Agregados comunicacionales para la guerra de cuarta generación

Escuchando a Víctor Morillo, El Tricolor de Venezuela, en el programa que produce en Radio Nacional de Venezuela, RNV, planteando propuestas para la nueva ley de la cultura en nuestro país, proponiendo que los agregados culturales de las embajadas venezolanas en el exterior deberían ser “verdaderos artistas”, de cualquier género, ya que, según su postura, podrían alcanzar los verdaderos objetivos para los cuales fueron creadas, acotando que en  muchas oportunidades éstos han quedado muy mal parados por su desconocimiento de la cultura patria.

Con base en esta idea y por la desinformación que existe en el mundo por la guerra mediática contra Venezuela, que interesante sería la designación de agregados comunicacionales en el exterior, pero no un equipo más de las embajadas sino de “verdaderos comunicadores” con “verdaderas armas” para contrarrestar la implacable invasión de nuestras fronteras por el terrorismo de los medios de comunicación capitalistas.

Asimismo, ya que no debemos olvidar nunca el espacio regional, crear “agregados comunicacionales” en los estados, en los municipios, ya que por la ausencia de organismos como el MinCI y Conatel, la provincia se ha convertido en un caldo de cultivo para la anarquía, donde por ejemplo, proliferan las emisoras comerciales y locutores al margen de la ley, además están al aire una cantidad considerable de radios evangélicas, que durante todo el día lanzan mensajes manipuladores y alienantes, con un tono de voz exagerado, sin desaprovechar para, de paso, de manera descarada y sin escrúpulos, solicitar dinero a sus oyentes, por aquello de que “debes sembrar para recoger los frutos del cielo”.

Sin duda que la guerra de cuarta generación tiene muchos ejércitos, tenemos varios flancos que no debemos descuidar, porque de aquello de “educar, informar y entretener” que conformaba el abc de los medios, nos está quedando la desinformación y el entretenimiento manipulado, principalmente con el fin primordial de utilizarlo para la distracción de lo que sucede en realidad. La guerra es dirigida hacia nuestros sentidos, a lo específico para que desviemos nuestra atención hacia hechos aislados y no permitirnos percibir la situación real y global. Crear confusión, miedo, pánico es distraernos

 apurealternativo.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1572 veces.



José Alberto Pinto Coronado


Visite el perfil de José Alberto Pinto Coronado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Alberto Pinto Coronado

José Alberto Pinto Coronado

Más artículos de este autor