Se esperan grandes protestas frente a la basílica en la que estará

EEUU: Rechazo popular a Cardenal Colombiano (pro pedofilia) que oficiará misa el sábado en Washington

Cardenal colombiano Darío Castrillón

Cardenal colombiano Darío Castrillón

Credito: Agencias

Washington, abril 21 - Familiares de víctimas de abusos sexual expresaron ayer, martes, su total rechazo a que  el cardenal colombiano Darío Castrillón encabece la ceremonia que se realizará en la Basílica de la ciudad y que lleva más de tres meses en preparación.

La Red de Sobrevivientes de Abusos Cometidos por Sacerdotes Snap (por su sigla en inglés), escribió recientemente una carta al Papa y al Arzobispo de Washington, Donald Wuerl, en la que les piden que condenen las palabras de Castrillón y no le permitan realizar la misa.

El evento del sábado, dirigido a la comunidad latina del país, lleva más de 3 meses de planificación.

"Darle al Cardenal una posición de honor y liderazgo luego de lo que dijo es restregar sal en la herida de  millones de Católicos que se sienten traicionados y miles de las víctimas", dice David Clohessy, director de Snap.

De acuerdo con Mark Serrano, miembro de Snap y una víctima de abuso sexual por parte de un sacerdote cuando era niño en Nueva Jersey, Castrillón "es el hombre equivocado, para enviar el mensaje equivocado y en el momento equivocado".

Los grupos opositores no han decidido aún si protestarán a las afueras de la Basílica en caso de que no se retire a Castrillón de la misa.

Albergan, dicen, la esperanza de que el Vaticano y la Arquidiócesis de Washington  reconsideren su posición.

Pero la Arquidiócesis sostiene que no piensa intervenir pues los organizadores de la misa, el Paulus Institute, es un ente independiente que no tiene relación la Arquidiócesis.

De acuerdo Susan Gibbs, portavoz de la Arquidiócesis, el arzobispo Wuerl no piensa asistir pues ya esta comprometido con otros eventos. Pero le dijo al Post que sabe de otros sacerdotes que no asistirán pues no quieren hacer parte de la controversia.

El Palaus Institute, por el momento, dice que planea seguir adelante con los planes de la misa que, además de Castrillón, incluye a otros ocho sacerdotes, dos coros con más de 100 niños, cantos gregorianos y música del siglo XVl.

Paul King, presidente de Palaus, dice que todo lo que está sucediendo parece "obra del demonio", pues la misa se trató de realizar en 2008 y 2009 pero no se pudo por conflictos con la agenda de la Basílica.

Y ahora, cuando finalmente pudieron reservar el espacio, estalla el escándalo.

Además, sostiene, se escogió a Castrillón porque se trata de una misa complicada que solo unos pocos pueden realizar o están disponibles para hacerlo.

El escándalo estalló la semana pasada cuando la prensa francesa publicó una carta de Castrillón dirigida al Obispo francés, Pierre Pican, en la que lo felicitaba por no informar a la policía sobre la conducta de una cura, René Bissey, que terminó siendo sentenciado a 18 de prisión por violar repetidamente a un niño y abusar sexualmente de otros 10.

En la carta Castrillón, destaca la valentía de Pican por guardar silencio, acción que también le valió una condena de la justicia francesa.

Este sábado Castrillón le echó  "leña al fuego" al decir que el Papa anterior, Juan Pablo ll, no solo aprobó la carta sino que le pidió que la reenviara a todos los obispos del mundo.

La noticia fue primera página en el Washington Post hoy.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6707 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n155689.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO