Hugo Chávez: un gran líder en el ejercicio del poder

Cuando el líder es un artista, la búsqueda de sus elementos determinantes se hace más compleja. En el arte, hallar una verdad única sería idealista. En realidad, muchos de los conceptos emitidos pueden entrar en conflicto o contradicción con otras tendencias. Muchas de las escuelas de ARTE tienen como punto de partida la negación de las virtudes. Igual sucedería, entonces, al ahondar en el estudio del liderazgo. Debe haber unos principios mínimos que enmarcan a un gran líder que, si bien no son universales, pueden generar la diferencia entre un líder REVOLUCIONARIO y uno que no tenga esa capacidad.

El ejercicio del liderazgo no es una disciplina nueva. En efecto, la administración moderna no ha aprovechado suficientemente las múltiples enseñanzas que pueden haber dejado aquellos líderes encargados de cambiar la historia. Tal legado ha sido dejado en parte de lado debido al hecho de que tales líderes, en su gran mayoría, desarrollaron su carrera en medio de escenarios violentos, enmarcados por grandes derramamientos de sangre. Para muchos de ellos, la guerra era su escenario natural y, por lo tanto, la violencia era sólo un vehículo de consagración. Este factor, que incluso ha afectado el estudio de la estrategia como concepto fundamental, NO debe ignorarse para entender cómo grandes líderes de la talla de Alejandro, Ramsés II, Gengis Khan, Napoleón, Guaicaipuro, Paramaconi, Simón Bolívar, Lincoln y Richelieu entre otros, han sido capaces de cambiar la historia de manera radical. Finalmente lo más importante es que superar esta tara deja abierta la puerta para estudiar los aportes al liderazgo, hechos por las tesis de grandes estudiosos de la estrategia como Sun Tzu y Clausewitz, por sólo nombrar algunos.

En el líder se centra la enorme responsabilidad de comandar el proceso de evolución, involución y revolución. El líder tiene todo el potencial de generar el cambio al interior de su cultura, por lo cual es su responsabilidad ética el evitar que esa revolución sea dirigida por personas que no están preparadas para ello o tienen una mala interpretación de los valores. Entre los grandes peligros del ejercicio del poder se destaca la capacidad de modificar lo más profundo de la cultura. Por eso el líder es como el programador encargado de alterar el programa fuente. La historia está llena de casos en los cuales el proceso revolucionario ha caído en poder de líderes falsos que a la postre han violentado el curso de ésta.

El líder debe acercase a ser modelo de los esquemas del pensamiento complejo defendidos por Morin. Su capacidad le permite identificar y evaluar un mayor número de variables que sus subalternos no captan, lo que le concede la posibilidad de concretar positivamente sus capacidades prospectivas. El líder, en el fondo, es un incomprendido ya que su pensamiento puede escapar a las posibilidades de los contemporáneos. Esto lo lanza del plano psicológico a su segundo gran plano: el plano visionario. J. F. Kennedy, Galileo y Van Gogh son claros ejemplos de esto. Todos ellos fueron incomprendidos en su momento, y a la postre, la historia les concedió un lugar honorífico dentro de ella, a pesar de la falta de apoyo de sus coetáneos.

Para el logro de los objetivos es fundamental la definición del cómo lograrlos. Esto lleva la discusión al campo de la planeación. T’ai Kung afirma: “Si el líder de la armada y el comandante de las masas no establecen sus planes, el equipo apropiado no será preparado.” A lo que Clausewitz agrega: “La experiencia ha probado que es imperativo no tomar el primer paso sin considerar el último.” En el proceso de planeación también deben definirse y seleccionarse los recursos que se necesitan para lograr el objetivo.

Como conclusión a la reflexión en este campo de los valores se puede afirmar que el líder es un producto natural de su cultura, por lo cual refleja sus más íntimos valores, pero como toda cultura es susceptible de evolucionar, ésta refleja a su vez el sello del mandato del líder. Esto refleja la naturaleza dinámica de la revolución social, ya que toda cultura permanentemente se va reinventado a sí misma. Kenichi Ohmae traslada magistralmente esta afirmación a la administración cuando enuncia “un negocio es el reflejo de la persona que lo maneja.”

No obstante la difícil definición de los valores universales en función de la capacidad de liderazgo, el estudio de los grandes estrategas de la historia permite identificar una serie de cualidades comunes a la mayoría de ellos, que pueden ser señaladas como la plataforma fundamental del liderazgo. Que una persona logre en sí misma la comunión de todas esas cualidades no podría ser normal. En efecto, los líderes de la historia generalmente se destacan en una o dos de ellas. Es la fuerza con la que asumen sus proyectos, la que les permite lograr esa diferenciación del resto de sus contemporáneos. Nuestro SEGUNDO LIBERTADOR HUGO CHAVEZ, además de todas las cualidades que puede tener un LÍDER, aloja en su pecho un profundo e inagotable AMOR por su ADORADO PUEBLO. En tiempo récord logró: La consagración de la V República; la ampliación del mandato presidencial de cinco a seis años y renovable ; la adición a los tres poderes clásicos -ejecutivo, legislativo y judicial- de otros dos nuevos: el MORAL , aplicado en la lucha contra la corrupción, y el ELECTORAL , entendido como el ejercicio de fórmulas de DEMOCRACIA DIRECTA; la sustitución del Congreso bicameral por una sola Asamblea Nacional de 165 miembros elegida cada cinco años; el refuerzo del poder ejecutivo del presidente, que ahora puede decidir los ascensos militares, nombrar al vicepresidente, convocar referendos y disolver el Parlamento; el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas; participación de los militares en la vida pública, y POR AHORA más poder para el pueblo con la Ley de los Consejos Comunales.


(*)Profesor IUTE

irne11gil@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4106 veces.



Yrne Gil Mata(*)

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a80147.htmlCd0NV CAC = Y co = US