Estadounidenses visitan Venezuela para agradecer suministro de combustible

James Sappier, jefe de la etnia indígena estadounidense Nación Penobscot

James Sappier, jefe de la etnia indígena estadounidense Nación Penobscot

Credito: ABN

Maiquetía, estado Vargas. 22 Abr. ABN (Alessandra Perdomo Velázquez).- “Muchas gracias a Dios y a Venezuela por todo lo que ha hecho por nosotros”, expresó con gran emoción el jefe de la etnia indígena estadounidense Nación Penobscot, James Sappier, al arribar este sábado al aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía.

Sappier llegó junto a otras 60 personas beneficiarias del programa de suministro de combustible barato que impulsa la Corporación Petrolera Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en el país del Norte.

Como parte de una iniciativa que partió de las comunidades más pobres de Estados Unidos, favorecidas por este plan que se inició en noviembre de 2005, esta delegación de hombres y mujeres provenientes de 8 regiones estadounidenses arribó a Venezuela para agradecer al pueblo y al presidente de la República, Hugo Chávez Frías, la activación de una política de ayuda en una nación afectada por intensas temporadas de frío.

Explicó Sappier que en Maine, la localidad donde vive, existen 4 tribus de aborígenes sumamente desasistidas que deben soportar, en ocasiones, bajas temperaturas de -75º F.

Luego de que la comitiva recibiera la bienvenida del embajador nacional en Estados Unidos, Bernardo Álvarez, y del presidente de Citgo, Félix Rodríguez, Sappier aseguró que la gente de Venezuela es realmente maravillosa.

Asegura que su tribu la conforman 22 mil miembros, mientras que el resto de las comunidades indígenas suman no menos de 20 mil aborígenes y, según dijo, todos han sido beneficiados por el plan.

“Esta ayuda para nuestra gente pobre ha sido una bendición”, afirmó Russel Anderson, habitante de Portland, quien apuntó que de no existir el programa, en mayo hubiesen fallecido muchas personas debido a la crueldad del invierno.

Por esta razón manifestó su deseo de que el jefe de Estado venezolano extienda el plan durante el próximo año para beneficio de las 48 mil personas de su comunidad.

En perfecto español y muy emocionada por pisar suelo venezolano, Sonia González, habitante del condado neoyorquino del Bronx, aseguró que nunca antes los más pobres de Estados Unidos habían recibido una ayuda semejante.

“Nos sentimos honrados por el hecho de que Chávez nos haya permitido recibir combustible barato para la calefacción cuando en mi comunidad vivimos inviernos bastante crueles”, afirmó esta voluntaria de la organización VIP Community Services (Servicios comunitarios).

Comentó que el alto costo del gas que afecta especialmente a las minorías estadounidenses hace más difícil soportar las temporadas de frío que les azotan.

“Esto ha sido una bendición, algo estupendo”, señaló para luego abordar el autobús que la conduciría a Caracas con el fin de cumplir con una agenda que incluye reuniones con indígenas venezolanos y con alcaldes de diversos municipios del estado Miranda, la visita al Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda y la asistencia al programa dominical Aló, Presidente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5961 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter