Entre “La Piragua” y “Las Mercedes”

    En 1996 la afamada orquesta de salsa venezolana “Dimensión Latina”  inmortalizo el tema musical “La Piragua” “… era la piragua de Guillermo Cubillos… era la piragua, era la piragua…”. No en vano ese es el nombre de la casita desde la cual, Alberto Federico Ravell descargo buena parte del veneno que lo agobiaba por su salida de la Dirección General de Globoterror; realizo su catarsis de precampaña para echar a otros, las culpas propias, por los usos y abusos cometidos en nombre de la libertad de expresión, de empresa y de prensa, de la cual se goza a plenitud en esta Nación Bolivariana de Venezuela. Resulta que Ravell se niega a quedar como la piragua de Gillermo, no Cubillos, sino Zuloaga… abandonado en una rivera del Cesar, caudaloso rio Colombiano; pero fue precisamente Guillermo Zuloaga quien le dijo: “no más”, y luego de vociferar con voz en cuello “ni renuncio ni me renuncian” y “Ni se compra ni se vende”, tuvo que entregar su carta de renuncia sin chistar,  y conformarse con ser parte de la suciedad en la empresa Globoterror, con su mísero e insignificante 10% accionario . Luego de echar la culpa a Hugo, y vincular a Araque y a Merentes por las presiones recibidas desde el Gobierno, Guillermo Zuloaga, que no Guillermo Cubillos, lo dejo out. ¡Por lo pronto, conspira, parlotea y cotorrea en Twitter… ese es su destino!.

     Por si fuera poco, la quinta “La Piragua” está situada en un sector de Caracas denominado las Mercedes, y nuestra señora de las Mercedes, es precisamente la Santa Patrona de los presos o reos, quiere decir que este potencial reo de la justicia, por los desmanes mediáticos tales como: evidente participación en el golpe de estado y paro petrolero de 2002, constantes violaciones a la Ley Resorte y articulado constitucional, violación del código de ética del ejercicio del periodismo, insultos en vivo a dignos periodistas de varios medios de comunicación, entre otros, proferidos en contra de la dignidad del pueblo venezolano, durante su desempeño en Globoterror, tiene de quien pegarse para orar y redimir sus pecados, porque el Partido Social Cristiano Copei “Es muy mercantil” y no perdona; porque la impunidad no puede dar para tanto:.

     ¡Que nuestra señora de las Mercedes se apiade de este potencial reo!. ¡¿Será por eso que Ravell aspiraría a una curul en la Asamblea Nacional para, inmunidad parlamentaria mediante, salvarse de todos estos y otros presuntos hechos hasta ahora impune?!

     Para decirlo con palabras del panita Ali Primera: “El pueblo es sabio y paciente…” ¡¡¡ “no volverán carajo…”!!!   

espinarmanjo@yahoo.es






Esta nota ha sido leída aproximadamente 4482 veces.



Armando Espinoza Incerri


Visite el perfil de Armando Espinoza Incerri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: