Javier Biardeau alertó sobre la estrategia continental de confinar a Chávez al olvido

El espíritu de Hugo Chávez estará vivo si hay la disposición de lucha del pueblo para defender el proyecto bolivariano, sostuvo el sociólogo Javier Biardeau.

El espíritu de Hugo Chávez estará vivo si hay la disposición de lucha del pueblo para defender el proyecto bolivariano, sostuvo el sociólogo Javier Biardeau.

Credito: José Luis Díaz

5 Mar. 2015 - "Al catalogarse de oficialista este proyecto lo que se pretende es reducirlo al silencio y al olvido, porque lo que invoca es a la desmemoria de los que piensan que Chávez ya pasó, que es cosa del pasado y que hay un cambio de ciclo", agregó el sociólogo venezolano.

Biardeau consideró que olvidar y silenciar el pensamiento de líder de la Revolución Bolivariana es la estrategia fundamental del imperio y sus lacayos. "En el continente hay toda una operación en acción de silenciamiento y olvido del Comandante que se llama restauración conservadora", alertó.

Esta estrategia consiste en decir que Chávez fue una figura importante para "ritualizarlo y al mismo tiempo conjurarlo, en vez de fortalecer el proyecto emancipador, sostuvo el sociólogo durante la conferencia Hugo Chávez y la revitalización histórica del socialismo", acompañado de la profesora universitaria y economista Judith Valencia.

En el encuentro que forma parte de la programación especial de conferencias y conversatorios Chávez, el subversivo mayor, organizado por el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), Biardeau resaltó el carácter antiimperialista del movimiento liderado por el hijo de Sabaneta.

Además de enterrar el proyecto de Fernando Henrique Cardoso (expresidente de Brasil), derrotó la propuesta de la Alianza de Libre Comercio de las Américas (Alca) en la región, que dio pie a los proyectos de integración regional Unasur, Celac y ALBA, comentó.

VISIÓN HUMANISTA

El sociólogo y profesor universitario dijo que la Agenda Alternativa Bolivariana tiene "algo de proyecto antineoliberal, tipo tercera vía, sin una clara visión anticapitalista, pero que se perfilaba, para la época (2004), como subversivo".

Chávez antepuso el pago de la deuda social acumulada por encima de deuda económica y la resolución los desequilibrios macroeconómicos. "Allí chilló toda la corriente de la academia del continente. Lo calificaron de anacrónico, como un resabio del siglo XIX", recordó.

El líder bolivariano consideraba que el capitalismo puro no era humanizable, prosiguió el sociólogo en su exposición citando al Comandante, pero en "el caso venezolano con una constitución como la nuestra, con un pueblo como este y con una correlación de fuerzas como la que tenemos, sí es humanizable, claro como una etapa transitoria".

En el año 2005, el entonces Presidente de la República, en el foro de Sao Paulo, antepone el socialismo al capitalismo. Fue en ese año cuando esboza sus primeras reflexionas sobre la vía al socialismo, rememoró el sociólogo.

TRAYECTO CONTRARIO

El sociólogo venezolano consideró que Rómulo Betancourt es el personaje apropiado para contrastar con Hugo Chávez y "escribir una novela de ficción", porque aquél hizo el trayecto contrario al primero, desde el punto de vista del compromiso con el movimiento popular.

"El trayecto de Betancout es de alejamiento sostenido, mientras el de Chávez nace del sustrato popular nacional revolucionario y de la tradición de lucha que se expresa en Maisanta. Además está muy conectado con el pensamiento argumentativo de la izquierda representado en Alí Primera", aseveró en su conferencia.

Uno de los episodios que recordó de la vida del Comandante fue el debate, en plena campaña electoral, con Oscar Yáñez en el programa La silla caliente, que transmitía Venevisión, en torno al poder constituyente.

"Aunque ahí no habló de socialismo, se menciona un elemento clave, como lo es el de colocar por encima de cualquier tipo de mediación institucional el principio de soberanía popular como elemento clave. La democracia como gobierno del pueblo y para el pueblo creo que Chávez lo tomó con suficiente autenticidad", recalcó Biardeau, mientras Valencia asintió en señal de coincidencia.

Mencionó que el hecho de convocar a un proceso de relegitimación de las instituciones, inclusive el de su cargo, fue un gesto de desprendimiento del poder de Líder de la Revolución Bolivariano, muy contraria a la visión de Betancourt de controlar el poder, después del derrocamiento del general Marcos Pérez Jiménez.

En su participación, la profesora Valencia dijo que el líder de la Revolución abrió el gran debate del socialismo del siglo XXI, en la campaña electoral de 2006, un punto que consideró decisivo para el avance de la Revolución Bolivariana.

La economista resaltó el profundo contenido humanista del Comandante y como fue capaz de convertir los hechos del 27 de febrero de 1989 en fuerza de cambio; es decir, pasar de la resistencia a la insurgencia, tal como reseño la agencia AVN.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4286 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n266319.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO