No olvidemos nunca a Palestina

Mientras Irak se le ha convertido al gobierno de los Estados Unidos en otro Vietnam, del cual no haya como salir, el pueblo palestino sigue resistiendo la furia enloquecida y criminal de Ariel Sharon y George Bush. Pero, pareciera que la euforia que causa el hecho heroico de la resistencia que están haciendo Ciudades enteras de Irak, como Faluja y la derrota acuesta que empieza cargar la administración Bush, nos hiciera olvidar el martirio que sigue soportando Palestina. Día tras día, decenas de tanques del ejército sionistas acaban con hogares y propiedades de palestinos. Con más frecuencia que en el pasado, aviones israelíes bombardean a la franja de Gaza, a Cisjordania o cualquier otro territorio en donde se encuentran ubicadas poblaciones indefensas palestinas. Esta ofensiva militar está alimentada por el acuerdo que en el mes de abril de este año, firmaron Sharon y Bush, con el cual pretenden confinar a los palestinos a una pequeña franja de su propio territorio o, expulsarla definitivamente de ella.

El contenido firmado en la Casa Blanca es una manifestación de limpieza étnica, que en esta época, deja como un cuento de hadas, a las que hizo Hitler en el pasado, entre cuyas víctimas estaban los judíos. Desde Washington, Saharon y Bush, declararon en medio del silencio sepulcral de la Unión Europea y la sumisión de los gobiernos de los países árabes, la determinación de retirar las tropas judías de Gaza pero, ampliando la extensión de territorios ocupados por Israel desde 1967 en Cisjordania. Se complementa esa inaceptable provocación, con los términos involutivos de ese acuerdo, la pretensión de no permitirse el derecho al Retorno Palestino a sus hogares y a sus legítimas tierras. Derecho que ya fue reconocido en la resolución 194 de NNUU(ONU) desde 1948, cuando se impuso la aberrante creación del Estado de Israel, en el propio corazón del mundo árabe.

No tiene límite las intenciones de desalojar por la fuerza a sus pobladores originarios de Palestina y hacer de este un estado de exclusividad judía. Si hay que hacer masacres peores que las de Sabrá y Chatila hechas por el ejército israelí o la Dair Yasin, realizada por fuerzas sionistas comandas por Menean Begin en 1948, cuando acabaron con todos los habitantes de esa aldea Palestina, asesinando a más de 300 niños, niñas, mujeres y hombres lo harán.

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, no se para en nada para llevar adelante ese macabro proyecto. A la par dar luz verde para que su ejército perpetre cualquier acción asesina, ha tenido que contradecir a sus propios ministros y a su reaccionario partido, el Likud. Son tan demenciales sus planes, que el descarado criminal de guerra de Bush, también por momentos ha tenido que marcar diferencias con él.

Es tan contrario a derechos humanos, civiles, políticos y a los derechos de naciones, la pretensión de Sharon que las expresiones de diferencias que expresan sus ministros son un reflejo de lo que hoy es un conflicto interno en Israel. Ahora, esa decisión desata las contradicciones de clase, que se han mantenido ocultas durante años, en medio de que Israel se está haciendo un país insostenible económicamente, a pesar del apoyo económico que recibe de parte de los EE UU y la Unión Europea. Sin embargo, sigue pesando los intereses estratégicos de los países imperialistas que les defiende este Estado enclave, que incluso, les hace poseer armamentos que ni siquiera las tienen algunos aliados de la OTAN. Además el excesivo militarismo viene socavando la moral, los sentimientos religiosos y patrióticos de la juventud, las que ya dan señales de cansancio y arrechera, en contra del sistema sionista que los oprime.

Ahora más que nunca, los revolucionarios internacionalistas tenemos que denunciar las horribles masacres que contra la población de Palestina vienen cometiendo en estos últimos días, el ejército sionista. Este recibe órdenes de los sectores más reaccionarios del gobierno de Israel y de los EE UU, quienes quieren imponer por la fuerza los términos de ese inaceptable acuerdo. Hay que arreciar campañas de solidaridad con Palestina. Si es posible derrotar el ejército invasor de los Estados Unidos en Irak, es mucho más posible derrotar al ejército invasor israelí en Palestina.


¡Todos en contra de la agresión y los crímenes de Israel en contra del pueblo árabe Palestino!!

¡¡Por la autodeterminación y la libertad de Palestina!!


*Coordinador Nacional de la Unión Nacional de Trabajadores UNT.
Militante de La Chispa y miembro de la Dirección Nacional de Opción de Izquierda Revolucionaria (OIR).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2412 veces.



Stalin Pérez Borges*


Visite el perfil de Stalin Pérez Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas