La ineficiencia consume las empresas de Guayana

Una vez mas nos aproximamos al cierre de un nuevo año y aquel espejismo con el cual se creo las Empresas de Producción Social (EPS), se ha desvanecido. Entra un nuevo año en el atraso de su ejecución; con un gravísimo saldo en rojo y un elevadísimo costo de construcción y lo cumbre es que nadie es responsable, ni tampoco se pretende responsabilizar a nadie y lo peor, existen fuertes inicios de responsabilidad, pero no hay interés en tocar esas teclas.

Si hacemos un análisis de las causas de ese atraso. Las podríamos resumir en:

1.- La escogencia de empresas de proyecto (algunas de maletín) de baja calidad y con un desconocimiento supino en la ejecución de este tipo de obras. En oportunidades nos encontramos con subcontrataciones.

2,- Tardanzas en el aportes de capital, para darle viabilidad al proyecto.

3.- La ausencia total de control y seguimiento por parte del gobierno central, Contraloría General de la Republica; la aplicación de leyes que rigen la materia; como la Ley de Licitación. La inspección de la obra; compra de insumos y equipos; nivel de avance, etc, etc.

4.- El nombramiento de gerentes y presidentes; sin formación técnica; divorciados del desarrollo y ejecución de este tipo de proyectos; que conocen la ubicación de estas empresas por los recortes de periódicos. En una oportunidad uno de estos burócratas; que había sido nominado para dirigir a una de estas empresas; cuando piso suelo guayanés; lo primero que pregunto fue por las minas de aluminio.

5.- Nombramiento de funcionarios, con marcadas tendencias para hacer negocios y el fortalecimiento de mafias para blindarse y abultar su chequera.

6.- A lo largo de estos ocho (8) años de formalización técnica – administrativa de estas Empresas de Producción Socialista; el mayor nivel de avance, no esta mas allá del cuarenta (40%) por ciento y en algunos casos ya han sido cerradas por inviabilidad de ejecución y otras son candidatas a un cierre técnico; por su alto costo de construcción, la cual supera el doble de la media mundial de construcción tales como la EPS Perfiles y Rieles (cerrada); Fabrica de Tubos (TAVSA); LA Siderúrgica Nacional Abreu de Lima y Aceros del Alba. Cuyos costos de construcción superan con creces los 400 USD/ton acero.

Si revisamos los últimos directivos de estas empresas, nos encontramos que tanto el ministro Ricardo Menéndez, geógrafo de profesión; el cual creemos estaría mas facultado en dirigir una empresa que desarrolle la cartografía nacional o su vice ministro Juri Pimentel; para un medio de comunicación seria ideal o para dirigir un rotativo nacional; pero no para estar al frente del desarrollo tecnológico y productivo nacional. Cuando pasan por Guayana lo hacen como una ráfaga de viento sin detenerse a analizar el caos en que están sumergidas estas empresas.

Es el momento para que se de el salto al pleno desarrollo tecnológico y productivo, pero para ello debe darse una revisión total de estos directivos, comenzando del ministro y vice ministro para abajo; que han llevado al despeñadero a estas grandes ideas del comandante eterno Hugo Chavez. Que un 8 de diciembre del 2012 nos solicito y especialmente a su tren ministerial EFICIENCIA O NADA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1750 veces.



Luis Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: