En Venezuela hay que trabajar 7 veces más duro que en Canadá

Yo casi no como carne, pero el otro día fui a comprar carne molida y jamón del más barato, y como Condorito, casi que me caí de la silla. Pensé “¡Estafadores! ¡Malandros! ¡Ladrones!”

Pagué 850 Bs/kg por la carne molida, y 1200 Bs/kg por el jamón.

También compré cerveza, la Polar negra en botellas pequeñas de 222 ml, y después leí un artículo de noticia en Aporrea, titulado:

“Por bajo salarios de la población --- Sucre: Sindicatos aseguran que consumo de carne cayó en más de 70%”

Pensé, creo que eso es verdad, si yo comiera carne regularmente a esos precios de ladrón, gastaría todo mi salario mínimo en carne y jamón, y no quedaría nada para mi cerveza, tengo suerte.

Entre otras cosas el artículo dice: “La carne no llega a los anaqueles de manera visible, pero si a manos de los especuladores … explicó que comprar un kilo de carne con el salario de docente, profesores universitario, policías, empleados público y obrero representa en la actualidad entre 8 y hasta 18% de sus ingresos … Pasamos de consumir un kilo de carnes roja cada tres días, a cada 10 días, porque esto es lo que nos permite cubrir nuestro salario … Volvimos a los tiempos de la cuarta, donde como forma de expresión de la clase más humildes se decía, Todos lo días no se come carne.”

Ver: http://www.aporrea.org/contraloria/n276275.html

Después de haber comprado un kilo de carne molida, y 200 g de jamón barato, llegué a la casa con mi cabeza tostada, y me tomé una cerveza --- no podía entender los precios de la carne y del jamón, es más el artículo en Aporrea (arriba) me confirmó el hecho de que los precios están muy por encima de la “normal,” totalmente fuera de la lógica … y que no me vengan con que tiene que ver con el salario mínimo ya que todos sabemos que cuando se incrementa el salario mínimo, los productos aumentan aun más que el salario mínimo.

Entonces decidí hacer un pequeño análisis (abajo) en base a la lógica del consumo y comercio racional.

COMPARANDO PRECIOS CON CANADÁ

Aquí voy a comparar los precios de la carne, del jamón barato, y de la cerveza entre Canadá y Venezuela en base al trabajo que se requiere para adquirir el producto.

La razón que escogí Canadá y no EEUU para hacer la comparación es porque Canadá es un país socialista donde los servicios médicos y otros servicios sociales son gratis, así como en Venezuela, es decir, se pudiera decir que a nivel de los gastos diarios de la familia, Canadá y Venezuela deberían parecerse más que Venezuela y EEUU, donde un porcentaje significativo del ingreso familiar va para pagar gastos médicos, y otros servicios que no son gratuitos.

Para hacer la comparación, vamos a suponer lo siguiente:

1- el salario mínimo en Canadá es de 8.00$ CAN la hora, después de sustraer los impuestos sobre el sueldo

2- el salario mínimo en Venezuela, el cual incluye tickets de alimentación, es de 9800 bs mensual, lo que se traduce en alrededor de 60 Bs la hora.

3- los precios de los productos en dólares CAN indicados aquí abajo incluyen un 15% adicional para el IVA ya que en Canadá los precios anunciados (en la página web) no incluyen el IVA

4- las cifras son aproximaciones

Jamón en Canadá: 25$/kg = 3horas de trabajo
Jamón en Venezuela: 1200Bs/kg = 20 horas de trabajo

Carne en Canadá: 15$/kg = 2 horas de trabajo
Carne en Venezuela: 850 Bs/kg = 14 horas de trabajo

Cerveza Canadá (equivalente a la pequeña Polar negra): 1.22$/botella = 9 minutos de trabajo
Cerveza en Venezuela (pequeña Polar negra): 60Bs/botella = 1 hora de trabajo

Ver: https://www.iga.net/fr/epicerie_en_ligne/charcuterie
Ver: https://www.iga.net/fr/epicerie_en_ligne/parcourir/dans-les-circulaires
Ver: https://www.iga.net/fr/epicerie_en_ligne/boissons_alcoolisees?page=6&pageSize=60

EL NÚMERO 7

Otra manera de verlo, en base a los números arriba, es que en Venezuela hay que trabajar aproximadamente 7 veces más duro para conseguir jamón barato, 7 veces más duro para conseguir carne, y 7 veces más duro para tomar cerveza, que en Canadá.

Esto no tiene ningún sentido en el mundo racional del comercio y del consumo, pero, en el mundo del capitalismo estafador, sí tiene mucho sentido ya que el numero 7 tiene un significado particular en el comercio que se puede utilizar para el bien o para el mal, y el cual parece ser utilizado para el mal de nosotros y para el bien de ellos por los productores, distribuidores, y comerciantes estafadores en Venezuela. (Yo personalmente utilizo el numero 6.666.)

Ver (ejemplo de 6.666 y 7): https://books.google.co.ve/books?id=HXbgAAAAQBAJ&pg=PT173&lpg=PT173&dq=number+6.666&source=bl&ots=dGEZ5rwO6G&sig=NumFAFd5COdKoqxb0wRV7RL-0YA&hl=en&sa=X&ved=0CDsQ6AEwB2oVChMIzrWLwvLBxwIVyqYeCh1Rmwcd#v=onepage&q=number%206.666&f=false

LA CARNE Y DIOS

Para mí, lo que menos tiene sentido (arriba) es el precio de la carne ya que en Canadá el ganado pasa la mayor parte de su vida adentro comiendo granos y otros productos que los granjeros deben comprar --- y la calefacción les cuesta una fortuna --- mientras que en Venezuela el ganado pasa casi toda su vida afuera comiendo pasto, el cual yo pensaba era gratis, es decir, la carne en Canadá debería costar substancialmente más en términos de horas de trabajo que en Venezuela, pero, ese no es el caso, es completamente al revés.

¿O será que Dios ahora está cobrando por el pasto?

¿Y después los ganaderos nos dirán que tienen que pagar por el aire que el ganado respira también?

¡Estafadores!

De todas maneras, basado en el pequeño análisis arriba, se pudiera concluir que en Venezuela hay que trabajar 7 veces más duro que en Canadá.

NOTA adicional: Cuando fui a comprar la carne, caminé durante unos 30 minutos, de un lado del pueblo hasta el otro --- el pueblo es muy pequeño --- y me di cuenta que ahora hay 4 nuevos carniceros en este pueblo donde siempre han habido solamente 2 o 3, eso en base a su población. Si la carne está tan cara, y si la población no ha aumentado de manera significativa, y si el consumo de la carne se ha reducido considerablemente, ¿A quienes estos nuevos carniceros les están vendiendo la carne? Estamos cerca de la frontera, entonces supongo que les venden la carne a los colombianos a muy buen precio para ellos, y nosotros los pendejos venezolanos, secuestrados por estos carniceros y ganaderos estafadores, tenemos que pagar el precio casi colombiano por la carne venezolana, la cual, estando aquí en el campo, es criada aquí mismo (pasan frente a mi taller todos los días) … es más, el matadero está a menos de un kilometro de mi taller. ¿Entonces? ¿Cuál es el chiste? Esto es una perversión del basurero espiritual del ser humano egoísta capitalista sin consciencia social.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3529 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /contraloria/a212827.htmlCd0NV CAC = Y co = US