Para el gobierno venezolano la única salida es la paz

La prensa privada internacional habla de guerra entre pueblos hermanos

Nuevamente los medios privados crean una paranoia guerrerista, bajo un esquema mediático en el que Uribe y su gobierno son agredidos por el presidente Hugo Chávez, bajo amenaza de un conflicto entre ambas naciones, producto de las ambiciones expansionistas del gobierno venezolano. Ya en otras oportunidades hemos demostrado que las denuncias y el papel de victima del mandatario colombiano, no le quedan bien, ya que su curriculum político muestra su poca visión democrática, sus acciones militares contra poblaciones de campesinos e indígenas, sus vínculos con paramilitares y narcos (denunciados por ex detenidos de estas organizaciones terroristas), como sus acciones en la frontera con Ecuador y ahora el acuerdo con EEUU para ceder su soberanía para instalar 7 bases militares.

En declaraciones recientes el presidente Hugo Chávez ha dicho que “las relaciones entre ambas naciones se encuentran en un momento de congelamiento, no sólo por el convenio militar entre Bogotá y Washington sino por anteriores acusaciones injustificados por parte del propio presidente de Colombia”. A lo que agregó el mandatario venezolano que “El llamado que hizo el domingo pasado a sus militares y pueblo para que estuvieran preparados ante la amenaza que representan las siete bases militares estadounidenses en Colombia, no es una declaración de guerra sino una medida de precaución para la protección de la soberanía y calificó al gobierno de Bogotá de cínico por su anuncio de llevar las supuestas amenazas ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU)”.

Sobre el mismo tema el Ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, aseveró “En América del Sur particularmente y en todo El Caribe se conoce la vocación pacifista, de cooperación y solidaridad del presidente Chávez y su gobierno. Si se hace una evaluación de qué ha hecho la revolución bolivariana en diez años, notaremos que lo que ha hecho es construir relaciones de paz con todos los países, incluyendo Colombia”,

El titular de Relaciones Exteriores informó que Venezuela recibió la invitación formal para asistir a la próxima reunión del Consejo de Defensa de la Unión de Naciones del Sur (Unasur), que tendrá lugar en Quito, Ecuador, el 20 de noviembre del año en curso. Este indicó que “durante esta jornada de trabajo se retomará el tema de la respuesta de Suramérica a la instalación de las bases militares estadounidenses en Colombia, ya que la pasada reunión el vecino país se negó a presentar los documentos y a dar las garantías formales que fueron exigidas por toda Suramérica”.

La verdad es que el gobierno colombiano no tiene argumentos para las bases militares

Para el gobierno de Uribe se hace muy difícil justificar la instalación de estas 7 bases estadounidenses en su territorio, solo para combatir al narcotráfico, luego de casi 8 años del Plan Colombia, los acuerdos cooperación entre ambos países solo ha producido un aumento del procesamiento de estupefacientes. Una demostración de esta información son la casi 20 toneladas de droga incautada en el 2009, así como una tonelada de pasta de cocaína requisada por los organismos antidrogas de Venezuela, toda de procedencia colombiana.

La otra versión uribista ha sido la desmovilización de los grupos paramilitares,

Los funcionarios de los presidentes Bush (2001-2009) y Obama (2009) han conspirado para debilitar al gobierno de Caracas mediante tácticas diplomáticas y militares. En este último caso, Washington le negó repuestos de armas bélicas a Venezuela por encontrarse en su lista de países enemigos. También le prohibió a Brasil y a Francia que le vendiera armamento. Venezuela le compró las armas a Rusia.

El presupuesto militar anual de Venezuela es de 2 mil millones de dólares. Está cerca del 0.3 por ciento del presupuesto de EEUU. Representa como la tercera parte de los presupuestos militares de Colombia y Chile, respectivamente. En la actual coyuntura, Venezuela teme que el gobierno colombiano sea empujado por EEUU para actuar de manera irresponsable.

Afortunadamente, Bogotá ha dicho que no tiene intenciones de atacar a Venezuela. Sin embargo, hace pocos días firmó con Washington un tratado mediante el cual este país ocupará siete bases militares en las proximidades de la frontera con el país vecino. EEUU comenzará a reconstruir la base militar de Palanquera -cerca de Bogotá- con un presupuesto de 48 millones de dólares aprobados por el Congreso.

La justificación que le dio la Fuerza Aérea al Congreso de EEUU para solicitar los 48 millones de dólares para Palanquera es una declaración de guerra. Se puede resumir en seis puntos:

1. Según la Fuerza Aérea de EEUU, “Palanquera garantiza las operaciones del espectro completo por toda América del Sur”. Por espectro completo se entiende la utilización de todas las ramas de las fuerzas armadas en forma simultánea.
2. El presupuesto aprobado dice que “la seguridad y estabilidad de EEUU están bajo amenaza constante por gobiernos anti-norteamericanos, las insurgencias terroristas financiadas con el narcotráfico, la pobreza endémica y los frecuentes desastres naturales”. Una declaración de este tipo supone que EEUU está en estado de guerra permanente no sólo contra todos los pueblos del mundo, también con su propia gente.
3. Agrega que “la fuerte relación de cooperación en seguridad (con Colombia) ofrece una oportunidad para conducir operaciones de espectro completo por toda Sudamérica”. En este párrafo se puede entender la preocupación que tiene Venezuela de que Colombia se convierta en el “porta-aviones” de EEUU
4. “La ubicación aislada (de la base) ayudará las capacidades de Seguridad Operativa y la Protección de Fuerza, minimizando el perfil de la presencia militar de EEUU”.
5. La solicitud de la Fuerza Aérea confiesa que su “intención es utilizar la infraestructura existente el máximo posible, mejorar la capacidad de EEUU para responder rápidamente a una crisis y asegurar el acceso regional y la presencia de EEUU a un costo mínimo”.
6. El documento de la Fuerza Aérea, dice también que “aumentará nuestras capacidades de ‘guerra expedita’, es decir, organizar a las fuerzas armadas de una nación para luchar en el exterior, especialmente cuando están ya ubicadas en bases militares extranjeras”.



diegojolivera@gmail.com
barometrointernacional@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1031 veces.



Diego Olivera

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a90325.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO