Cuáles son mis intenciones

NOTA PRELIMINAR

Me he demorado tres días en escribir este artículo.

Espero que les sirva para la reflexión sobre las venideras elecciones presidenciales. El único responsable por las siguientes palabras soy yo, nadie más.


ARTÍCULO

Después de haber escrito el artículo "Esa es la verdad sobre Tarek William Saab e Interpol" recibí algunos correos de lectores pro Maduro que, al igual a los antichavistas que me han escrito groserías desde hace más de 15 años publicando artículos de opinión, me han dicho de todo, solo por expresar mi punto de vista (ver más abajo).

Es triste ver a seguidores de Maduro que dicen ser chavistas hacer lo mismo que hace Maduro y la enorme mayoría de los opositores (oposición al chavismo), de recurrir a tácticas bajas y sucias como acusar a alguien sin tener evidencias, con el fin de cobardemente tratar de defenderse de la realidad, particularmente de aquella realidad relacionada con el hecho de que Maduro y sus colaboradores nos han llevado, o han permitido que el país llegue en tan poco tiempo (menos de 5 años) hasta este abismo económico, social y moral en el cual nos encontramos hoy, y desde que Chávez murió.

Pero, algunos lectores pro Maduro no son tan groseros, sin embargo expresan (ver más abajo) su rabia o incomodidad al hacerse suposiciones sobre mis intenciones --- sin conocerme --- particularmente cuando escribo cosas que a ellos no les gusta.

En otras palabras, si escribo algo con lo que ellos están de acuerdo, bueno, entonces soy "bello y bueno, camarada, y chavista" pero cuando escribo cosas que les molesta, entonces soy "malintencionado, tarifado y manipulador de oficio."

Me acusan básicamente de ocultar mis intenciones.

Uno de los lectores, aunque no sé si él sería pro Maduro, pero pareciera que sí, me dijo:

"Pare[ce] mas bien un operador de propaganda a favor de Ramirez. Lo de su primo [primo de Ramírez], mas evidente no puede ser. No aclare porque termina usted de mostrar sus intenciones."

[CONTEXTO: Escribo en contra de las acusaciones sin fundamento hechas en contra de Rafael Ramírez (ex ministro de Chávez, ex presidente de PDVSA, y chavista) por parte de los colaboradores de Maduro, tales como el fiscal general Tarek William Saab, algunos seguidores de Maduro, y un montón de otra gente que hace acusaciones públicas sin tener ni una sola gota de evidencia verificable, y eso que lo hacen antes de que Ramírez haya tenido la oportunidad de defenderse en los tribunales. Eso no es justicia, es no es Revolucionario, y de que yo hable en contra de esta práctica salvaje, baja, y sucia les molesta a algunos de los seguidores de Maduro, y por eso me acusan de lo que sea, también, sin fundamento alguno.]

Entonces …

¿Quieren saber cuales son mis intenciones?

Bueno, voy a aclararlo para todos, especialmente para esos seguidores de Maduro que me acusan, directamente o indirectamente de cualquier cosa que se les ocurra sin jamás tomar el tiempo para hablar conmigo antes de abrir sus bocas.


MIS INTENCIONES

Mi mini biografía en Aporrea dice, entre otras cosas, lo siguiente:

"[Oscar Heck] Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras."

Eso lo dice todo, claramente, creo, pero tal vez que no, entonces me empeñaré aquí en aclarar la situación.

No digo que me dedico a decir la verdad solo cuando a mí me conviene, no, o solamente cuando le convenga a alguien en particular o a algún partido político, no, o en base a alguna tendencia social, no.

Aunque no me convenga, trato de buscar y entender la verdad, y compartirla con ustedes.

Eso es lo que hago.

Esa es mi misión.

Ahora, si alguien me preguntara cual es mi intención a nivel político, bueno --- y esto lo he repetido un sinnúmero de veces en mis artículos ---, les respondería que soy antipolítico, no formo parte de ningún partido político, no apoyo a ninguno, no creo en ellos, no creo por nada en el sistema político occidental, y no soy seguidor de ninguna organización social de ningún tipo.

La única cosa que a mí me interesa a nivel de la política como tal, o sea, a nivel de la expresión de los intereses sociales grupales a través de cualquiera que sea su expresión (como partidos políticos, la religión, ONGs, etc.), es el bienestar universal de las personas más débiles (más buenas) de nuestra sociedad versus las no tan débiles y las fuertes, lo cual en otras palabras podría traducirse en:

Lo que me interesa es el bienestar del 33.3% de la población más negativamente afectada por las tendencias malignas generadas por el ser humano moderno occidental (el egoísmo, el individualismo, el consumismo, la violencia, la mezquindad, el machismo, el racismo, la explotación, la prepotencia, la "prosperidad," la mentira, el engaño, etc.).

Para decirlo muy claramente de otra manera:

Realmente no me importa un carrizo lo que les ocurra al otro 66.6% de la población …

… entre los cuales se encuentran los malandros, los delincuentes, los mentirosos, los ladrones, los estafadores, los engañosos, los manipuladores, los tramposos, los vivos, los corruptos, los que le echan siempre la culpa a otros,

… los que ocultan la verdad, los que no enfrentan sus responsabilidades hacia el resto de la sociedad y la naturaleza, los cobardes, los hipócritas, los oportunistas, los aprovechadores, los egoístas, los individualistas, los inconscientes …

… los que tienen (versus los que no tienen, cosas), lo que guardan, los que acumulan, los que ahorran porque pueden, los que tienen títulos y diplomas universitarios, los que se creen, los que creen o viven en la prosperidad, los prepotentes, los que se creen mejores que los demás, los "cultos," …

… los racistas, los xenófobas, los ignorantes que se creen fantásticos, los sádicos, los torturadores, los que les gusta el "buen vivir," como Maduro y sus colaboradores, los machistas, los desalmados, los sin corazón, los sin empatía o compasión, los que viven a costilla del inocente, los abusadores, los que pasan días y meses hablando paja en Republica Dominicana …

Es más, no me importa un carrizo si esas personas que forman parte del 66.6% son chavistas u opositores, curas o criminales, bonitos o feos, ricos o pobres, cada categoría de seres humanos en este mundo occidental capitalista tiene su proporción respectiva de 66.6% y de 33.3% en proporciones diferentes.

(En mi estimación, haciendo una contabilidad completa de las sociedades occidentales actuales, al final, al contabilizar el total de los totales, el resultado sería aproximadamente 33.3% versus 66.6%, mientras que, por ejemplo, en las sociedades Indígenas que yo he conocido personalmente, como los Cree, Mohawk, y Beduinos, el resultado sería básicamente todo lo contrario --- o sea 66.6% versus 33.3% --- pero con una tendencia natural hacia un 99% versus el 1%.)

Entonces, de aplicarse este concepto a la política venezolana, la cual en mi opinión está totalmente podrida, como en todos los países del occidente con sus raíces en el colonialismo europeo anticuado, racista y explotador, bueno, debo, creo yo, tomar en consideración las siguientes preguntas:

¿Qué grupo sociopolítico se ocuparía mejor del 33.3%?

¿Qué líder político se ocuparía mejor del 33.3%?

¿Qué partido político se ocuparía mejor del 33.3%?

¿Qué situación sociopolítica sería la mejor para el 33.3% de la población?

¿Qué o quién sería el peor para el 33.3%?

En base a esto, creo que se hace evidente la razón fundamental por la cual apoyé a Chávez.

Su primer interés durante su liderazgo del país era precisamente y específicamente de PRIMERO y ante todo ocuparse del los más débiles de nuestra sociedad y enseguida de los demás, y siempre --- o casi siempre --- siguió esa línea de pensamiento, intención, y acción.

Por eso lo apoyé.

Igualmente, creo que es evidente por qué yo NUNCA apoyé ni jamás apoyaría a ningún líder de la oposición antichavista venezolana.

Y …

Por esa misma razón también yo no apoyo ni apoyaré a Maduro, jamás, --- tampoco voté por él --- ni a cualquiera que haya trabajado o colaborado con él voluntariamente regularmente ya que en mi estimación al colaborar voluntariamente con Maduro de una manera relativamente constante uno demuestra la falta de carácter necesario para controlar el 66.6% para asegurar el bienestar del 33.3%.

Eso es precisamente lo que está ocurriendo.

La falta de control por parte de Maduro y sus colaboradores está perjudicando ante todo a los más débiles de nuestra sociedad, al 33.3%.

Entonces, eso dicho, si alguien me preguntara:

¿Bueno, entonces a quien apoyarías para la presidencia de Venezuela?

La respuesta sería la siguiente …


PRIMERO, ¿A QUIEN NO APOYARÍA?

Aparte de jamás apoyar a Maduro, ni a ninguno de los lideres antichavistas, tampoco apoyaría para la presidencia del país:

1- a ningún líder actual del PSUV

2- a ninguno de los ministros o directores políticos o burocráticos o colaboradores actuales de Maduro, aun si fueron cercanos colaboradores de Chávez

3- a ninguno de los varios ex ministros o directores gubernamentales que operaban bajo Chávez pero que hoy no trabajan con Maduro, excepto uno (ver más abajo).

Les daré aquí abajo algunos ejemplos.

Son mis opiniones personales, no son las opiniones de nadie más, ni de Aporrea ni de ninguna asociación o grupo político o social.


EJEMPLOS

1- Elias Jaua y Jorge Arreaza: Seguidores políticos habladores blandos y maleables, sin la fuerza de carácter, sin la espina dorsal para pararse derecho sobre los fundamentos de Chávez.

2- Héctor Rodríguez (y otros parecidos): Politiqueros muy inteligentes, astutos, pero evaden la verdad, posiblemente para protegerse, no sé. Pero, de todas maneras, de confiar en politiqueros en general, aun si parecieran ser muy inteligentes y buenos habladores, o que tengan buenas intenciones, sería seguir el camino actual (de Maduro) de la ruina.

3- Aristóbulo Istúriz, y otros/as: Personas muy serias, dedicadas, pero se han basado casi toda sus vidas en la política y en el manejo social político versus operacional. Venezuela necesita hoy más que nada operadores, no habladores. Es más, a su edad me parece que no quisieran poner en riesgo su pensión, jubilación, reputación, etc.

4- Tareck el Aissami: Brillante, hombre de negocios que se metió en la política (por las razones que sean), muy cauteloso. Creo no está seguro de querer o poder liderar el país a nivel operacional de manera efectiva sin poner en riesgo sus propios intereses. Es más, no creo que tenga el apoyo operacional necesario para poder liderar el país sin ser destrozado rápidamente por las mafias internacionales, y creo que él lo sabe.

5- Diosdado Cabello: Inteligente, fuerte, dedicado, tal vez un poco egoísta, no lo sé, pero me parece ser una persona espontánea, versus operacional. O sea, me parece ser una persona como yo, es decir una persona de proyectos, de adrenalina impulsada y dirigida, muy bueno en ese aspecto, pero no tan bueno en los asuntos de día a día, o sea, en la continuidad operacional. Sería bueno por ejemplo para liderar emboscadas especializadas, pero no necesariamente para dirigir un ejército. Venezuela no necesita eso en este momento, por lo menos no en la personas del presidente, pero él ciertamente podría formar parte de los equipos de proyectos especiales.

6- Jorge Rodríguez: Una persona con posiblemente buenas intenciones, un poco oportunista en mi estimación, amador de la buena vida como parece ser el caso con Maduro y la mayoría de sus colaboradores, pero sin la fuerza de carácter o convicción práctica para alejarse lo suficiente de su ego (o bienes, reputación, conexiones, buena vida, etc.) par poder dedicarse 100% al 33.3% efectivamente a largo plazo. También, como la mayoría de los colaboradores de Maduro, tiende a encubrir los hechos, a no hablar claro, a manipular la información, y tal vez a organizar, montar, y manejar o participar en operaciones exclusivas a espaldas del Pueblo (como Maduro y la ANC). Necesitamos operadores, no buenos habladores amadores de la buena vida que trabajan en escondite.

7- Delcy Rodríguez: Una persona inteligente, trabajadora, estratégica, pero otra vez, a nivel operacional, así como la inmensa mayoría de los colaboradores de Maduro, creo que se fundamenta en la politiquería en vez de en las operaciones. No necesitamos más politiqueros.

8- Tarek William Saab y la mayoría de las/los ministros y de las/los directores actuales de las empresas e instituciones gubernamentales:

Tal vez con algunas pocas excepciones, se pudiera clasificarlos de la siguiente manera:

a- oportunistas
b- no quieren perder su seguridad e ingreso
c- besatraseros
d- corruptos
e- interesados
f- familiares y amigos
g- indiferentes

9- Algunos (no todos) de los ex ministros de Chávez hoy disociados de Maduro:

a- buenas personas,
b- hábiles, inteligentes, abiertas, creativas, dedicadas al 33.3%
c- con mucha experiencia
d- operacionales versus politiqueros
e- dedicadas, honestas, reales
f- tienen bolas
e- pero están demasiados viejos y cansados en mi estimación para el puesto de la presidencia (pero podrían posiblemente participar en proyectos, etc.)


RESUMEN

Básicamente, aparte de:

1- jamás apoyar a los líderes antichavistas para la presidencia del país,

2- tampoco apoyaría a ningún chavista que haya hecho su camino de vida principalmente en base a la política,

3- ni a ningún chavista que haya regularmente colaborado voluntariamente con Maduro,

4- ni a ninguno de los ex ministros de Chávez que serían demasiados "viejos" hoy para tomar las riendas sólidas del país,

5- y menos todavía a cualquier líder "chavista" que hubiera apoyado a Chávez en algún momento y que hoy forma parte de la oposición al chavismo, como por ejemplo Henry Falcón o Ismael García.


ENTONCES, ¿A QUIEN APOYARÍA?

Es difícil definir a quien apoyaría, o por qué, pero básicamente tendría que ver con los siguientes factores:

1- Tener las bolas para enfrentar la realidad

2- Tener la convicción práctica, versus teórica

3- Tener la capacidad de actuar en vez de hablar

4- Tener la capacidad y la voluntad de escucha

5- Tener la capacidad de ser humilde, pero feroz cuando sea necesario

6- Tener la capacidad de poner la responsabilidad social por encima de la política

7- Tener la convicción y compasión para atender siempre primero al 33.3%

8- Tener la capacidad de trabajar efectivamente con las mafias internacionales

9- Tener la inteligencia, creatividad, y apertura para resolver, prever, y anticipar

Para poder llenar esto criterios la persona tendría que ser muy inteligente, muy creativa, honesta, humilde, y operativa (versus hablador de paja o tipo proyecto, como yo).

Este tipo de persona en la política es extremadamente rara.

La mayoría de las personas capaces de cumplir con estos "requisitos" son personas que operan empresas, instituciones, grandes proyectos, etc., son personas de acción, no son habladores de paja como Maduro y su entorno.

Son personas efectivas, capaces, serias, responsables, dedicadas…

Pero …

En este caso, con respecto a la presidencia de Venezuela y el desastre en el cual nos encontramos …

… con una devaluación financiera bruta de alrededor de 3.300.000% en 5 años

… no solo el presidente debe tener estas características, pero también debe tener una edad, una situación familiar, y una salud que le permita poder dedicarse 24 horas al día, 7 días la semana, las 52 semanas del año a las operaciones del pías.

Repito, operaciones.

Debe poder liderar y controlar --- sobre todo controlar ---, supervisar, chequear, medir, analizar, rectificar, arreglar, solucionar, resolver, crear, y estabilizar todo el aparato gubernamental, incluso todos los sistemas de control y regulación a nivel nacional, estatal, y municipal para que el conjunto de todas o casi todas las actividades socioeconómicas y burocráticas se recuperen y no caigan otra vez en el abismo de la inmoralidad, irresponsabilidad, ilegalidad, delincuencia, y la sucia politiquería que nos ha estado destruyendo desde que Chávez murió.

A nivel internacional debe poder mantener relaciones efectivas y no contraproducentes (como en el caso de Maduro con su prepotencia y arrogancia) con los grandes grupos del poder mundial, o sea, con las mafias de la elite internacional que controlan todos los mecanismos de poder a nivel mundial.

Muy pocas personas son capaces de hacer esto.

Maduro ha demostrado no ser capaz.


CONCLUSIÓN

La única persona para la presidencia que yo veo que sea capaz de cumplir con todos estos criterios es Rafael Ramírez.

Puede ser que me equivoque, pero lo dudo.

Espero que esto aclare para todos los lectores cuáles son mis intenciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1898 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a258635.htmlCd0NV CAC = Y co = US