Entrevistada por Clodovaldo Hernández de Ciudad Caracas

Jacqueline Farías: “Las elecciones municipales son también vitales para la Revolución”

JACQUELINE FARÍA JEFA DE GOBIERNO DEL DISTRITO CAPITAL

JACQUELINE FARÍA JEFA DE GOBIERNO DEL DISTRITO CAPITAL

Credito: Ciudad Caracas

12/08/13.- Con la designación de candidatos han aflorado críticas tanto internas como de la periferia del Partido Socialista Unido de Venezuela. Dicen que se está “despolitizando” la propuesta electoral, que se está farandulizando la política. ¿Qué responde usted a esas críticas?

—Yo veo que ese enfoque es un irrespeto hacia el ser humano periodista, el ser humano actor, el ser humano deportista, que también puede ser perfectamente un ser humano politizado. Gracias a la Revolución Bolivariana aquí se acabó eso de que la política la hacía una élite. Estos candidatos y candidatas designados recientemente son gente que ha venido demostrando día a día su compromiso con las ideas políticas revolucionarias y han tenido un trabajo político con la Revolución. Ya esto no es nuevo, desde hace mucho tiempo el comandante Chávez hizo un llamado a que se acercara toda esta gama de personas que siempre eran como rechazados en la política. Y fue un llamado que tuvo éxito. Se puede ver la gran incorporación que ha habido de artistas, periodistas, deportistas que antes andaban encerrados en sus mundos, ensimismados. La Revolución los llamó y ellos sintieron ese llamado del mismo modo que puede sentirlo un ingeniero, un médico, un abogado. Es lo mismo: cualquier ser humano tiene el derecho y el deber de politizarse, porque también es un deber, un deber con la Patria.

—Se dice mucho que estos candidatos desplazan a líderes naturales de los respectivos municipios. Sin embargo, al menos desde afuera, no se ven muy claramente esos liderazgos. ¿Había gente en las jurisdicciones de Caracas, concretamente, preparada para optar por estas alcaldías?

—Yo creo que en la Revolución Bolivariana siempre hay muchos líderes preparados para cada cargo. Ese es uno de los logros de este proceso. Antes, los que nos dedicábamos a la política, éramos la minoría, los raros. La gente decía: “mira, ese es un político”, ahora todos somos políticos, todos estamos politizados y por eso han emergido muchos liderazgos. Sin embargo, había que escoger a alguno en cada municipio. Claro que siempre que se escogiera a uno, podría salir otro a decir “me tocaba a mí”, pero la que hicimos ha sido una buena selección, sobre todo por el componente de la juventud. La mayoría de los aspirantes, no solo en Caracas sino en todo el país, son jóvenes, pero también muy preparados y fogueados con el pueblo. Son gente que ha asumido el deber patrio de ponerse a la cabeza de este deber revolucionario.

—Ciertos analistas dicen que las elecciones de diciembre serán como un plebiscito sobre el proceso revolucionario y, concretamente, sobre la gestión del presidente Nicolás Maduro. ¿Usted diría que estas candidaturas, por las características ya señaladas, refuerzan esa tendencia o cree que los candidatos harán énfasis en lo local de cada jurisdicción?

—Históricamente, las elecciones municipales siempre han tenido una menor participación, aunque el comandante Chávez logró que cada elección fuera vital para nosotros. Él siempre lo decía así mismo: “esta elección es vital para la Revolución”. Y lo decía de todas, hasta las elecciones en las comunas. Y eso tiene que seguir siendo así porque en cada elección se debe reafirmar la Revolución, enfatizamos el rumbo hacia el socialismo, vamos acumulando fuerzas para ese tránsito hacia el socialismo. En ese sentido, las elecciones de diciembre son muy, muy importantes y, de nuevo, vitales. Es necesario que un mínimo de 80% de las alcaldías a escala nacional queden en manos de la Revolución. Hay que lograr que la mayoría de los municipios puedan coordinar con los poderes regionales y con el Ejecutivo Nacional para tener un solo gobierno. El ejemplo es lo que hemos comenzado a lograr en Caracas, con la integración de las gestiones de la Alcaldía de Libertador, el Gobierno del Distrito Capital y el Gobierno Nacional. Falta mucho por hacer, pero hemos logrado bastante gracias a que somos un solo gobierno. ¡Qué problemón, en cambio, tiene Miranda! Allí tienen a un tumbagobierno en la Gobernación y también en algunas de las alcaldías. Lo que hay es un desgobierno porque el señor de la entidad federal se dedica es a tumbar al Gobierno Nacional, en lugar de desarrollar su obra de gobierno regional, que es lo que debería hacer. El poquito tiempo que pasa en Venezuela, anda es conspirando, el otro tiempo está viajando por el mundo.

NOS HACE FALTA LA ALCALDÍA METROPOLITANA

—¿Qué valor estratégico tiene para la Revolución el recuperar la Alcaldía Metropolitana?

—Bueno, nos hace mucha falta la Alcaldía Metropolitana porque estos cuatro años ha estado ausente por completo, totalmente. Lo único que hemos visto de la Alcaldía son las protestas, aquí en la Plaza Bolívar, de los pobres trabajadores que fueron botados hace cuatro años. Ese es el único síntoma de que esa alcaldía existe, de resto no se les ve ninguna actividad o hecho de gobierno. Nos hace falta porque el Área Metropolitana es un conjunto de municipios que tiene todos sus servicios en red, entrelazados. El agua, por ejemplo, que viene desde los Valles del Tuy, y otras zonas aún más lejanas, antes de llegar a Libertador debe pasar por El Hatillo, Baruta y Chacao. Lo mismo pasa con el transporte, la electricidad… Entonces, hay una conexión real, una articulación que debe manifestarse también en políticas y gestiones coordinadas. Un ejemplo simple son los semáforos: no hay manera de coordinar con los otros municipios para que se sincronicen y hacer más fluido el tránsito. Nosotros acá, en el Distrito Capital, no tenemos manera de coordinar eso. Yo no me puedo meter hacia Chacao o Baruta ni puede hacerlo tampoco Jorge (Rodríguez, el alcalde del municipio Bolivariano Libertador). Necesitamos un alcalde metropolitano que sí tenga esas atribuciones y coordine un solo plan para el Área Metropolitana. No podemos seguir en eso de un plancito para Libertador, otro para Chacao, otro para Sucre… la ciudad es una sola y debe funcionar como tal. Con Ernesto Villegas lo vamos a conseguir, porque él ha demostrado ser un cuadro político muy bien formado y también evidenció su valía al acompañar al presidente Chávez en sus peores momentos. El comandante lo eligió en plena salud, pero, como ministro, le tocó estar con él hasta el último día y le correspondió ser quien diera la cara al país para comunicar, con toda sinceridad, lo que estaba pasando. Así, en medio de ese dolor infinito, todos establecimos una relación muy cercana con Ernesto. Yo creo que Ernesto va a hacer una tremenda labor en la Alcaldía Metropolitana, va a lograr esa articulación entre los cinco municipios. Y, a través de él, al menos estos cuatro municipios de Miranda (Chacao, Sucre, Baruta y El Hatillo) van a tener por fin una buena articulación con el Gobierno Nacional, esa articulación que les han negado su gobernador y sus alcaldes.

–La oposición señala que la ausencia de la Alcaldía Metropolitana en estos cuatro años es consecuencia de la creación del Gobierno del Distrito Capital y de que éste haya tomado algunas de sus atribuciones integradoras que antes tenía la Alcaldía Metropolitana, como seguridad, servicio de bomberos, entre otros. ¿Qué respuesta le da a ese argumento?

—Eso es una manipulación de la verdad, típica de la oposición. Lo cierto es que las competencias de esta entidad federal, que aparece en la Constitución Nacional de 1999 con el nombre de Distrito Capital, estaban temporalmente alojadas en la Alcaldía Metropolitana, hasta que se creara el Gobierno del Distrito Capital. Una vez creado, la Alcaldía Metropolitana debía devolver esas competencias. Eso fue lo que ocurrió, no se le arrebató ninguna competencia. En el caso de los bomberos, cada entidad federal tiene los suyos, pero Miranda no atiende con sus bomberos a Chacao y otros municipios, por ejemplo. Entonces, nosotros no tenemos otra opción que atenderlos con nuestros recursos y nuestro presupuesto, porque no vamos a dejar que la gente que vive ahí se muera. Cuando logremos que Miranda sea dirigida por la Revolución, todos los municipios de ese estado deben ser atendidos por sus bomberos y nosotros acá, en Distrito Capital, nos concentraremos en nuestro territorio, que es bastante extenso y el más densamente poblado.

—¿Cómo se imagina usted el funcionamiento de los diversos poderes en caso de que triunfe Ernesto Villegas?

—Son niveles diferentes de gobierno, y cada uno tiene sus competencias muy claras. El nivel municipal de las alcaldías debe caracterizarse por la relación más directa con el pueblo organizado. Luego está la entidad regional, que en este caso es el Gobierno del Distrito Capital, que es el que permite toda la inversión del Ejecutivo Nacional. El nivel de la Alcaldía Metropolitana es el de coordinación, articulación y planificación. Desde ese nivel debemos ver hacia dónde va la Gran Caracas. Esta es una gran ciudad, una gran metrópoli, la capital de la Revolución Bolivariana y debemos tener un crecimiento armónico que puede lograrse a través de un plan general a cargo de la Alcaldía Metropolitana.

—Entrando en el candelero electoral, Antonio Ledezma ha dicho por ahí que a usted le ofrecieron la candidatura a la Alcaldía Metropolitana y no la quiso… ¿Es cierto?

—No es cierto. El presidente Chávez nos designó para este cargo el 13 de abril de 2009, estuvimos aquí hasta el último día de él. Luego, el presidente Maduro nos ratificó y acá estaremos hasta que él decida lo contrario. Esa es la situación, jamás nos pidieron hacer otra cosa. Siempre nos hemos empeñado en tener un solo gobierno para Caracas. Ahora estamos esperando a Ernesto para formar ese trío, ese trabuco para la ciudad.

—Usted ha estimado en 700 mil votos los necesarios para alcanzar un triunfo en Caracas. ¿Qué hace falta para alcanzar esa cifra, a qué sectores se debe convencer?

—Esos 700 mil votos son duros, convencidos. Sin embargo, lo que debemos hacer es muchísimo esfuerzo en la movilización. A veces, los chavistas se quedan en la casa porque dicen “ya ganamos” o “eso está seguro”. Eso pasó el día de la elección de Nicolás y por eso es importante que en diciembre, todos vayan a votar muy temprano para dar la respuesta que se requiere: un Gobierno Revolucionario, con ciento por ciento de respaldo de su pueblo.

—¿Confían en que habrá voto castigo contra Ledezma?

—Yo creo que lo que habrá será un voto con razonamiento. El elector debe estar esperando con ansias, una oportunidad para sacar de ese cargo a un señor que se ha dedicado a viajar al exterior y a conspirar para tumbar al Gobierno; que no le ha importado ni un hueco de la ciudad; que no puede mostrar como obra ni siquiera haber quitado un grafiti.

—¿Será el próximo período de cuatro años el tiempo adecuado para que las comunas pasen a ser protagonistas del gobierno municipal o aún es prematuro pensar en eso?

—Ya las comunas están en su punto de ebullición. Nuestro comandante Chávez propició muchísimo la organización del Poder Popular y ya tenemos más de mil consejos comunales en el Distrito Capital y 64 comunas en construcción. Algunas funcionan mejor que otras, pero todas están montadas en la tarea de ser Poder Popular. Eso es bien bonito y nosotros estamos a la disposición de esas comunas. En lo socioproductivo han avanzado bárbaramente. Actualmente se están fabricando 50 mil morrales para los estudiantes, las sábanas para los hospitales, los uniformes de niños y niñas. Todo eso está a cargo de ocho textileras que se han integrado en una marca colectiva y participan en los procesos de licitación. Solo quien se pone en contacto con esta actividad puede darse cuenta de la magnitud del cambio que implican las comunas en construcción… Ese es otro mundo.

______________

Alerta ante las lluvias

Pasadas las 11 de la mañana, el cielo de Caracas lucía despejado, al menos, visto desde la Plaza Bolívar. Pero el día anterior, el sábado, una parte de la ciudad (principalmente el suroeste) experimentó una de las primeras grandes lluvias de la temporada. La jefa del Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faria, lamenta que la precipitación haya causado un fallecimiento.

“Estamos en plena temporada de lluvias y preparados para continuar con los trabajos preventivos que hemos venido haciendo día a día y también para atender las emergencias. Ayer (el sábado) hubo unas lluvias muy intensas y de larga duración, y tuvimos un lamentable deceso, un señor de 54 años, con discapacidad, que fue tapiado por una pared en su casa de San Pablito (Caricuao). Hemos estado apoyando a la familia para el traslado del cuerpo al estado Trujillo”, dijo Faria.

Explicó que en esa zona se desalojaron cuatro familias porque se trata de un área de alto riesgo. “Se les venía diciendo a las personas que debían desalojar, pero el sábado ya fue inminente y tuvimos que enviar esas cuatro familias a refugios”.

La funcionaria garantizó que Caracas enfrenta en buenas condiciones la temporada lluviosa, pues todos los drenajes de la ciudad están limpios, tanto las quebradas como la red de desagües viales y alcantarillados.

_________

El Guaire sigue saneándose

Jaqueline Faria, ingeniera hidráulica graduada en la Universidad Central de Venezuela, tiene un prestigio muy bien ganado como funcionaria eficiente. Sin embargo, cuando la gente de la oposición pretende descalificarla, saca a relucir un presunto fracaso: siendo ministra del Poder Popular para el Ambiente prometió públicamente –a instancias del presidente Chávez– que sería posible bañarse en las aguas del Guaire. Le preguntamos si en verdad fracasó en esa meta.

“El saneamiento del Guaire nunca se ha detenido, desde que se inició en 2006 –explica–. Ese año comenzó el diseño del plan global y de los numerosos proyectos específicos que hacen falta. También se inició entonces el saneamiento de los primeros 400 litros por segundo en la zona de El Chorrito (más allá de Las Adjuntas)”.

Faria dice que cualquier río del mundo que esté tan contaminado como lo está el Guaire puede ser saneado, pero requiere un lapso de unos 30 años de trabajo continuo. “Bueno, nosotros empezamos en 2006 y estamos en 2013. Ahí está, cada vez mejor, cada vez con un mayor porcentaje de las aguas servidas canalizadas hacia las tuberías marginales, en lugar de caerles al río. Es un trabajo de una enorme complejidad y de un altísimo costo. La red de aguas servidas que corren hacia el Guaire es como un gran plato de espagueti o sea que no se trata de sanear solo al Guaire en sí, sino a todo ese entramado”.

Según la jefa del GDC, hasta ahora, cada ministro del Ambiente ha asumido ese proyecto con mucho corazón y vamos a seguir avanzando hacia el propósito final de rescatar al gran río de Caracas. “Los opositores se burlan de una expresión gráfica del Comandante Supremo, con la que quiso mostrar la meta final, que es el saneamiento del río. Él también ordenó sanear el lago de Maracaibo, el lago de Valencia y todos los grandes cuerpos de agua que fueron contaminados y casi destruidos por el capitalismo. Todas esas obras se están haciendo”, asegura.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11018 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter