Se Busca Nuevo Presidente de la CVG

“Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario.”

Che Guevara

Estos que vienen son días de reflexión y aprovecho para desear a todos ustedes, armonía en sus hogares, paz en sus conciencias y el deseo de una mejor ventura, espero también sean días de encuentro personal. Pero los gobernantes, Presidentes y ministros, gobierno Regional y Local, deben hacer también meditaciones y hacer revisiones sobre los compromisos y obligaciones que tienen con los ciudadanos, son servidores públicos por lo cual debe ser EFICIENTE para alcanzar resultados y para esto es importante la planificación permanente, investigación continua puntualidad en el cumplimiento de las tareas, optimación del tiempo. Debe ser SOLIDARIO que es la disposición de ánimo para actuar siempre con sentido de comunidad. Los seres humanos solidarios saben perfectamente que su paso por el mundo constituye una experiencia comunitaria y que, por tanto, las necesidades, dificultades y sufrimientos de los demás no le pueden ser ajenos jamás. VERAZ, en la búsqueda constante, sin tregua, de la verdad, para amarla, proclamarla y defenderla, aún con la vida. El ser humano veraz no tolera la mentira bajo ninguna circunstancia, ni las verdades a medias, peor las mentiras piadosas, por estas razones es digna de credibilidad total, su palabra tiene la fuerza del huracán, la claridad del sol meridiano, la transparencia del cristal más puro.

Así deben ser nuestros funcionarios o servidores públicos, más si ocupan altos cargos como Ministros o presidente de una institución, sino eres eficiente, capaz y competente es mejor que hagas tu carta de renuncia, para que ese cargo sea asumido por una persona que tengas valores como la honestidad, la veracidad, la solidaridad, amor al prójimo, respeto, sensibilidad humana, moral y honra. En Venezuela los funcionarios o servidores públicos con estos valores son muy difíciles de encontrar, porque al parecer es nuestra idiosincrasia este comportamiento de nosotros los venezolanos que cultivamos los anti valores. Se hace necesario comenzar a cultivar la ética revolucionaria.

Todos estos valores, están alejados de la mayoría de nuestros gobernantes y servidores públicos, que al ocupar esos cargos solo ven la oportunidad de enriquecerse y hacer negocios, sin importar el país y su gente. Como ardid usan un lenguaje revolucionario, se recuerda aquella frase del Che Guevara: “La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella.” Pero son la mayoría que no sienten este proceso y están ahí por sus metas personales y particulares, no es por abnegación ni compromiso revolucionario.

El gobierno Nacional debe ser eficiente en su interacción con sus ciudadanos y debe tener al frente de los ministerios y en la presidencia de las instituciones, hombres y mujeres eficientes, honestas, transparentes y con ética revolucionaria. En la búsqueda de la excelencia y la calidad se busca un nuevo presidente de la CVG que tenga conocimientos gerenciales y que otro de los valores sea la sensibilidad social y el humanismo y sobre todo que siempre diga la verdad y no diga mentira ni engañe a los ciudadanos al que tiene que responder ante el planteamiento de los problemas. En los meses que tiene en el cargo ya ha demostrado que fracaso y la evidencia está en su gestión al frente de las empresas básicas de Guayana, los problemas lo desbordaron y se agravaron en su administración y ahora humilla a los accionistas clase B de SIDOR, cuando miente y engaña con el reembolso de sus acciones.

Yo, como presidente de la CVG haría mi carta de renuncia en los siguientes términos: “Ante mi notoria incapacidad e ineficiencia al frente de la CVG, al no poder resolver la profunda crisis económica, financiera, corrupción administrativas, operativa, tecnológica, la falta de mística y sindicalerismo mercantilista en las empresas básicas de Guayana, me declaro incompetente y siento que los dificultades me han desbordado y al no tener la capacidad ni la sabiduría para resolver la problemática de esas empresas, por lo tanto pongo mi cargo a la orden señor Presidente y me dedicare a supervisar el precio de las tiendas de lencería y bisutería, porque al parecer tengo la experticia y conocimiento para esta rama comercial. Para despedirme pido perdón a los accionistas Clase B de SIDOR a los cuales engañe y mentí en reiteradas ocasiones, ofreciendo el pago de sus acciones, he traicionado su confianza, porque hasta el día de hoy no he presentado el estado de cuenta al presidente de la república”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3082 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: