Torpezas ministeriales

En una coyuntura como la actual, en que el imperio ordena a todas/todos sus agentes, arremeter contra la Revolución Bolivariana, es inadmisible perdonar errores o torpezas de los funcionarios/funcionarias del Gobierno Revolucionario. Más aún, si dichos funcionarios están en una batalla de envergadura, como la emprendida por el camarada Edgardo Ramírez, Mppeu, contra la corrupción de las universidades, que lo llevaría hasta la Fiscalía General de la República. Pues bien, sin duda, una lucha que lo hace merecedor de todo el apoyo de las comunidades universitarias, como en efecto ocurrió. No obstante, ese apoyo obtenido gracias a una denuncia que merece ser investigada y sancionados sus autores, se revierte gracias a la incapacidad gerencial del señor ministro para gestionar y tramitar los sueldos y demás beneficios socio-económicos del personal adscrito al ministerio a su cargo, en este caso el Mppeu. Es así, que la voluntad ganada por la acción anticorrupción emprendida, se pierde de inmediato al atacar éste, la sobrevivencia de los trabajadores/trabajadoras, quienes se ven imposibilitados/imposibilitadas de disfrutar de sus vacaciones y de acceder a sus salarios. La incapacidad gerencial, también se manifiesta en la burocratizada manera de gestionar un Crédito Adicional, para cancelar deudas del año 2008. Desde el mes de mayo se inició su trámite y pasados tres (3) meses aún no se concreta su aprobación en el seno de nuestra Asamblea Nacional.

Esta infortunada forma de gerencia, lejos de sumar voluntades a favor del Gobierno Revolucionario, al poner en riesgo la sobrevivencia de los trabajadores/trabajadoras, propicia el descontento contra el Camarada Presidente, Hugo Chávez y desmotiva a los trabajadores/trabajadoras a participar en las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre, tal como nos lo expresara el camarada N.C. Torres en un correo: “Amigo Henry, es increíble lo que está sucediendo en el sector universitario. Estoy en LUZ desde el año 74; y por primera vez, a estas a estas alturas del mes de julio, no se ha cancelado el mes de Agosto y el restante 20% del bono vacacional. Que esperanza tenemos del retroactivo del 30% del año 2008? Amanecerá y veremos, pero lo que sí es cierto, es que esta anormalidad le está restando mucho a nuestro proceso revolucionario…” Entonces, nos preguntamos: ¿a favor de quién trabaja el Mppeu, Edgardo Ramírez?

Similar situación se presentó con el renacido ministerio de transporte y comunicaciones, a cargo de Francisco Garcés, quien en plena efervescencia de la crisis del Metro Caracas, lejos de avocarse, con la urgencia del caso, a resolverla se limita a acusar a los medios de comunicación de ser los responsables de la misma, al hacerla evidente y exponerla públicamente. Olvidando el nuevo ministro, que esa crisis data de, por decir menos, año y medio, tiempo durante el cual, los caraqueños/caraqueñas han sido sometidas a verdaderas torturas físicas, escaleras mecánicas infuncionales, inseguridad personal, vagones sin aire acondicionado, retrasos injustificados, operaciones morrocoyas, en fin, la lista es larga y su efecto perverso sobre los usuarios/usuarias. Por fortuna, en este caso concreto, el camarada Vicepresidente, Elías Jaua, por instrucciones precisas del Camarada Presidente, Hugo Chávez, se ha involucrado directamente en el caso, colocándose su bacalao en los hombros y lo ha llevado hasta reunirse con los trabajadores/trabajadoras del Metro Caracas, motivo por el que, en los actuales momentos, los usuarios/usuarias del Metro ahora se nos llenan de expectativas favorables nuestras inquietudes sobre el servicio del sistema Metro Caracas: “Ahora, junto con los trabajadores, estamos reajustando el sistema. Garantizamos que antes de que termine el año sentirán una diferencia en los problemas que han venido ocurriendo los últimos meses en el Metro”, informa el ministro de transporte y comunicaciones, Francisco Garcés, según reporte de AVN, 27 de julio 2010. Sin duda, esa es la línea correcta, solo faltaría integrar a los usuarios/usuarias del servicio Metro para tener una visión integral de las soluciones que deben dar al traste con la pésima calidad que ha caracterizado al servicio en los últimos años. Además, otro detalle, camarada Elías Jaua, se deben acelerar los tiempos, dejar a un lado la burocratización, a ponerle los patines al funcionariado de ese ministerio, hacerles entender que están en una Revolución e integrarlos/integrarlas a ella.

Es obvio, que una rectificación a tiempo, minimiza los daños que ya ha causado el tiempo de sometimiento al mal servicio, pero bien vale la pena esforzarse en garantizar la mejora paulatina del servicio, los caraqueños/caraqueñas nos merecemos ese esfuerzo. En este caso, esperemos los resultados para preguntarnos: ¿para quién trabajó el ministro Francisco Garcés?

Al contrastar esta dos experiencias podemos apreciar la importancia de atajar los problemas, la experiencia que ha acumulado el camarada Vicepresidente, Elías Jaua, en mucho hace la diferencia y su actuación oportuna puede, en muchos casos, minimizar los efectos perversos de las torpezas ministeriales, y eso descarga mucho a nuestro Camarada Presidente, Hugo Chávez, de cumpleaños por estos días…


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1867 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a105189.htmlCd0NV CAC = Y co = US