México, China, España e Israel con rastros de radiación proveniente de Japón

México, marzo 31 - El Gobierno de México informó que estaciones que monitorean las costas del Pacífico reportan niveles de radiación provenientes de Japón que, dice, "no representan riesgo alguno para la población en el territorio nacional".

"No obstante", dijo en un comunicado la Secretaría de Gobernación (Interior), "se continuará con el monitoreo permanente y atentos a cualquier posible modificación de dichos niveles".

La fuente no dio más detalles sobre estos niveles. El texto hace referencia al Estado de Emergencia Nuclear declarado por el Gobierno de Japón para indicar que la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear de México está informando al Sistema Nacional de Protección Civil mexicano sobre la situación en la central nuclear de Fukushima.

En esta central las unidades 1, 2, 3 y 4 han experimentado diversos problemas, "que han originado una serie de medidas de emergencia por parte de los operadores y de las autoridades del gobierno de Japón", dijo la Secretaría de Gobernación.

Seguidamente apuntó que "de acuerdo con la información que arrojan las estaciones monitoras de radiación ubicadas en la costa del Pacífico mexicano, bajo la vigilancia de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (...), los niveles de la radiación medidos, proveniente de Japón, no representan riesgo alguno para la población en el territorio nacional".

Mientras tanto, en casi todo el vasto territorio chino se registran niveles de radiactividad provenientes de la central nuclear accidentada de Fukushima (noreste de japón), pero en niveles "extremadamente bajos" que no representan un riesgo sanitario, anunció el jueves el gobierno chino.

En todas las provincias del norte, del este y del sur de China, muy pobladas, se detectó radiactividad, anunció la noche del miércoles el ministerio de Medioambiente.

El ministerio había anunciado antes que se registraron en la atmósfera de numerosas provincias chinas, así como en Pekín, bajos niveles de yodo 131 y de cesio 137 y 134 provenientes de la central nuclear accidentada en Japón.

China prohibió la semana pasada la importación de frutas, verduras, productos lácteos y de acuicultura provenientes de las regiones japonesas cercanas a la central de Fukushima en donde las fugas radiactivas continúan desde el sismo y el tsunami del 11 de marzo.

En Israel, la Comisión de Energía Atómica de ese país ha detectado "trazas minúsculas" de residuos de materiales radiactivos en la atmósfera procedentes de Japón, pero no suponen ningún riesgo ni para la salud ni para el medioambiente.

Según un comunicado difundido por esa institución, se han hallado partículas de yodo 131 en el aire, en niveles de 0,0005 becquerelios (bqs) por metro cúbico, informó hoy el diario israelí "Haaretz".

La Comisión de la Energía Atómica nacional aseguró que los residuos proceden de la central nuclear japonesa de Fukushima, pero insistió en que su volumen es "completamente ínfimo".

Los niveles, afirman, no conllevan ningún peligro ni obliga a recomendar medidas de precaución ni cambios en la rutina de los israelíes.

La concentración radiactiva detectada en Israel, en países europeos y en Estados Unidos a raíz de la catástrofe, recuerda la Comisión, son muy bajos y no presentarán riesgo alguno incluso si continúan durante un largo período de tiempo.

Partículas radiactivas procedentes de la central nuclear de Fukushima Daiichi (Japón) llegaron a España y fueron detectadas en una estación de la red de alta sensibilidad del Consejo de Seguridad Nuclear en Cáceres entre el 26 y el 27 de marzo.

 Según han explicado fuentes del CSN  este nivel es "insignificante" y no afecta en nada a la salud porque son unos niveles "inocuos" para la población.

La nota recuerda que, en los días posteriores al desastre nuclear de Chernobyl en 1986, se registraron en las inmediaciones al reactor niveles de hasta 100.000 bqs por metro cúbico. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11457 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter