Sr. Presidente, me escuchas…. Maduro me escuchas…

Compartiendo con distintas personas, compatriotas y, revolucionarios de toda la vida, no son ricos, han trabajado toda su vida, tienen hoy algunas percepciones de esa situación que nos aqueja a todos, a lo cual hay que tomar mucha atención, una persona de 62 años nos hacia algunas reflexiones, las comento para compartirla:

"…..estimado amigo, tengo años trabajando, todo lo que tengo ha sido logrado con mucho tesón y trabajo honesto y la situación de hoy, con toda esa guerra económica, me tiene verdaderamente angustiado, desesperado, intranquilo y la realidad es un horizonte incierto, la luz al final del túnel de ve muy lejos, aquella que soñaba nuestro Gigante, hoy vemos solo centellazos, bien porque esa guerra es inducida o bien porque dentro del proceso revolucionario, lamentablemente, se colaron muchos que se han aprovechado de ella y, peor aún, existen algunos y algunas por allí que todavía andan sacándole el juguito a ciertas posiciones de poder y desangrando la confianza de la revolución y aprovechando espacios de administración de recursos y están tratando de raspar lo que aún queda, deberá llegarle la justicia en algún momento, pues el que se hace pasar por revolucionario y roba, al final se seca; otros han robado ingentes cantidades de dinero y se han ido del país. La olla que destapó el Ministerio Público y que ha sido bienvenida para hacer cumplir las Leyes, produce vergüenza ajena, asco, grima y tristeza que hayan robado así a la nación, sea quien sea, el daño que se produjo esta a la vista. A ello le sumamos todo lo que ha hecho la Oposición apátrida, que es mucho peor, pues se atrevieron a matar personas, las han quemado vivas, han venido destrozando y haciendo daño al país, todo ello desde que llegó Chávez al Poder hasta hoy con el Presidente Maduro. La resistencia de la Revolución, en ese sentido, anda quedando escrita como la gran épica de las revoluciones del siglo XXI y se desarrolla aquí en Venezuela, con los hijos de Bolívar y de Chávez.

Siendo muy honesto, esa situación de guerra, nos lleva a todos de manera indirecta a caer en las "redes" de la especulación inducida y todos formamos parte de esa cadena perversa y de prostitución de la economía nacional; no nos damos cuenta, simplemente todos caemos en ella y ya, voy a referir algunos ejemplos de lo que me anda ocurriendo y seguro estoy a miles de familias:

Ejemplo 1: especialistas señalan que el verdadero valor del dólar hoy en Venezuela no debe superar los Bs. 2.000, recientemente el constituyente Jesús Farías señaló que el valor del dólar "libre" no debería estar por encima de Bs. 5.000. Pues bien, conozco a personas que trabajan en instituciones y que por alguna razón poseen dólares, seguramente son legales, al tratar de venderlos en el mercado nacional, lo fijan al precio del mercado paralelo, para hacerse de más bolívares, no es culpa de ellos, es culpa del mercado. Esa rutina se repite todos los días, en todas aquellas personas, naturales u jurídicas, que poseen tal divisa. Unos a otros, aclaran que efectivamente el dólar no debería costar más de Bs. 5.000, pero dicen que no lo pueden ofrecer en ese precio puesto que el mercado paralelo anda cercano a Bs.50.000 y así es que lo van a negociar, pues todos los días suben los precios de todos los productos. Es algo que, desde que se inicio el control cambiario, se dijo lo que podría ocurrir, pero pensamos que nos las sabíamos toda y la realidad contundente hoy es la que vivimos y no le paramos a esas variables externas, independientemente de que sean saboteos o cercos financieros imperiales. Bolívar señaló, hace más de 200 años, que Estados Unidos, estaba destinada por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la Libertad, hoy sentimos esas realidades y no se equivocó en sus reflexiones y/o pensamientos. Han adormecido a los pueblos, se han levantado, los han vuelto a dormir y se han vuelto a despertar; pero desde hace 20 años, el mundo se ha venido dando cuenta, con mucho más contundencia, de los que decían nuestros Libertadores. La revolución Bolivariana, encabezada por Chávez, ha sido ejemplo en levantar nuevamente las banderas de luchas de Bolívar y de todos nuestros libertadores, eso es lo importante.

La perversidad de seguir induciendo ese mercado paralelo, en unión de todas las personas de buena voluntad, es que existen hasta "contrataciones" que están haciendo hoy en Venezuela, algunas "transnacionales", que le dicen a los profesionales, aquí en Venezuela: te damos los beneficios que indica la ley en bolívares, sueldo y cesta ticket, pero adicionalmente te damos un "bono" mensual en dólares. Cuidado, con este tipo de contrataciones pues las "transnacionales" , en especial en los campos petroleros y las nuevas asociaciones, que andan induciendo de manera directa, a que las personas sigan apostando por ese mercado paralelo perverso. Esa son las cosas que inquietan, poco a poco ocupan espacios para hacernos la guerra inducida y al final tenemos un grupo de personas con divisa en mano metidos de lleno en ese mercado paralelo con la idea de hacerse más bolívares y allí perdemos todos.

Ejemplo: 2: Cuando comparo el precio de la compra de mi apartamento en Bs. 580.000 en el año 2008 y sacando una cuenta sencilla al 2017, creo que la vivienda debería estar, en condiciones normales, en un precio de Bs. 35.000.000. Pero me puse a revisar los precios de venta generalizada por el sector donde habito y los precios no bajan de Bs. 750.000.000. Sí tomo la decisión de vender en Bs. 35.000.000, que me parece que es el precio justo, estando en una economía sana, me lo van a quitar de la mano. Entonces, no lo voy a vender, pues no lo quiero regalar y lo peor es que al tratar de buscar algo para comprar otro, los precios andan fijados en ese mercado capitalista. La realidad es que es una verdadera aberración los montos de precios de las viviendas en ese mercado secundario. Sabemos que la GMVV tiene precios acorde con lo que ganan las personas hoy día, eso es lo maravilloso de la revolución y de allí la esperanza, eso es claro. Es una lucha permanente por el tipo de sistema que queremos y principalmente se reduce a una lucha de clases y nada más.

Ejemplo 3: Tengo mi camioneta del año 2008, que con mucho esfuerzo, tesón y trabajo la pude comprar de agencia y a crédito, una Toyota Fortuner. Hoy me dicen que dicha camioneta tiene un costo de Bs. 510.000.000, que barbaridad. Unos cauchos para dicha camioneta tienen un precio hoy, en la Goodyear, de Bs. 2.500.000 cada uno y más. Pienso en toda esa realidad que me golpea y creo que pronto no podré ni hacerle mantenimiento a la camioneta y menos comprar cauchos. Mi calidad de vida se va deteriorando muy rápidamente, eso angustia. Algunos pudieran decir que uno no nace con vehículos y eso es muy cierto; pero luego de años de trabajo y tesón es justo que uno considere que eso te ayuda para muchas cosas, de hecho aún no he pensado en venderla. Hoy hasta la venta de vehículos nuevos lo hacen en moneda extranjera, vaya usted a saber como hacen al momento de protocolizar esos documentos. Hay una gran perversión y anarquía.

Ejemplo 4: Cuando planificaba mis vacaciones lo hacía de tal manera de irme en avión a cualquier parte de Venezuela, con mis cuatro muchachos y mi mujer; así como pasar, por lo menos 10 días alojado en algún sitio bonito, nunca he podido salir al exterior y menos estar pendiente de alguna divisa. PERO, resulta que salir hoy en avión es una trauma últimamente, no hay garantías de las horas de salida y lo peor los precios están por las nubes. Entonces, mis vacaciones del pasado, ya no las podré hacer en las mismas condiciones que antes, por lo costoso que representa. Seis pasajes de avión, ida y vuelta, a Canaima y 10 días de alojamiento más comidas, solamente queda para los multimillonarios. Sueños que se van, que se esfuman, en un dos por tres, con toda esta situación. Nuestros ingresos familiares no alcanzan para cumplir esos sueños.

En resumen, desde mi corazón, siempre he apoyado y seguiré apoyando a la revolución, no importa si me quedo sin carro, si lo tengo que parar, no importa no montarme en un avión; sabemos que la guerra es inducida es real, sabemos donde están los enemigos, internos y externos; pero ese capitalismo salvaje, nos lo están induciendo e inyectando abrumadoramente y al final crea muchas dudas de lo que se debe hacer, nadie va a querer perder, allí radica el gran dilema y surge la desesperanza, desilusión, pesimismo; existe algo muy delicado que va más allá de nuestra conciencia e inclusive de los propios valores morales y, esas heridas, se están profundizando de manera peligrosísima en la mente de muchas personas y ello puede significar una gran frustración y desanimo en muchos espacios.

Surgen grandes interrogantes: Hasta dónde soy Chavista y revolucionario de corazón, sin que el capitalismo salvaje, toque mi puerta y me deje seducir. Hasta dónde mi capital, mi patrimonio personal, que me ha costado años de trabajo, lo lanzo de manera brutal al capitalismo o se lo regalo algún oportunista o bachaquero de inmuebles para que se gane todos los reales del mundo, a costa del sacrificio de muchos años de trabajo honesto de familias enteras.

El 30 de Julio, de manera increíble un Pueblo, votó por la NO VIOLENCIA y la aceptación de una ANC para corregir los entuertos, la PAZ ha llegado al país y la sentimos hasta hoy de manera muy alegre. PERO, vamos rumbo a los primeros 100 días de instalada la ANC y hoy de manera abusiva, agresiva y hasta aterradora, todo el poder Imperial y el Poder económico interno arremete contra la Patria. El ciudadano común anda resistiendo, pero existe un gran nerviosismo en muchas clases sociales, aunque usted no lo crea (hay que caminar por algunas barriadas y oír ciertas realidades, no la de vídeos pregrabados, ni montajes de televisión ) ya que algunos de los beneficios que, con gran trabajo y sacrificio realiza la Revolución, no llega todavía a toda la población y en muchos casos no se cubre ciertas clases sociales; pues seguimos en un proceso de perfeccionamiento de mecanismos que antes no existían y hoy el Pueblo se anda empoderando de dicho poder, falta mucho todavía y el Gigante lo dijo muchas veces, es un proceso muy largo. La esperanza y paciencia son claves para aguantar el chaparrón, pero hay que recordar que todos los días se debe alimentar, seguir en la lucha del trabajo y también es cierto que las necesidades más elementales y básicas nos la están haciendo imposibles de cumplir; y de allí que mucha juventud anda tomando la decisión de buscar otros horizontes fuera de nuestras fronteras, eso es real y hay que admitirlo.

Es muy claro que aún hay esperanza y que la llamarada sagrada del Gigante sigue iluminando con creces a todos los que integran la ANC para que hagan lo que tienen que hacer; pero, escuchen al Pueblo en las Catacumbas de verdad y que no sea retórica, deben internalizar en la ANC que existe una REAL EMERGENCIA NACIONAL, somos gobierno todavía y mucha gente se pregunta, en relación a las ocho (8) Leyes que propuso el Ejecutivo Nacional, fuera de lo que surjan en el propio seno de dicha instancia, relativo a lo económico, para resolver este problema de la anarquía total de los precios, que ya son verdaderamente inaguantables. Desde hace meses, se viene sintiendo toda esa anarquía; pero no hemos actuado con la celeridad del caso, ni hemos dado con la solución estructural y de fondo para solventar ese saboteo inducido y ello pasa, primeramente, por todo un aspecto legal muy contundente.

Repito, no hemos logrado avances significativos en la solución estructural y legal de ese gravísimo problema. Las REDES SOCIALES, vía Internet y ese mercado digital, tienen una gran guerra Psicológica con los precios y no hemos sido capaces de controlar esos mecanismos modernos, pero a la vez muy perversos que ayudan a distorsionar toda la economía nacional.

El Capitalismo salvaje seduce en todos los niveles sociales y de todas las formas posibles y cuando despierto de esa hipnosis, de inmediato me pongo a escuchar las orientaciones de Chávez y su música, para sacudirme de tanta seducción, vuelvo a la realidad y me digo que debemos resistir toda esta envestida. Mi familia me apoya, mis hijos y mi mujer lo entienden, lo asimilan pero la inexorable realidad, de lo que vivimos día a día, pega directamente en los bolsillos y en esa llamada calidad de vida. Es deprimente y triste como esa oligarquía apátrida ha destrozado la economía, más allá del cerco financiero por parte del Imperio, que al final de cuentas son los que quieren meterle mano a nuestra Venezuela.

La advertencia es que muchas familias andan en la misma y, lamentablemente conocemos casos donde existen personas, que se han doblegado ante esa grave situación y han sucumbido a la seducción del capitalismo y lo que hacen ahora es señalar que una parte importante del problema es culpa del propio gobierno revolucionario y esgrimen de manera hasta burlona y lo repiten en cada lugar y cola: "… no querían patria… esa es tu patria…. mira la calidad de vida que tenemos hoy por culpa de los desaciertos y de los corruptos del gobierno…". Otros simplemente le echan la culpa tanto a la revolución como a la oposición, hay de todo.

Irse del país, es una forma muy fácil de manejar la situación; los que verdaderamente nos quedamos en la Patria, debemos considerar: ahogarnos en los entuertos, problemas y esperar que la vida se nos vaya sin hacer nada o levantarnos cada día, seguir en las batallas y considerar lo que mejor debes hacer para aportar por tu patria sin dañar a nadie; creo que la mayoría consciente anda por ese camino de mejorar la patria.

Todo ello configura un cuadro muy delicado, pero a pesar de eso, amigo mío, ando dispuesto a cambiar todos mis bienes materiales, lo que tengo y poder tener un pedazo de tierra para trabajarla, irme al campo, salir de la ciudad y pensar que pondré mi grano de arena junto a mi familia e hijos y observar desde el trabajo de la tierra y apostar por nuestra Venezuela; pero la solución en lo estructural es definitivamente resolver el problema alimentario, como premisa prioritaria, para no depender absolutamente de ningún país, para que las personas que viven en este territorio, no le falta pan que comer y ello pasa porque un gran números de personas se vayan a producir la tierra, paralelamente potenciar todo lo que tenemos en especial donde tengamos la materia prima, en ello se anda trabajando y el camino es muy largo .….". Fin de las reflexiones del amigo de 62 años.

Presidente…me escuchas.... Maduro…me escuchas…, son reflexiones de perdonas que llevan años trabajando, creen en el proceso revolucionario, están aguantando la mecha y pela juntas; pero cada día, hora y minuto que pasa, la economía se deteriora de manera escandalosa y grosera, lo que afecta sensiblemente los ingresos y calidad de vida de muchas familias y lo peor en muchos casos hasta la propia salud. El llamado es a que la ANC se ponga la mano en el corazón y entiendan que estamos en una verdadera EMERGENCIA NACIONAL, es un problema de SEGURIDAD DE ESTADO y ello significa el trabajo las 24 horas del día y más para poder avanzar en esa emergencia. No darle el tratamiento de esa manera, puede conllevar indeteniblemente a una desesperanza de muchas personas, oigan al pueblo en las catacumbas, no hay tiempo para burocratismo, pues las realidades golpean de manera brutal y casi de forma fulminante y no hay tiempo para hacer las cosas de manera normal, debemos asimilar que andamos en guerra sin horarios; recordar que entramos a un año 2018, rumbo a elecciones Presidenciales.

¿Qué justifica que las grandes empresas de producción, distribución y venta de muchos productos fundamentales: alimentos, medicinas y otros, modifiquen sus precios, casi a diario, hasta llegar al detal?, ¿Qué pasa con las Leyes actuales? Será, que vamos a dejar que un dólar paralelo, ilegal siga ganando terreno, todos los días, con esa anarquía generalizada destrozando los avances de la revolución y nos limitamos solamente en denunciar y las respuestas han sido lentas hasta el presente. Toda esa anarquía y permisividad ha creado una verdadera bestia y es el fenómeno social del llamado "bachaquerismo" de alimentos, medicinas y ahora hasta de billetes de todo el cono monetario, en todos los estratos sociales y de todas las maneras posibles que se va mutando cada minuto. URGEN las Leyes que el Ejecutivo Nacional propuso ante la ANC para tratar de frenar y contener toda esa anarquía económica.

Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos, estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1162 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: