este organismo, más allá de operativos epilépticos y mediáticos sólo en la ciudad capital, tener una acción más contundente, eficaz, ejemplarizante contra todos aquellos que siguen golpeando al pueblo venezolano y sometiéndolo a situaciones que rayan en la neurosis colectiva.

Y más allá de la SUNDDE, deben también manifestarse en defensa del pueblo las gobernaciones de estado, las alcaldías, la Defensoría del Pueblo, La Fiscalía general de la República, los cuerpos de seguridad y el poder popular organizado. Sólo así podemos superar la difícil circunstancia por la que atraviesa nuestro pueblo, que está atento, ateto, atento, atento….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1206 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cécil Gerardo Pérez

Cécil Gerardo Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a259167.htmlCd0NV CAC = Y co = US