Ford, Crysler, Chevrolet y Toyota son nuestras

¡EUREKA! Revisando el magnífico trabajo de investigación realizado por el equipo de investigación del Colectivo “Batalla Social Punta de Lanza”, complementado por el trabajo “Sinfonía de un desfalco a la nación: tocata y fuga de capitales” realizado por otro equipo conformado por miembros plenos del PSUV que se identifican como una tendencia dentro del partido -MAREA SOCIALISTA- y las pruebas aportadas por l@s trabajador@s de las empresas ensambladoras, hemos encontrado ¡EUREKA! que las nombradas ensambladoras están incursas en hechos delictivos: han desfalcado a la nación.

Cuantificando lo robado al pueblo venezolano, echando lápiz, tenemos como resultado que el valor de la planta física, maquinarias y demás haberes de cada una de las citadas empresas transnacionales no alcanza para reponer lo estafado, en consecuencia el Estado venezolano tendría que confiscar sin pago de indemnización sus bienes en territorio nacional, demandarlas en tribunales internacionales para que terminen de reparar los daños ocasionados al Estado y solicitar a INTERPOL la detención de sus gerentes ejecutivos por estafadores.

¿Y eso por qué? Simplemente porque los empresarios de dichas transnacionales solicitaron dólares a tasa preferencial para importar partes y demás insumos con la finalidad de realizar el trabajo que sus empresas representadas debían hacer: ensamblar vehículos en el país.

Pero resulta que en la excelente investigación tutorada por el camarada Luis Enrique Gavazut Bianco encontramos que dichas empresas solamente utilizaron parte ínfima de las divisas solicitadas a CADIVI para importar la materia prima declarada en su solicitudes y la mayor parte de dicha fortuna en dólares las dejaron en sus paraísos fiscales (pequeños Estados, generalmente localizados en islas aledañas a las costas estadounidenses), es decir robaron a la nación, al Estado, y el Estado soy yo, eres tú, somos nosotr@s; nos lo robaron.

¿Por qué los entes del Estado no actúan? Simplemente porque hay mucha gente influyente, dentro y fuera del gobierno, involucrada en la estafa. La aludida investigación fue hecha pública tanto por el Colectivo “Batalla Social Punta de Lanza” como por Marea Socialista, además de presentada ante la Fiscalía General de la Nación y Asamblea Nacional, entre otras instituciones del Estado obligadas a velar por los bienes de la nación y a actuar ante dichas contundentes, serias y bien documentadas denuncias.

Para desgracia del país el desfalco a la nación fue cometido por funcionarios del alto gobierno nacional por lo que la Fiscal General de la Nación y Diputad@s de la Asamblea Nacional, entre otras instituciones, no quieren investigar y aclarar al pueblo venezolano que dicha fortuna en dólares fue “diligentemente” aprobada y entregada por apátridas funcionarios al frente de CADIVE y el Banco Central de Venezuela, como tímidamente lo refirió el exministro Giordani y publicamente lo denunció la defenestrada Presidenta del BCV, Edmée Betancourt (recién llegada al Banco no quiso echarse el muerto encima y con su denuncia renunció y la renunciaron): BOTADA DEL EQUIPO DE GOBIERNO POR SAPA.

¿Y eso fue a cambio de nada? No, tanto así que el propio Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, prometió a la nación investigar el caso de los más de veintiséis mil millones de dólares (26.000.000.000 $) desfalcados, entre los cuales se encuentran los relacionados a las empresas ensambladoras. Empeñó públicamente su palabra y amenazó con destapar la olla “callera quien callera”. Resultado: amago puro.

Por qué, por qué, porque el Presidente Maduro se encontró que entre l@s estafador@s hay muchas “empresas de maletín” (empresas fantasmas, de dudosa dirección fiscal, sin actividad mercantil reconocida, sin capital para respaldar las operaciones aludidas, entre otras nimiedades), es decir empresas y personas particulares a las que por ningún concepto se les ha debido entregar dólar alguno. Pero, pero, pero parece y acontece que presuntamente el compatriota Presidente conoce a much@s de l@s estafador@s y pareciera que le resultaría muy doloroso ponerl@s al descubierto. ¿Privaran más la amistad y falsa lealtad que los intereses de la nación?

Es decir privará la impunidad y como tod@s estamos bajo sospecha, resulta y acontece que presumimos que hay much@s funcionari@s, y posiblemente familiares de est@s, que fueron “beneficiad@s” con un puñado de dólares, es decir sospechos@s de haber participado en el gran desfalco a la nación.

Pero resulta y acontece, señor Presidente, que el dinero desfalcado no le pertenece al gobierno, me pertenece a mí, nos pertenece a tod@s y cada un@ de l@ venezolan@s, a l@s dueñ@s del país y sus bondades naturales, entre ellas el petróleo, cuya venta en el exterior genera la renta que est@s ladron@s nos quieren quitar.

Decimos nos quieren quitar porque estamos dispuest@s a recolectar firmas para obligar a los organismos del Estado a abrir una investigación y auditar (con la participación de nosotr@s) los recursos desaparecidos, porque sabemos en manos de quiénes están y en esas manos no se quedaran.

Ciudadana Fiscal actué, ante las investigaciones hechas públicas y pruebas presentadas usted, más que nadie, está obligada por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a ello. Usted y el funcionariado que le acompaña, al igual que tod@s nosotr@s, estamos bajo sospecha. No actuar es aún más sospechoso.

Tenga presente, señor Presidente: el que manda debe oír.

Bolívar decía: “…el que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores.

¡Sabino nos señaló el camino, me señaló el camino, nos señala el camino!

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1766 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a202455.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO