Pildoritas 136 (año VI)

Sobre el desabastecimiento y nueva ley reguladora de la comercialización de automóviles nuevos y usados

La verdad es que uno no termina de salir del asombro de lo que la descocada aposición hace a diario en este país, para desestabilizar, como es por ejemplo lo que está actualmente en marcha y que tiene que ver con el desabastecimiento y no escasez, como quieren llamarla en una estrategia para que en la proximidad de las elecciones municipales, la gente desagradada con la revolución no vote o vote por ellos, esa táctica pareciera les está dando sus dividendos, más cuando el gobierno se ha dejado colocar contra la pared y a pesar de los esfuerzos no logra contrarrestar esas acciones que tienen su origen en las empresas capitalistas de producción de bienes o de distribución que dominan la mayor parte de de la cadena alimenticia, de los medicamentos, repuestos e insumos en general y por ello el fenómeno de las colas en las afueras de los supermercados, incluso e inexplicable también en los Abastos Bicentenarios que como sabemos son establecimientos oficiales, lo que por supuesto es profusamente difundido por los medios de la derecha y en las redes sociales, con el efecto negativo contra la eficiencia en que está empeñado el gobierno de Maduro.

Lo que uno no se explica es cómo a empresas a las que es fácil comprobarles formar parte de esta guerra macabra contra la mayoría de los venezolanos, sobre todo a las que han recibido dólares y licencias para importar no se les ha sancionado, no con simples multas que las pagan muertos de la risa, porque saben que en el menor tiempo posible recuperan lo cancelado y siguen con sus acciones burlándose de las leyes y de quienes están en la obligación de velar por que se cumplan.

Es lo que seguramente va a suceder con las sanciones que trae la novísima Ley que tiene que ver con la venta de vehículos nuevos y usados, es fácil prever lo que va a pasar, van a seguir vendiendo con sobreprecio obligando a la gente, que está desesperada por obtener un vehículo, a que lo que no aparece en el documento de venta, lo paguen por debajo de la mesa, en efectivo para que no queden pruebas y si alguien denuncia a no ser que se obtenga una prueba grabada y que ella se le dé carácter legal, o que se marquen los billetes y se anoten sus seriales, va a ser simplemente la palabra del denunciante contra la del delincuente que a estas alturas y antes de que comience a aplicarse la Ley, ya tiene preparadas las estrategias para burlarla.

¿Saben qué haría este servidor para agarrar a los especuladores con las manos en la masa?: meter en las listas de aspirantes a un vehículo a fiscales de MP, fiscales de INDEPABIS y funcionarios honestos, autorizados, que en todas las regiones donde existan concesionarias puedan confirmar lo que aquí expreso y está en el ambiente, porque ya es tema de conversación de la gente, en conocimiento de la capacidad de los empresarios para mimetizarse como los camaleones y torear como buenos toreros las embestidas de las Leyes.-

Aquí lo que deberá hacerse es suspenderles de por vida la licencia a los importadores que especulen, no sólo con vehículos sino con lo que sea y meterlos en una lista negra que todo el pueblo conozca, con sus empresas incluidas y además con quienes en conchupancia con ellos lo que han hecho es convertirse en ascensoristas para llevar la inflación al piso más alto de la escala.
Que digan lo que digan, que chillen cual cochinos en camión, pero no se puede atacar en una guerra como la planteada, con pañitos de agua tibia, sino que hay que ir a fondo y exterminar las estrategias de quienes de otra manera van a ser los enterradores de la Revolución



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2095 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: