Pildoritas 129 (año 02)

DEFENDERSE ACUSANDO

Dan risa y no otra cosa los argumentos que ahora el secretario de COPEI, da en un afán por desviar la atención sobre las acusaciones del gobierno nacional ante la actitud y planes de el, en mala hora, único gobernador copeyano del país. Ahora resulta que a quien le trajeron paramilitares, entrenaron en la finca Daktary sacaron a la calle en un intento fallido por asaltar Miraflores en la búsqueda de asesinar al Jefe de Estado, ahora lo acusan de tener relaciones con ellos; es una manea muy pobre de defenderse más cuando aquí en el Táchira como en el país es pública y notoria la conchupancia del gobernador regional con esos irregulares colombianos que andan como Pedro por su casa, son igualmente públicos y notorios sus viajes a Colombia así como es innegable el aumento de delitos con saldo de muertos por sicariato que a diario se comenten en la jurisdicción del Estado.

Por otro lado el decreto que ha lanzado, que no es otra cosa que una reedición del origen del paramilitarismo en el hermano país, que tantos daños le ha causado a la sociedad neogranadina, es totalmente ilegal, porque no se le pueden asignar funciones de una supuesta defensa de la soberanía a organizaciones civiles y menos con la bien ganada fama que la asociación que agrupa a ganaderos, latifundistas y terratenientes, agencias privadas de seguridad que mucho tendrían que explicar sobre la matanza de campesinos.-

Si el gobierno nacional permite que cada gobernador monte sus propios cuerpos armados, totalmente fuera del control de los organismos permitidos por la constitución y las leyes, se formaría en el país una anarquía muy peligrosa y más aun cuando se saben las intenciones, que no ocultan, de secesionismo en una emulación de sus pares de la derecha boliviana. Se les olvida que aquí hay un gobierno que hará respetar su autoridad y la Constitución por encima de cualquier consideración.-

ME OPONGO, PORQUE ME OPONGO

Ya empezaron a chillar los escuálidos ante el anuncio de la reforma del COPP, en el que se propone, como es apenas lógico en la Venezuela de hoy, en que se conspira hasta en sueños, en que cada mañana se levantan en la esperanza de que aquí pase algo que les devuelva la prebendas y privilegios y los coloque “donde hay”, que Chávez se muera, de muerte natural, lo asesinen o renuncie, o lo que sea pero que desaparezca y entonces cuando en el código se prevé que se pueda hacer seguimiento a las comunicaciones que como se ha podido ver hasta ahora, en innumerables casos viven planificando por diferentes vías de comunicación delitos que dejan al descubierto los manejos bien sucios y las de diferentes conspiradores y golpistas planificando incluso el magnicidio. Un articulo del COPP, en esos términos evitaría de manera significativa la impunidad y que se cometan muchos delitos que bien podrían evitarse.

Ejemplos tenemos muchos, es el caso de Rosales y sus manejos turbios de ingentes cantidades de dinero y traslado de dólares a cuentas del exterior, o las de personajes bien conocidos en que se plantea la necesidad de asesinar al Presidente. Yo no sé y creo que el pueblo tampoco lo sabe, ni se lo explica como en la mayoría de los países del mundo se hace control de las comunicaciones cuando se supone que está en juego o en peligro la vida de seres humanos o la comisión de delitos de cualquier orden; en Colombia lo vemos todos los días pero aquí precisamente los rabiosos enemigos de la Revolución, con su actitud de oposición a todo los que les pueda afectar por que serían ellos los primeros afectados, pues han hecho de los planes de rebelión y conspiración su pan de cada día, para ellos es un obsesión salir de Chávez, por cualquier medio, y al decir por cualquier medio se entiende que sería el violento pues por la vía democrática se ve que ya no pueden.

Si a pesar de no ser, por ahora, lícito grabar conversaciones telefónicas sin autorización judicial, bien es apenas lógico que cuando el caso sea de gravedad, como las que hemos oído varias veces, los jueces deberían evaluarlas en tiempo récord e incorporarlas o no al expediente y dictar las medidas pertinentes para evitar que se cometa el delito, siendo así, serían muchos los delitos que se podrían frustrar y evitar quien sabe cuantas tragedias, lo cual redundaría en beneficio de la seguridad del pueblo y a minimizaría sustancialmente la impunidad.-

yuviliz40@hotmail.com







Esta nota ha sido leída aproximadamente 1562 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: