Plan de Igualación Laboral Socialista

Cuando todos los hombres y mujeres seamos vistos como iguales, cuando no haya discriminación por credo o clase social, cuando la justicia sea el norte, la equidad la estrategia, cuando la brecha entre ricos y pobres se haga cada vez más corta, cuando las remuneraciones en la Administración Pública sea bajo la lógica igual trabajo-igual remuneración, estaremos iniciando un verdadero proceso socialista.

Desde el año 2008 aproximadamente conozco del proyecto iniciado por el Camarada Ricardo Dorado denominado Plan de Igualación Laboral, cuyo objetivo principal no era otro que el de uniformar y reducir las diferencias, desigualdades y asimetrías en los salarios básicos y en los beneficios sociales no remunerativos. Este Plan se inicia en el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y a mi juicio debería ser el punto de partida hacia la Administración Publica en su conjunto. No es posible hablar de procesos socialistas cuando existen tan marcadas diferencias entre los sueldos y remuneraciones que devengan los trabajadores y trabajadoras entre las diferentes instituciones de la Administración Pública, incluso la diferencia es marcada entre instituciones adscritas a un ministerio determinado y lo percibido por trabajadores y trabajadoras del ente rector, caso Ministerio del Poder Popular para la Finanzas-SENIAT-Banco Central de Venezuela, un obrero de la nomina del CNE podría devengar un sueldo superior a un directivo de un ministerio, igual sucede con las remuneraciones del Tribunal Supremo de Justicia o Fiscalía; estas brechas hay que acortarlas y en lo posible igualarlas y si la economía nos lo permite superarlas.

Es necesario como lo expresa Dorado ir hacia un proceso de Planificación Centralizada y que exista un mayor control en la rendición de cuenta entre los entes de la Administración Pública y el Ministerio de Planificación y Presupuesto, a fin de darle cuerpo de racionalidad y sostenibilidad presupuestaria a estos procesos de igualación remunerativa necesarias de llevar a cabo dentro del proceso socialista. Se debe garantizar entonces un trato igualitario entre los trabajadores y trabajadoras que prestan labores, tareas y responsabilidades equivalentes o similares, disminuyendo así la distancia entre las remuneraciones percibidas entre un ministerio a otro, o entre una institución a otra cuyos recursos surgen del mismo Estado; ni que decir entre los sueldos que se percibe entre los directivos de una institución u otra, o entre la escala de sueldos entre directivos y el personal profesional, administrativo y obrero.

Otro factor importante de igualar son las diferentes bonificaciones o beneficios sociales no remunerativos que existen de forma indiscriminada en algunas instituciones de la Administración Pública y otras que se consideran de menor rango, tales como: útiles escolares, uniformes, pago de juguetes, contribución por matrimonio, nacimiento de hijos, he visto en instituciones donde se cancela el  bono del vivir bien, que no es otra cosa que aumentar el beneficio del bono de alimentación a un monto que supla a un mayor rango el costo de la canasta básica a no menos de Bs. 3.000,00 mensual, bonos por evaluaciones, bonos por productividad que se dan en algunas instituciones públicas y se obvian en la gran mayoría; debemos superar con la igualación el trato discriminatorio entre cada categoría o nivel de responsabilidad laboral, fortaleciendo la noción de salario social.

Ni que decir entre la asimetría que existe entre las diferentes instituciones de la Administración Pública en cuanto al pago de bono de fin de año o aguinaldos, en unas instituciones cancelan hasta un año, en otros hasta seis meses y en la gran mayoría lo que dispone la Ley y/o el Decreto Presidencial tan esperado para el mes de noviembre, urge entonces estructurar y poner en ejecución un sistema de remuneraciones y beneficios sociales que apunte a una igualdad sustantiva entre un trabajador/ra y otro independientemente del sector laboral donde labora, la estrategia socialista debería ser la creación de una nueva estructura social fundada en la mayor suma de felicidad social posible.

 

Sistema Socialista de Salud  vs Sistema Capitalista de Salud:

 

Sueño con ver un sistema de salud público eficiente, gratuito, dotado, limpio, pulcro, de calidad y no llegar a una sala de emergencia abarrotada, sin servicios, con mal trato hacia los pacientes que lastimosamente no cuentan con un sistema de salud privado y capitalista, que por demás no deja mucho que decir de lo descrito al principio de este párrafo, porque la última vez que me toco ir al Centro Médico Loira por indicarles alguno, la visión que obtuve fue peor que ir a un hospital público, niños tirados en el piso, con los catéteres guindándoles, gritos y falta de insumos.

Debemos avanzar y esto también se señala dentro del Plan de Igualación laboral propuesto por Ricardo Dorado, en el diseño e implementación de una estrategia integral dirigida a asegurar: 1. La disminución del peso de la gestión privada en el sistema de protección de los trabajadores y de sus familiares en materia de salud, accidentes personales, vida y servicios funerarios; b. la disminución de la transferencia de recursos públicos por estos conceptos al sector privado, protegiendo el patrimonio público y 3. Participación en una plataforma de lucha contra la mercantilización de los servicios de salud, lo que sin duda se concretaría en la Alianza Interinstitucional por la Salud.

La experiencia sostenida por medio de los sistemas autoadministrados de salud adelantado en algunos entes de la Administración Pública ha generado economías o ahorros por conceptos de comisiones administrativas, ha incidido en la eficiencia de los recursos de la administración pública al cambiarse la modalidad de cobertura del seguro a riesgo a servicio administrado en materia de hospitalización, cirugía, maternidad y servicios funerarios, al cancelar servicios por eventos reales, haciendo más transparente la ejecución presupuestaria y financiera.

Se trata entonces de unir experiencias, conocimientos y profesionales realmente interesados en poner en práctica lo soñado por nuestro Comandante Eterno dentro del Plan de la Patria y fortalecer como un todo integrado la noción del salario social; a darle continuidad y ampliar los planes dirigidos a la igualdad sustantiva, asegurar la estabilidad y permanencia de tanto personal contratado recurrente a través de los descrito en el Artículo 146 de la CRBV: “Los cargos de los órganos de la Administración Pública son de carrera. Se exceptúan los de elección popular, los de libre nombramiento y remoción, los contratados y contratadas, los obreros y obreras al servicio de la Administración Pública y los demás que determine la Ley. El ingreso de los funcionarios públicos y las funcionarias públicas a los cargos de carrera será por concurso público, fundamentado en principios de honestidad, idoneidad y eficiencia. El ascenso estará sometido a métodos científicos basados en el sistema de méritos, y el traslado, suspensión y retiro será de acuerdo con su desempeño”. Este artículo es violado en la totalidad de las instituciones públicas del Estado, sin internalizar quienes liderizan cargos directivos en la Administración Pública  la frase célebre de nuestro Comandante Eterno: “Dentro de la Constitución todo…Fuera de la Constitución nada” , en este sentido se abultan las nominas publicas de forma inclemente cada vez que hay cambio de presidentes o directores de instituciones, sin medir finanzas, presupuestos o leyes, todo empieza de cero, todo empieza de nuevo…..

 

CHÁVEZ TE LO JURO: “LA DERECHA APATRIDA Y FASCISTA MÁS NUNCA VOLVERA”…

 

“NO A LA IMPUNIDAD, CARCEL PARA MARIA MACHADO YA”

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3383 veces.



Bestalia Ibarra

Licenciada en Trabajo Social, Cantante, Servidora Pública y leal al legado de nuestro Comandante eterno Hugo Chávez

 Besta67@hotmail.com

Visite el perfil de Bestalia Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: