¿Quiénes son los responsables?

Nos preguntamos los del pueblo muchas veces, sobre todo, cuando vemos el Aló Presidente,

¿Será que el presidente Chávez es un masoquista?
¿Por qué, perdona siempre a los saboteadores de su entorno?

No se ha dado cuenta aún, de que muchos de sus más cercanos colaboradores, no son más que oportunistas, pero no revolucionarios de verdad y menos socialistas, mucho menos patria o muerte, por esta razón ocurren las cosas que ocurren y que no deberían suceder, si al frente de estos cargos tuviésemos a verdaderos revolucionarios y bolivarianos de principios y personas de honor.
Claro que en el gobierno existen personas que son honrosas excepciones.

Pensamos que una parte del gobierno está dominado por adecos reencauchados y ahora con camisa roja como el pimentón maduro, pero con su corazoncito blanquito como la guanábana.

El presidente Chávez, es el único que se da cuenta de la realidad política y social del proceso bolivariano que vivimos cada día.
Sus líneas y sus órdenes, lamentablemente no son ejecutadas muchas veces como él indica, sino como sus "colaboradores desde hace ya tiempo les parece y les da la gana".

¡Chávez!, el pueblo te sigue amando y es consecuente contigo como aquel trece famoso, pero no con muchos de los bichos que te rodean. El pueblo sabe quienes son sería bueno que le preguntase usted mismo antes de nombrar a alguien a algún cargo de decisión y mando.

¿Quiénes son?

Y te los saques de tu lado de una vez por todas.
Como se hace con las plagas.
De lo contrario ellos -los carroñeros-, acabaran contigo y por ende con el Proceso.

No son los revolucionarios, sino traidores los que hacen esto. Aquellos que te traicionan presidente Chávez, no son revolucionarios, son burócratas, son oportunistas que están enchufados bajo tu sombra querido presidente y que se enriquecen a costa del proceso, y se aprovechan de los dineros del pueblo, de hacer negocios chuecos.

Tenemos recientemente el caso de los contenedores de Puerto Cabello y Tinaquillo, hay muchos, muchos más con comida pasada y podrida en este caso ambas palabras son sinónimas.

¿Qué diferencia hay entre pasado y podrido?

Las dos van para el basurero y no se pueden comer.

Tampoco utilizar

Aparte las semillas de papas, (vencidas o podridas), da igual.

Ahora salen unas medicinas vencidas.

Esto es una tormenta de vencimientos y pudrimientos, uno detrás de otro, que en verdad repercuten quieras o no sobre la imagen del presidente Chávez, de sus colaboradores y del proceso bolivariano mismo. Deteriorándolo poco a poco.

Estos señores, indolentes y con altos cargos de decisión y mando en el gobierno del presidente Hugo Chávez, están disfrazados de revolucionarios, de chavistas y no lo son sin duda alguna, además, se volvieron locos con los cargos y se dedicaron a la burocracia, al lucro personal y a las corruptelas. "Con excepciones honorables".

Le recuerdo al compatriota presidente y a estos corruptos, que en China y otros países, el gobierno, a estas alimañas las fusilan, sin más ni más, luego de un juicio -pero no se salvan-

Esto es un crimen contra el pueblo que no se debe perdonar, ni permitir.

No es poca cosa desperdiciar la comida del pueblo. En estos momentos.

Hay obras paradas, sin terminar, como la del metro bus de la Nueva Granada.

Hay ministros a los que el presidente pregunta y no saben las respuestas, o lo engañan a conciencia e inventan historias inverosímiles, frente al pueblo, en el Aló Presidente, lo hemos visto, luego salen pata e' rolo, con su cara dura y mirada en lontananza además, acto seguido son premiados con nuevos cargos.

¿No es esto masoquismo de su parte señor presidente?,

¿Quizá, amor paternal?,

Pero recuerde que hay amores que matan,

Tenga cuidado, que los bichos esos pican duro y son venenosos.

Dicho por usted compatriota presidente:
Cuando las cosas salen bien los ministros no dicen que son obras de la Revolución Bolivariana, sino de un poco de letras sin sentido para las personas del pueblo que son un acertijo para el pueblo.

¿Eficiencia y competencia?
Los alimentos estaban descompuestos, dañados o vencidos.
Para el caso da lo mismo
Me recuerda aquello de "No hay que pedirle peras al horno"
Sólo 1.070 contenedores tienen alimentos dañados pero aún siguen apareciendo.

Pero el presidente, es demasiado bueno, demasiado perdonador, como que le gusta como dice el Marciano que lo rebanen en mortadela o en salchichón sus alacranes consentidos.

El trabajo de zapa dentro del propio gobierno señor presidente, por los continuos errores quizá a conciencia y ex profeso pues es un hecho que existen los espías, infiltrados en todas partes y traidores que además el dinero del enemigo gringo, sobra para comprar conciencias a los que no la han tenido nunca ni son revolucionarios.

Mirémonos en el espejo de Colombia
Uribe vende a Colombia al imperio
Y Santos gana las elecciones.
En Honduras, Chile, Costa Rica, Haití, Panamá el propio Paraguay.
La derecha avanza, está al ataque respaldada por el imperio.


Señor presidente Hugo Chávez, compatriota, el pueblo revolucionario y bolivariano del trece exige hoy castigo para tanto culpable que sale lisito y coleando.
¿Quiénes están detrás de las corrupciones?
¿Quiénes está detrás de las pudriciones?
Las burocracias de los escuálidos disfrazados e infiltrados
Ellos, siguen dentro del propio gobierno saboteando todo, hasta sus líneas y decretos y están muy cerquita suyo.

Si no se castiga ejemplarmente a los culpables de estos crímenes que afectan tanto al pueblo como a la imagen del proceso y a su presidente, ¿Seguirá el baile de los zamuros?

Compatriota presidente, no pueden seguir los zopilotes, cuidando la carne del pueblo.

Pueblo, que ahora ve y escucha pues usted nos enseñó.

Pedimos castigo ejemplar a los culpables de la comida, medicinas y semillas de papas vencidas o podridas.

¡Patria, socialismo o muerte!


requenave1@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1796 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor