Contra el problema de la extracción de billetes y mercancias hacia Colombia y países vecinos

Debemos sacar provecho de lo que consideramos un problema de Estado: La fuga de billetes del ícono monetario nacional y el contrabando de extracción mercancías hacia Colombia.

Al igual que el economista venezolano, Simón Saba, Magister en Moneda e Instituciones Financieras, considero positivo que nuestros productos nacionales sean apetecibles en Colombia, que nuestra moneda sea demandada por los colombianos para hacer transacciones financieras, comerciales y cambiarias, pero que el Estado venezolano tenga autonomía gerencial en el manejo y control de esa dinámica económica.

Como me lo planteaba Saba: "porqué si es positivo para EEUU que usemos el dólar, para Europa que usemos el euro, para Gran Bretaña que usemos la Libra esterlina, para Siria que en el Líbano se use su moneda, para Rusia que en otros países cercanos se use el Rublo,… entonces, ¿por qué es malo para Venezuela que en los países vecinos usen el Bolívar?"

Como vemos, el tema es de percepción de la realidad para buscar soluciones innovadoras, prudentes y pertinentes al mismo problema recurrente de siempre, en un marco donde predomina el escepticismo, el estrabismo, o muchas veces, el "desinterés" con fines ocultos, de muchos tomadores de decisiones en el alto gobierno.

Como humilde propuesta, una clave sería PERMITIR LA LIBRE CIRCULACIÓN DE PESOS EN VENEZUELA Y DEL BOLÍVAR HACIA COLOMBIA. Montar de una vez por todas las Casas de Cambio en los estados fronterizos venezolanos donde se intercambien libremente bolívares por pesos y viceversa. Que lo que se importe de Colombia lo podamos pagar con pesos comprados en Venezuela, y lo que se exporte a Colombia se pueda recibir en Bolívares, eliminando el intermediario que es el dólar Cúcuta o Dolartoday.

Esto iría a la par con los planes económico-industriales del gobierno para fortalecer el aparato productivo nacional. Siempre será un objetivo esencial multiplicar la producción lo suficiente como para satisfacer la demanda interna, que yo llamo garantizar la "PROCURA EXISTENCIAL" de la población, y lo demás, que se "exporte" hacia Colombia, al Caribe y el resto del mundo.

Allí se requeriría una "ALIANZA NACIONAL", perfecta, entre empresarios venezolanos (gremios aliados y opositores) y el gobierno, para legalizar o cobrar aranceles por todas las transacciones con fines de exportación de nuestros productos hacia Colombia. Valga decir, es transformar todas las actividades relacionadas con el contrabando de extracción en exportaciones legales.

En fin, sería un PACTO NACIONAL ENTRE PRODUCTORES Y GOBIERNO, para que el flujo de mercancías que salen hacia Colombia vía contrabando, se legalice y creemos las condiciones de manejo gubernamental de ese mercado, que la experiencia nos ha demostrado, que se ha vuelto ilegal por controles estatales mal aplicados. Lo coherente sería, validar o cuantificar como exportaciones (legal) hacia Colombia los excedentes que producimos. Y no como ocurre en la actualidad, que miles de toneladas de alimentos y medicinas se "fugan" o salen sin control, vía contrabando sin que el Estado se beneficie de esa realidad comercial.

Por ejemplo, qué pasaría si se activan las oficinas del SENIAT y del Ministerio de Comercio Exterior en Táchira, Apure, Bolívar, Zulia, Nueva Esparta, Sucre y Falcón, para establecer mecanismos de legalización y control de lo que actualmente sale de forma ilícita, por contrabando. Que se legalice, que paguen aranceles de exportación. De seguro, mejorarán los indicadores del comercio exterior venezolano. De igual manera, pudiera tenerse control administrativo efectivo de los bienes importados. El equilibrio comercial se alcanzará por la vía de aranceles de importación y exportaciones que variará con respecto a rubros esenciales de primera necesidad como ocurre en cualquier país del mundo industrializado.

Allí se daría la tesis que vengo proponiendo en distintos medios de comunicación: Que la paz económica en Venezuela se alcanzará cuando el gobierno se siente con los empresarios (amigos y contrincantes tradicionales, muchos son oligopolios) y forme una "COLUSIÓN" para planificar cuotas de mercados (oferta), PRESUPUESTO DE DIVISAS para sectores productivos estratégicos, protección empresarial (vía aranceles u otras regulaciones de mercado), y garantía de la "PROCURA EXISTENCIAL" para satisfacer la demanda interna (vía subsidios o fijación de precios concertados)...

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2532 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a257397.htmlCd0NV CAC = Y co = US