Denuncian corrupción en Café Venezuela de Barquisimeto

Resulta extraño que funcionarios del gobierno, y específicamente del ministerio de alimentación, no se hayan pronunciado acerca de las  irregularidades administrativas que supuestamente  están ocurriendo   en la empresa de propiedad  social indirecta, Café Venezuela, ubicada en la zona industrial 2 de Barquisimeto.

Quisimos  escribir sobre el tema a raíz de  una solicitud  que nos hicieran algunos trabajadores de la mencionada empresa, y  representantes de las comunas en construcción  de la zona, que participaron  en  un taller sobre lectura crítica de medios que acabamos de dictar  en la ciudad de los crepúsculos.

El tema vino a colación  como un ejemplo de  cómo algunos medios del estado, incluso comunitarios y alternativos,  también se autocensuran y no publican denuncias como el caso  de Café Venezuela, aún siendo esta una información importante que pudiera servir para corregir anomalías graves  en la gestión del presidente Nicolás Maduro.

Durante la conversación con los amigos de Barquisimeto, estos me entregaron una carta fechada el 29 de junio de 2014, dirigida a la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, en la que exponen claramente varios puntos que ellos piden sean por lo menos  investigados.

Señalan los participantes del taller que han publicado las denuncias en las redes sociales, y uno que otro medio privado, pero que  no ha sido posible  que la misma tenga receptividad en los medios de comunicación del estado, como Radio Nacional o la Agencia Venezolana de Noticias, por ejemplo.

A continuación transcribimos textualmente  parte de las denuncias hecha a través de la referida carta que está avalada con las firmas de más de cien  personas con sus nombres completos y sus respectivos números de cédulas :

*   Existencia de un  acaparamiento premeditado  de más de 30.000 quintales de café verde nacional  e importado,  en los galpones  descritos anteriormente,   debido a que estos son movilizados  entre diferentes  sedes,   tales como  la sede San Pablo  en Yaracuy y las sedes Zona Industrial II y III,  sin ser procesado  y  distribuido para el consumo popular.

* La eliminación del Espacio u oficina de Atención al Soberano  a nivel  social, la viene a ser el enlace entre  los diferentes consejos comunales y comunas del eje de acción, para coadyuvar en parte con desarrollo  integral  y  solución de sus diferentes  necesidades, en este caso como lo es la adquisición del café a precio regulado, como lo estipula el Plan de la Patria, bajo los lineamientos políticos del Comandante Supremos Hugo Rafael Chávez Frías  del PUNTO Y CIRCULO  como  política de  Estado para redistribución social de la plusvalía generada por los trabajadores.

*  El  abandono en parte, de la infraestructura y la falta de mantenimiento en las diferentes  maquinarias  procesadoras  de Café verde  Molido,  contribuyendo al atraso productivo  y  teniendo como consecuencia negativa   el desabastecimiento.        

*   La falta de un Plan de Higiene, Seguridad y Ambiente que garantice la integridad laboral a los trabajadores por parte de la empresa en las áreas de producción ( No existe personal encargado para dicha labor) y la prepotencia y desinterés de atender en algunos casos a nuestras comunidades por parte del Ing. Agrónomo Carlos Silva.

*  El  uso  improductivo  de una flota de camiones  que están ubicados en el Estacionamiento de la planta descrita anteriormente, sometiéndose a la comunidades a acarrear gastos innecesario en el traslado del  rubro para el consumo popular, donde el ciudadano Ing. Carlos  Silva le sugiere a las comunidades la venta del  Kilo de café  a 50 BsF. cuando el precio regulado  es de 46.6 BsF.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4629 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor