“Voces contra el Imperio”

Ineptos burócratas

La crema innata de la inteligencia no sabe que hacer con ella. Tantos conocimientos y compromiso con sus bolsillos no caben en las muy infladas barrigas de algunos tecnócratas. Es la herencia del capitalismo que arrastra la revolución, o mejor dicho, las reminiscencias de la burguesía que hace estragos en nuestra revolución; el blanco y verde disfrazado de “rojo rojito” que tanto jode. Qué cómodo es dirigir desde los "modestos" despachos. Ésta crema innata, junto a sus grupúsculos de aduladores que guindan de sus testículos, creen hacer el trabajo necesario. ¡Es la maldita división del trabajo compañero! Unos trabajan realmente halando de la palanca, paleando o arando la tierra, mientras los otros, los de arriba "velan" porque se cumpla el plan. Mientras tanto, estos últimos disponen de mucho tiempo libre para cruzar sus pies sobre la mesa, echar una siesta. En algún momento leen los informes y las presentaciones en PowerPoint que hacen sus aduladores para decirles que todo marcha bien según lo pautado. ¡Lo planificado se cumple jefecito!

Por fin un Gerente se digna a salir de su oficina. Vaya que blanco y pálido se ve el hombre. ¡Algo de sol no le caería mal! Alguien exclama. Este ve a una chica guapa y le pregunta: -Quien eres belleza. -Trabajo con usted jefecito, como secretaria adjunta en la oficina de al lado de su despacho... -Si, discúlpeme. Continúe trabajando. –dijo. De pronto se le ocurre bajar un piso y observa a un grupo de trabajadores parados en sus labores porque no disponen de las necesarias condiciones para ello. –que sucede aquí. ¿Por qué esta actitud contrarrevolucionaria? Una trabajadora le responde: -no tenemos escritorios, las computadoras están dañadas, los aires acondicionados están apagados, los ascensores no funcionan; aquí nada funciona-. Ok. Dijo el jefecito tomando notas. –Lo resolveremos a la brevedad. Preparemos un informe.

Es así el trabajo y comportamiento de los ineptos burócratas que hacen vida como parásitos en puestos claves dentro del Estado. Alejados de toda realidad, no pueden ver los problemas que se generan frente a sus narices. Son pequeñoburgueses sin visión, compromiso, ni liderazgo. Ni hablar de sus niveles de conciencia. Ellos se deleitan repartiendo mucho poder y responsabilidades entre sus más aduladores. En realidad son contrarrevolucionarios porque bloquean el desarrollo de la revolución y contribuyen con la canalla reacción a desmoralizar al pueblo.


basemtch@gmail.com

Los Ministros, directores, gerentes, coordinadores, Gobernadores y Alcaldes deberían salir de sus despachos y relacionarse, al menos, con los trabajadores de su entorno; deberían abocarse a solucionar los problemas y no dejarlos en manos de sus aduladores. ¿Por qué tiene que ser siempre el Presidente Chávez quien detecta los problemas y ordena resolverlos? Algunos se jactan con decir que “no disponen de tiempo suficiente porque se encuentran atrapados entre los papeles y la burocracia. ¿Por qué no aprenden a delegar responsabilidades? La respuesta es muy sencilla: porque son ineptos y contrarrevolucionarios y porque carecen de conciencia revolucionaria y de liderazgo verdadero.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2052 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: