Notas para el INE

Recientemente, Maza Zavala, refiriéndose a las cifras de desempleo del Instituto Nacional de Estadística, dejó entrever muy suavemente su desacuerdo con los datos oficiales, para luego decir que, en todo caso, el empleo formal, que es el que necesita el país, se ha reducido. O sea que hay un mayor desempleo formal y lo que ha disminuido es el empleo informal, que todos sabemos no contribuye a la producción de la riqueza nacional y constituye un estado de precariedad para el trabajador, cuya seguridad social, estabilidad e ingreso, se ven grandemente reducidos. En el país el empleo informal abarca a casi la mitad de los trabajadores.

¿Por qué el INE utiliza como criterio de empleo un patrón claramente neoliberal, que considera empleado a quien haya trabajado algo, en cualquier condición y con cualquier remuneración, en la semana anterior a la medición? Este tipo de criterios se ha instrumentado para disimular el desempleo en las economías neoliberales y, claramente, no da una apreciación verdadera de la situación de la masa trabajadora. Se trata en la mayoría de los casos de trabajadores que no ganan lo necesario para restituir su fuerza de trabajo, por lo que no se alimentan bien, ni pueden mantener adecuadamente su vestido, su calzado, su vivienda, ni que hablar de poder garantizar la satisfacción de esas necesidades de su cónyuge y de sus hijos.

Si la economía baja como ocurrió en el país en 2009, cuando descendió 2,9%, es inentendible que el desempleo se mantenga en 7% y que la pobreza disminuyera. Parecería que estos dos indicadores no tienen nada que ver con una balanza negativa de pagos de unos 12 millones de dólares, con una inflación de 26%, con una balanza comercial increíblemente negativa, con una caída de 8% del comercio, de 7% de la manufactura, de 9% del transporte, de 8% del salario real y de un 6% del consumo. ¿Cómo se explican estas contradicciones? Si añadimos la devaluación, que llevó al dólar a subir en estos 11 años un 646,53 por ciento (576 bolívares viejos/dólar en 1999 a 4,30 bolívares fuertes/dólar en 2010), podemos vaticinar un empeoramiento de las condiciones de vida de la gente. No sé qué van a decir los indicadores, pero sospecho que el pueblo sí se va a expresar y muy duramente.

Últimas Noticias, pp 44, 10-2-2010, Caracas-Guarenas

lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1565 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a94998.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO