Presidente Maduro por si no lo sabe le cuento lo que está pasando con la distribución del gas doméstico

Anteriormente la bombonita de gas se localizaban en los estantes autorizados, mientras la mediana y la grande todos los usuarios del servicios afiliados a cualquiera de las empresas de distribución de gas domestico, poseían un código y con solo una llamada telefónica, el surtidor con la tardanza máxima de un día reponía las bombonas de gas solicitadas.

En el año 2007 se constituye PDVSA Gas Comunal, S.A. como una filial de PDVSA, cuyo objeto es garantizar la demanda nacional de Gas Licuado de Petróleo (GLP) domiciliario, comercial e industrial.

Y como se señala en su sitio Web:

“A partir de septiembre del año 2008, PDVSA Gas Comunal controla 100% de la distribución del volumen de GLP que se produce en las fuentes de suministro; no obstante, atiende de forma directa 56% de las necesidades de distribución para el consumo interno, mientras que el resto del mercado nacional (44%) lo abastece un conjunto de empresas privadas, las cuales realizan esta actividad mediante la ejecución de un contrato de servicio.

Con esta acción se tiene el control de la totalidad de la distribución nacional de GLP, que estaba en poder del sector privado”.

Inmediatamente pasaron a dirigir la nueva filial; gerentes “patriota”, “comprometidos”, también creció la nomina de empleados con un personal “comprometido”, igualmente se autorizaron la constitución de nuevos sitios de distribución de gas (los estantes comunitario) bajo el control de las “comunidades organizadas”.

Todo indicaba que en eficiencia superaríamos el sistema de distribución privado, y que estaríamos en capacidad de impedir cualquier intento de saboteo como ocurrió en el para sabotaje 2002 – 2003.

Dolorosamente la realidad es otra; en las plantas de llenado pdvsa gas comunal tanto en Maturín como en el Tigre he visto colas que superan a las provocadas por el paro sabotaje de hace 14 años. Me costa que en el Tigre el sistema de subscripción prácticamente dejo de funcionar, ya ni siquiera atienden las llamadas de los clientes codificados.

Y sobre el caso de los puntos de distribución de gas o estantes; mejor cuento lo que me relató un camarada bodeguero en El Tigrito estado Anzoátegui: Me dice el camarada que él vende el gas al precio establecido, que económicamente eso no le genera dividendo pero lo hace con gusto porque el dividendo es para el barrio, es contribuir desde su bodeguita a la eficiencia del servicio, el dividendo es para la revolución sin embargo el distribuidor de las bombonitas pasa todos los días y no se detiene a surtirlo, porque a quien surte es a otros estantes que venden el gas a precio especulativo, uno es de un familiar y los otros le otorgan una comisión extra .

Me relata con decepcionado el camarada, que cuando llama a la gerencia de Gas Comunal en la Zona o a una bendita Sala Situacional la cosa parece que empeora, porque el distribuidor viene un día; lo surte y pasan semanas de castigo sin recibir nuevo suministro.

Después pude constatar que el relato del camarada de la bodega, es igual a todos que como él, no especulan con el precio del gas. Es dolorosa la situación de este servicio que esta en nuestras manos.

Presidente Maduro, camarada Eulogio Del Pino, compañeros trabajadores, aquí la responsabilidad es de la revolución, las causas de la deficiencia en la distribución del gas domestico debemos encontrarlas en nuestra ineficiencia.

En estos momentos cuando se esta anunciando un Golpe de Timón en PDVSA, tiene que colocarse en las mesas de discusiones la situación de Gas Comunal y bajos las premisas de participación democrática de los y las trabajadoras, encontrar el rumbo que definió el Comandante Eterno al fundar esta filial y sin animo de retaliación esto pasa por llamar a botón a quienes han dirigido esta empresa de la revolución, que de seguro están en otras responsabilidades y a lo mejor mayores como un premio a la ineficiencia.

Me han contado que en Punta de Mata; una EPS de distribución de gas esta dando excelente resultado; esas experiencias positivas y de gestión democrática de los y las trabajadoras tienen que replicarse.

 

ABREBRECHA Y DESPUES HABLAMOS



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2553 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: