Del “por ahora” hasta el “y mientras tanto”

Dos frases del presidente Hugo Chávez, la primera como insurrecto, que ha sido arma de guerra, de esperanza, que dio la vuelta al mundo y sigue en boca de los pueblos que esperan por una oportunidad para asumir el poder. Bandera de vanguardia de los oprimidos, de los explotados, de los excluidos. Por ahora…

Y la otra expresión de Chávez, que debería llevarse a la práctica, ya que la realidad nos permite decir que no es así, es aquella de “¿Y mientras tanto?’. Ese mientras tanto, está en la mente de quienes, ven pasar la revolución sin palpar hechos concretos, o por lo menos, algo que les indique el inicio de soluciones de vida medibles. Además donde reine la justicia, la equidad, el trabajo, el bienestar, la tranquilidad…Es el sentir de muchos.

Nadie puede dudar de los planes, programas, misiones, convenios, etc., que ha emprendido el gobierno nacional, generalmente concebidos como objetivos a largo plazo, entonces de allí la pregunta del líder de la revolución venezolana: “¿Y mientras tanto?” acotando que ¿Cómo le vamos resolviendo a la gente esos problemas urgentes, prioritarios y de posibilidad inmediata de solución, a corto plazo?. Destacando además que hay muchas que no se pueden lograr, por su magnitud, en pocos días, pero mientras tanto debemos satisfacer las necesidades urgentes del pueblo.

El pueblo revolucionario venezolano, sobre todo aquel que vive en el barrio, en el caserío, en la provincia, en el campo, que muchas veces desconoce de estas iniciativas nacionales, se pregunta, porque no le han atendido sus prioridades: ¿Cuándo nos va a llegar un poquito de, esa tan mentada, riqueza petrolera, por ejemplo.

Por ese “y mientras tanto”, muchos compatriotas toman la justicia por sus manos, hacen críticas fuertes, se desesperan,  no tienen sentido de pertenencia de tantas obras de gobierno, tal es caso de la Misión Barrio Adentro. Por eso se oyen voces que expresan con mucha pasión su gran amor por la revolución pero donde se palpa una insostenible impotencia. ¿Quisiéramos, de verdad saber, cuántos compatriotas están en esa condición?

Ese “y mientras tanto” señala a funcionarios corruptos, burócratas, contrarrevolucionarios, capitalistas, que sabotean, entraban y manipulan a su antojo, las funciones que cumplen como servidores públicos. Convirtieron el “por ahora” en un mecanismo vicioso para no resolver. No nos quejemos por las críticas sólo resolvamos este mientras tanto, con miras a un futuro esplendoroso.

Apurealternativo.blogspot.com

jopinco@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2141 veces.



José Alberto Pinto Coronado


Visite el perfil de José Alberto Pinto Coronado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: