Con arrechera y amargura

Carlos Osorio, desde mi hígado

ADVERTENCIA: Este articulo está compuesto de arrechera y amargura, sin nada de pensamiento reflexivo y técnico sobre gestión; simples palabras que deseo expresar como un venezolano más, ante las principales contradicciones que presenta nuestra Revolución Bolivariana.

No tan estimado General; me dirijo a través de este escrito porque al perro muerto y abombado, hay que darle las ultimas patadas para que estalle. Disculpe que lo compare como un perro muerto, pero es que precisamente es la única descripción grafica y natural que merece su status como gerente en la Revolución Bolivariana; de verdad, no se cual es la máxiconfianza que le tuvo nuestro Comandante Hugo Chávez en ejercicio al igual que el compañero Nicolás Maduro, pero ud ha sido el principal culpable independientemente de la guerra económica, de la aguda crisis alimentaria (producción y distribución) social (descontento) y económica (precios bachaqueros) en la que hoy padecemos al menos el 72% de los venezolanos.

Poco o nada, se ha hecho a la hora de investigarlo (contraloría, procuraduría y ministerio publico) por tan ineficientes planes y promesas incumplidas en la cartera de alimentación (en 6 meses acabaría las colas, dicho en el programa de Jose Vicente Rangel hace más de 1 año y medio) e industrias básicas, que le permite a ud dar unas declaraciones por twitter infames, ofensivas para la psiquis del venezolano donde amenaza con demandas a todo el que con o sin fundamento, lo señala de ser un corrupto, con un tesón que raya en el escalofrío, ya que se muestra como un intocable ante la opinión pública. Por su actitud, deduzco (y que me refuten los psicólogos y psiquiatras) es que llegó a todos esos cargos aplicando el Síndrome de ñoño; el típico consentido, que mal pone y echa paja para que lo mimen, le den tratos preferenciales y alcance el poder sin meritos probatorios.

Descargada en los dos primeros párrafos un poco la bilis, le digo con total honestidad General Osorio; antes de uno hacer declaraciones twitteras y más con una investidura que lo arropa de General de la República, debió hacerse una reflexión personal y muy interna a sus acciones y decisiones como gerente; Heber Aguilar, la (su) mano que mecía la cuna hasta que terminó siendo el gorgojo mayor, era antes de ser presidente de CVAL, Vicepresidente Corporativo de la CVG, con habitaciones de lujo reservadas en el Plaza Merú, hotel, donde atendía de manera no oficial a empresarios de maletín o con miembros de carteles del hierro, aluminio y acero, para bajarle o subirle el tono a los casos que la DGCM manejaba acerca del holding CVG y que hasta ahora, se mantiene desde el tiempo de su gestión en total silencio la investigación referente a las mafias que tanto afectan a las empresas básicas; me parece demás lo que colocaré, pero los corruptos se entienden y encuentran; lo menciono principalmente porque ud también fue parte de un bloque político divisorio en Caroní, en torno al poder del PSUV donde se alió con otra persona que lo llamaba ‘’Mi General’’ en todo tipo de colaboración o sólo por relleno en sus discursos entre la alianza CVG – Alcaldía de Caroní, quien está detenido en el SEBIN el Tigre, por presuntos hechos de corrupción; si, ese mismo, el Alcalde José Ramón López Rondón.

En fin, como las leyes venezolanas son claras y se presume su inocencia hasta que se demuestre lo contrario, yo le recomendaría lo siguiente: sobre sus ''twitteras'' declaraciones, antes de ud, primero como militar, está la Patria!. La lógica administrativa y gerencial en base al tópico moral, es que si existe una duda sobre su gestión, no se ataca con demandas; se pone a derecho hasta que se demuestre lo contrario. De hecho, más cuando la incompetencia por las instituciones donde ha pasado está más que proba, debería como mínimo, renunciar a su cargo hasta esperar los resultados de la Contraloría y Fiscalía. Precisamente, por este carácter egocentrista, es que se ha visto totalmente afectada la Revolución Bolivariana.

General, si a ud le queda un poco de dignidad y amor por la Revolución Bolivariana, apártese de ella voluntariamente, que sea el tiempo que se encargue de sembrarnos el olvido, ante tan patética gestión.

Para finalizar, ‘’Dime con quién andas y te diré quién eres’’.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8719 veces.



Daniel Jesús Ramírez González

Comisionado de Asuntos Internacionales de la JPSUV Caroní, Estado Bolívar.

 danielramirez@psuv.org.ve      @DanielRamirezG

Visite el perfil de Daniel Jesús Ramírez González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: