En la lucha continua por la dignidad

La dignidad como principio ético, debe ser, en la construcción del Socialismo, un paso elemental hacia la concientización moral de todos los revolucionarios, un valor moral implícito en ese nuevo modelo de hombre que necesita la causa por el Socialismo.

La Revolución bolivariana, como expresión genuina de justicia social y de respeto hacia los excluidos, da oportunidades claras de fortaleces y las herramientas que nos permitan entender la conceptualidad moral de la dignidad. El desarrollo de las capacidades plenas es síntoma de progreso intelectual, elevando al hombre a una estado superior de comprensión de su realidad y su posición política ante la sociedad.

El grado de percepción con que percibimos e interactuamos con el medio ambiente después de proclamarse el carácter socialista de la Revolución bolivariana, es hoy el paradigma más temido por nuestros detractores. Es así como a diario, a través de las campañas mediáticas cargadas del más nefasto y visceral odio, pretenden socavar la base los valores éticos y morales que hoy se insertan en el desarrollo del nuevo modelo de hombre que construye la Patria.

El afecto (amor), como principio de la dignidad humana, es una de las principales características que hoy se diseminan en los espacios esenciales que arropan a nuestro proceso. El respeto, como condición en las relaciones humanas, es otro principio en el tránsito hacia un nuevo modelo de sociedad. El principio del respeto presupone un acto individual y colectivo en el cual se enmarcan valores imprescindibles para la comunicación. Pueden pretender manipularnos a diario, pero el respeto a la elección del camino es sólo nuestro, y puede consolidarse en la medida que generemos herramientas de lógica racional (ideología) que nos permitan deslastrarnos de la mentira.

Es así como el afecto y el respeto se funden en un sólo sentimiento moral que garantiza la trasparencia de todos nuestros actos en sintonía con la prédica continua de la verdad. La espiritualidad, como plataforma inicial, se ve reflejada en ese duro transitar de lucha continua en contra de la mentira. La riqueza emocional de nuestra pasión por la Revolución es la mayor ventaja que disponemos ante el adversario.

La justicia es un concepto para entender la igualdad de oportunidades y condiciones para el desarrollo social, las reivindicaciones a las cuales tenemos derecho, incluso morales, que nos permite la Revolución bolivariana, es consecuencia de nuestra forma de entender la dignidad humana. La dignidad podría ser tomada como sinónimo de justicia en la medida en que nos fortalecemos en alma y espíritu, la cual se manifiesta de manera individual, en el plano de la reivindicación, y de manera colectiva, en la solidaridad internacional.

La integridad es otro principio inserto en la dignidad, olvidado y totalmente distorsionado por la oligarquía. Ser integro es ser un pendejo. Los revolucionarios deben entender el principio de la integridad como norma, como arma de guerra en contra de la corrupción, en la lucha en contra del egoísmo insano con que asumimos nuestras vidas.

La Revolución bolivariana necesita crecer intelectualmente en el seno de sus cuadros, enseñarles que la insalubridad mediática a la que somos expuestos a diario, puede socavar las bases de nuestra formación política, devanar un caudal de miserias en nuestras mentes, disminuyendo nuestra capacidad de compromiso. Debemos fortalecer nuestra alma, interiormente entender qué somos, qué queremos, qué perseguimos apoyando a esta Revolución bonita, para luego exteriorizar ese mar de sentimientos en acciones que contribuyan a deformar y contrarrestar esas matrices mediáticas que contaminan nuestro espíritu en un claro proceso de desgate.

Somos hijos de un nuevo modelo político-social y económico que lidera nuestro comandante Chávez, es justicia apoyarlo.

No hay nada más excluyente que ser pobre.

Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3648 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a93795.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO