Dijo Neruda: "Chile es un Vietnam silencioso", pero la solidaridad no llegó. ¡Que no pase eso con Venezuela!

Neruda dijo "Chile es un Vietnam silencioso, pero nadie lo esuchó.

Pueblos del mundo, háganse

el mejor regalo de navidad: ¡solidarísense con Venezuela..!

Cuando el gobierno de la Unidad Popular, en Chile, se veía cada vez más agredido y acorralado por los Estados Unidos, Pablo Neruda escribió una frase dramática, para estimular una solidaridad internacional que fuera capaz de amarrarle las manos al imperio. Dijo Neruda: "Chile es un Vietnam silencioso..."

Pero a pesar de la dramática alerta de Neruda, la solidaridad no llegó. Porque, aunque los ojos del mundo estaban puestos sobre el experimento chileno, y muchos viajaban a Chile, solo iban a "observar", a ver con qué se podría comer eso. A esta gente en Chile se les llamaba "observadores del proceso", un deporte, un turismo político que fue muy ejercido en esos tres años del gobierno popular chileno. Pero hubo muy poco de lo que se llama solidaridad, la cual llegó, por fin, cuando los fascistas de Pinochet tumbaron el gobierno de la Unidad Popular y asesinaron al compañero presidente Salvador Allende. Estudios que hicieron organismos de solidaridad internacional determinaron que después del golpe fascista, la solidaridad con Chile fue aún superior a la que hubo con Vietnam. Emocionante, pero tardío. Fue llorar sobre la leche derramada.

Traigo a recuerdo esta situación, porque hacemos votos para que eso no vuelva a suceder. La República Bolivariana de Venezuela tiene la obligación de defenderse, y tiene el pueblo las armas y los cojones necesarios. Pero más allá de eso, y dado el tamañote del enemigo, hay una responsabilidad de los pueblos en cuanto a no quedarse de brazos cruzados esperando a ver que pasa, si nos almuerzan o no los imperiales y sus lacayos. Si se perdiera Venezuela, todos los pueblos del mundo pueden ir poniendo sus barbas en remojo, porque la independencia de Venezuela es la mejor garantía de independencia para los demás pueblos del mundo. Así que el peor negocio que pueden hacer es mirar los toros desde la barrera. Los pueblos deben asumir su responsabilidad ante la agresión que nos hace el imperio y actuar a tiempo, haciendo un lado, pateandole el culo a esos acomodaticios o flojos sociales seudo intelectuales que hasta se les siente la tentación de asumir los argumentos del imperio, como la "crisis humanitaria" y la puta madre que los parió.

En el supuesto negado que el imperio y sus lacayos llegaran a apropiarse de Venezuela, eso en realidad sería ni más ni menos como el comienzo de la tercera guerra mundial, independientemente de que se inicien o no abiertamente las hostilidades. Quizás por eso Rusia y China se ven claritos en la solidaridad, como estados, porque saben que si los Estados Unidos se apropiaran otra vez de nuestro territorio, adquirirían una ventaja difícil de empatar, gracias a la cantidad de riquezas minerales que aquí existen, comenzando por el petróleo, ni más ni menos.

Si nosotros podemos estimular esa solidaridad hacia nuestra causa, mejor. Bueno que trabajemos en eso. Pero con tanto que hacer a lo interno, es hora de que la gente de buena voluntad del mundo entero asuma su responsabilidad, y no nos dejen solos, no nos sirve una solidaridad tardía, como la que tuvo y de sobra, pero inútilmente, la vía chilena al socialismo. Necesitamos que se levanten ya ¿por nosotros? ¡Por nosotros y por ellos mismos, que no entender eso ahora, puede ser fatal..!

El imperio mueve todos sus tentáculos y todos sus sucios socios. Movamos nosotros también a los pueblo del mundo, y si por la cantidad de trabajo que hay por hacer, a diario, a lo interno, no somos capaces de acompañarlos o empujarlos, bueno, camaradas, muévanse solitos, que solidarizarse con la República Bolivariana hoy por hoy, es el mejor regalo de navidad que los pueblos del mundo entero se pueden hacer a ellos mismos, porque eso de que en la Revolución Bolivariana se juega el destino de la Raza Humana del Planeta Tierra es algo más que una frase, es la cruda realidad, es la verdad verdadera, ni más ni menos.

Entiéndanlo hermanos pueblos del mundo entero y que tengamos todos, ustedes y nosotros, una feliz navidad y un próspero año nuevo..! ¡Un año de lucha y victoria popular en el combate..!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6064 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter