Las consecuencias de una megadevaluación

100 VECES

Esta semana estuve en la UCV para realizar un tramite administrativo y me encontré con una huelga de profesores para alcanzar beneficios económicos. La verdad es que los sueldos de ellos no estan, ni con mucho, a la altura que les corresponde.

Entonces me vino a la memoria cuando por los años 70 tuve oportunidad de entablar amistad con varios profesores universitarios a tiempo completo, llegando a visitar a algunos de ellos en sus hogares ubicados en las entonces nacientes urbanizaciones caraqueñas del Cafetal, Montalban, Alto Prado, etc.

Lo que quiero significar es el hecho de que, para esa época, el sueldo de profesor permitia adquirir viviendas muy confortables. Ingresos que por cierto, ya venian de la época perezjimenista.

Por que ese nivel de vida se vino al piso?

Eso no tiene ningun misterio. Gracias a la desastrosa política económica del régimen que controlaba la alianza de la oligarquía con la pequeña burguesía, en solo 15 años, entre 1983 y 1998 la moneda venezolana perdio más de 100 veces su valor, pasando de 4,30 Bs. por dólar a mas de 500 bolivares por dólar.

Una verdadera debacle que pulverizo, literalmente, el ahorro de los venezolanos y que hizo que Venezuela pasara en un abrir y cerrar de ojos de la sociedad del “ta barato, dame dos” a la de los tetero de Kool-Aid, trayendo un reino de miseria para el país, y que causó tanto los espantosamente trágicos sucesos represivos del 27 y 28 de febrero de 1989 hasta las insurrecciones militares de 1992.

Esa mega devaluacion continuada acarreo una perdida brutal del poder adquisitivo del salario, a lo cual no escaparon los profesores universitarios.

En lo personal tanto el “viernes negro” de 1982 como la crisis bancaria de 1993 acarrearon gravisimos problemas financieros a mi empresa.

Pero era lógico que pasara. Desde comienzos de la explotacion petrolera en Venezuela, y durante todo el siglo XX el poder economico y politico en Venezuela fue detentado por una alianza de clases entre la pequeña burguesia emergente, la oligarquia y el capital transnacional. Alianza que, cumpliendo el mandato norteamericano, impidió cualquier tipo de desarrollo industrial significativo que se constituyese en una amenaza al poder las grandes transnacionales. No otra cosa se buscó con la tristemente famosa política de “sustitucion de importaciones”.

En los mas prestigiosos centros de investigacion social del pais, como las Universidades Nacionales, en institutos como el CENDES o el Rodolfo Quintero, se publicaron numerosos trabajos, y se hicieron abundantes seminarios y conferencias en donde quedaba de manifiesto la responsabilidad directa de esa alianza nefasta.

Lo asombroso del caso, es que hoy, esos mismos investigadores y docentes que responsabilizaban a esa alianza de los profundos males del país, hoy, sin ninguna vergüenza, aparecen apoyando su candidatura presidencial.

Y es que los que ahora se aparecen detras de la oposición, son los mismos que representaron a los sectores que hundieron al pais en el pasado. El mismo Ramón Guillermo Aveledo de Copei, el mismo empresario que quebraba las botellas de vidrio de la firma venezolana Grapette para permitir la monopolizacion del sector de refresco por parte de las transnacionales; los mismos medios que chantajeaban publicando noticias tremendistas, como acusar de causantes de cáncer a aquellos productos que no colocaran pautas publicitarias; los mismos que montaron imperios robando, con la complicidad de la dictadura perezjimenista, las patentes locales, etc., etc.

Claro, estos desvergonzados utilizan como excusa de su repudiable postura, la necesidad de crear un frente unico que impida “la llegada del comunismo”. Hay que ser un perfecto imbecil para creer tamaña estupidez.

Y peor aun, creer, a la luz de lo vivido, que esas mismas clases sociales puedan traer “el desarrollo y el progreso”. hay que comprender que la pequeña burguesía nacional se formó y alcanzó su fortaleza actual, no mediante el trabajo arduo y la lucha competitiva, sino gracias a la especulación, al negociado con el Estado, al dinero fácil.

Para crear esa ilusion de alcanzar el "progreso" vuelven a hablar de que esto se conseguirá con una "nueva generación" de gerentes, tal como lo hicieron en el segundo gobierno de CAP y que lo que ocurrió fue que esa "nueva generación" de yupies se embolsillo las decenas de miles de millones de dólares provenientes de los prestamos del FMI y de la venta de nuestras principales empresas al capital extranjero. Dinero que se les entregó y que para que ellos construyeran una nueva estructura económica que sirviera de paliativo a la ruina que significaba para el país la pérdida de sus principales industrias extractivas mediante la fulana "privatización".

Todo ello revento en la famosa crisis bancaria de 1993 y hoy esos hampones disfrutan impunemente de sus riquezas. Y es lógico que haya sido asi. Fueron formados en la cultura del dinero facil.

Venezuela no puede volver a ese pasado de corrupción e ineficiencia. Es necesario que aparezcan nuevos actores politicos y economicos que piensen primero en nuestro país, y que comprendan las nuevas realidades, tanto nacional como en el plano internacional.

Que entiendan la magnifica oportunidad que, gracias al genio estadista de Chávez, se nos presenta con Mercosur para, por fin, alcanzar nuestro anhelado desarrollo industrial, único que nos garantizara alcanzar la produccion de riqueza que nos permita una mejor vida a los venezolanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1722 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Enrique Dallmeier

Carlos Enrique Dallmeier

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a166037.htmlCd0NV CAC = Y co = US