No creo en empresarios socialistas y menos en los privados arrepentidos, después de joder al pueblo

Con el mas profundo de mi respeto a nuestro camarada, hermano y amigo presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela; y juro por Dios, que en el nombre de mi por siempre eternamente recordada madre, Isabel María Hernández de Espinoza, en el nombre de mi siempre recordado amado padre Ismael Bonifacio Espinoza, y en el mío propio, Jesús Ismael Espinoza Hernández (“El Negro Chua”); que asumiré las consecuencias y responsabilidades de mis actos, pero en este país, a como se están llevando y dando las cosas; no podemos permitir, que se juegue con la inteligencia de:

"¡EL PUEBLO DE CHAVEZ!"…“Eso no lo podemos permitir” (Hugo Chávez)

Nosotros, por ley y por las normativas legales vigentes de esta “¡Patria, patria, patria querida!” no nos podemos dar el lujo, que luego de una brutal y agresiva campaña de desestabilización, por parte de unos señores ¡EMPRESARIOS y EMPRESARIAS, de la tendencia ideológica que esto sean y de la índole que esta fueren, luego de haber violentado las leyes y haber cometido el delito de conspiración contra el estado, con financiamiento extranjero, venga tan circunspectos a decirnos que están arrepentidos y/o arrepentidas, y que no se les vaya a aplicar todo el peso de la ley; porque si nos ponemos a sacar verdaderas cuentas, de ¡cuantos niños, niñas, adolescentes, personas de la tercera edad o adultos mayores y las personas con limitaciones físicas, pudieran haber fallecido, por la acción irresponsables de los que hoy vienen ¡Dizque! que si arrepentido, a tratar de que el estado que esta en la obligación de sancionar esas acciones, les premien con el perdón, entonces estaríamos ante la mayor impunidad de nuestra historia revolucionaria, y estaríamos dándole una brutal bofetada a los que, sin ningún tipo de duda estamos consagrados para defender el ¡LEGADO DE HUGO CHAVEZ!...Que confiesen lo que sea, pero aplíquesele las leyes, para que respeten al pueblo...No creo en cuento de carrito, ni de caperucitas rojas devoradas por lobos feroces, las que se metieron en el bosque conocían de los peligros, entonces que nadie venga con cuentos baratos...

¡CARCEL PARA LOS FELONES! y ya dejémonos de payasadas http://www.aporrea.org/oposicion/n264472.html

CHAVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todo el pueblo pobre del mundo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1325 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: