El otro lado de la traición

En esta PATRIA que estamos construyendo, la debilidad forman parte de lo cotidiano, es decir la más hermosa y combativa construcción, ha sido y tiene que ser la fortaleza de nuestra LUCHA.

En estos tiempos de CHAVEZ y ahora en su ausencia, una cantidad de desviaciones arrastradas de la república anterior y que están enquistadas en nuestra raíz, como si no tuviera cura; se están manifestando, sin culpas, sin responsables.

Con excusas el mal se acomoda de acuerdo a la conveniencia de su ejecutante y están, a niveles tan exagerados que no hay conciencia del barranco donde nos están hundiendo: estamos obligados a entenderlo aunque no lo aceptemos: Lo mediático impone la confusión y los que manejan el medio están descompuesto; el daño se evidencia en lo que muestran como valores y aun sabiendo que sus líneas vienen de otros principios, que algunos malamente llaman anti valores (somera contradicción) se masifican.

En nuestros debates acostumbramos a llamarlos traidores, pero estamos siendo injustos porque debería ser para no maltratar su condición, ALIENACIÓN: Claro no es normal, pero es el nombre que puedo reconocer ante mis hermanos, que más que amigos son camaradas; pero entiendo que nadie nace tan torcido y entender la debilidad de mi género es comunismo.

Desarrollan verborrea y utilizan los medios para mentir, pero como son de nosotros, la mentira no es tal, es una desviación por falta de formación; pero le dicen a los que la creen porque forman parte de ellos, que es algo que no debe ser y que debemos aceptarlo como tolerancia a riesgo que la historia muestre mañana que es traición.

Estamos teniendo dificultades que la ALIENACIÓN está justificando, sin saber que forman parte del mal inoculado; no se puede determinar con exactitud: Un enfermo se niega siempre a reconocer la enfermedad, mas cuando no cree que es dañina y afirma que los enfermos son los que dicen y practican lo contrario de lo que hago; agarren un ejemplo de una enfermedad cualquiera y trasladen el resultado a la ALIENACIÓN, es la única forma de curarnos, reconociendo: no dejemos que el imperio traiga una propuesta de más odio, deformaciones; y recordemos siempre por encima de las vanidades personales, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.

HAZTE CONCIENCIA


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1097 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a198602.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO