Jurunga muertos

Quién sabe por qué vernácula jodedera le pusieron ese  apodo al Dr. Domingo Alberto Rangel, sus compañeros de Acción Democrática, en las todavía juveniles luchas contra la dictadura. “Maestro de revolucionarios” le otorgaron los camaradas del Grano de Maíz en una de sus columnas de hace poco tiempo. No se le puede negar maestría  al Dr. Rangel con la pluma. Su prosa ejerce sobre algunos, entre ellos quien suscribe, una fascinación comparable a la de ese otro reaccionario notable, el escritor peruano Mario Vargas Llosa. No en balde mantiene  institucionalizada para sus erudiciones, la página cuatro de Quinto Día, prácticamente el editorial  del más importante, serio, estable y “ponderado” periódico de la derecha en Venezuela.   

Pero aparte de su excelente prosa. Cómo no íbamos a leerlo  los humildes revolucionarios, los pata en el suelo del chavismo, si fue recomendado como “Maestro de revolucionarios” nada menos que por los camaradas del Grano de Maíz. O sea, no lo pelamos un viernes.

Y así semana tras semana. Luego de la descalificación contundente de todo lo que hasta el momento haya podido ser considerado como revolucionario  en sus diferentes escalas. Y de un reiterado y bien fundamentado embeleso por el fundamentalismo islámico. Nos encontramos en el ejemplar antepasado de  Quinto Día  (del 1 al 8 de mayo) con sorpresas como aquella de que Nuestramérica, está prácticamente a punto de ingresar al mundo desarrollado, es decir al primero. Tan solo le falta el empujoncito del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. Que si ahora no se firma es porque los gringos tienen miedo al ímpetu de las industrias latinoamericanas.

La agricultura argentina es “legendaria” como es “legendaria” la agricultura gringa y la brasileña. Las manufacturas mexicanas y colombianas ni se diga. Sostiene el maestro que “aquí la izquierda folletinesca difundió el cartabón de que los Estados Unidos se tragaría a cualquier país con el cual llegare a mediar un tratado de Libre Comercio”. ¿De dónde sacaríamos semejante cosa? ¿Cuándo la relación con el imperialismo nos ha perjudicado?

Según el maestro Rangel  “todo ello conlleva algo elemental. Hay que prescindir  de aquel antiyanquismo de raíz ibérica que ve en los Estados Unidos los hijos de Inglaterra, potencia nórdica y protestante. El reverso de tal moneda somos nosotros, hijos de España, católicos y sureños contumaces” o sea tozudos.  Esto sí es un prodigio de la ciencia revolucionaria contemporánea. Qué manera tan ligera de pasarse por el forro una categoría como la de “imperialismo”. Todo el problema se remite a nuestra condición de pobres y acomplejados descendientes de España que no caemos en cuenta de lo provechosa que será para nosotros esa promisoria alianza.

¿El imperialismo fase superior y última del capitalismo? Según el maestro esas serán “baratijas, sandeces que solo podrán caer en el cesto de las carcajadas” Total Lenin su autor, fue un pobre pendejo que lo que único hizo fue encabezar  la construcción del primer estado socialista del mundo. Todo este trabajo “sin desperdicios” se puede conseguir en el Nº 646 de V Día. 
 

Como tampoco tiene desperdicios el siguiente. El Nº 647 correspondiente a la semana entre el 8 y el 15 de mayo. Esta vez la herencia hispana deja de ser una mierda para convertirse en “algo que debería enorgullecernos a nosotros los hijos de América Latina” Para a renglón seguido ir desglosando la cadena de heroísmos, que de paso nadie le niega, de la historia del pueblo hispano.

En este artículo, donde desde el título diserta sobre si nuestro oficialismo es comunista o fascista, encontramos perlas como aquella de que España “inventaría la guerra de guerrillas”.   La lucha de guerrillas es tan vieja como el hombre mismo, desde que existe la sociedad de clases (aunque no sé si el maestro Rangel todavía cree en la lucha de clases, o más bien de religiones o de razas) Desde que existen países poderosos y pueblos oprimidos. Tal vez fueron antepasados de los mismos españoles, aquellas tribus que mediante la guerrilla hicieron feroz resistencia a la conquista romana, entre otros muchísimos ejemplos.

Como fue feroz también y guerrillera, la resistencia de los  pueblos originarios de Nuestramérica al más grande y bestial de los genocidios que se haya perpetrado en la historia del planeta tierra. El maestro de revolucionarios, para descalificar y definir como fascista a la revolución bolivariana, pretende catalogar de racistas a los indios caribes. Y manipula su grito de guerra “Ana karina Rote” como “toda una proclama racista que habría hecho delirar de complacencia al cojo Goebbels o al Dr. Julius Rosenberg  ideólogo del racismo germano”

Según Rangel en su artículo del viernes pasado” Ana Karina Rote” traduce: “solo los caribes son hombres” por lo cual para el enjundioso pensador esos “bandidos caribes” se equiparaban a las bestias del nazismo. El grito de guerra Caribe que con frecuencia retoma el Comandante Chávez, lo conocí en el libro “Los amos del valle” del Dr. Francisco Herrera Luque cuya traducción según él no es “solo los caribes son hombres” sino: “Los hombres somos los caribes” o “Los hombres somos nosotros” Recuerdo aquel libro de historia novelada, donde la continuidad del grito era: “Amucón papororo itoti nantó” Estas palabras presentan ciertas diferencias con las que pronuncia el presidente. Pero según el Dr. Herrera Luque traducen: “los demás son esclavos” Luego según esa interpretación sería la consigna: “Los hombres somos nosotros, los demás son esclavos”

Se trata de una consigna política militar. Los conquistadores, con sus armas, con sus caballos, con la cruz y con la espada llegaron atropellando, avasallando, sometiendo, haciendo uso de una superioridad que les daba, el desarrollo civilizatorio y por ende de la guerra. Impresionaron a aquellos nativos que si bien eran efectivamente tremendos guerreros, conquistadores y hasta esclavistas, eran un pueblo sencillo, portento de una profunda sabiduría natural. El primer paso fue desmoralizarlos, hacerlos sentir inferiores. Todavía proveniente de aquellos tiempos hay remotas regiones del territorio nacional, donde llaman irracionales a los indios. No eran gente.

La consigna de Anakarina Rote no es más que una reafirmación de humanidad y una convocatoria de lucha. Tan sencillo como eso. 
 

Los hombres somos nosotros, no quienes vienen a avasallarnos. Ellos no son superiores como tratan de imponerlo. Es un grito de guerra. Y cuando se dice los demás son esclavos, se refiere a aquellos que se someten, que no luchan. O que luchan como llegó a ocurrir del lado del invasor. Hombre es el que lucha, el que no se somete. Los caribes serían atrasados, pero no creo que fueran tan estúpidos como para considerar que los invasores no eran humanos. Pero tenían derecho a sentirse superiores porque lo eran. Así resultaran los vencidos. Hoy comienzan a ser vencedores a lo largo y ancho de  Nuestramérica mestiza.

Pero lo más interesante de todo esto es que con esta peregrina, absurda, estúpida manera de pretender descalificar al proceso bolivariano, descalificando a nuestros luchadores originarios, se  está reconociendo el carácter profundamente indoamericano de nuestra lucha. Las raíces históricas del proceso bolivariano están en el grito: “Ana Karina Rote…Amucón papororo itoti nantó”·    

PATRIA SOCIALISTA O MUERTE VENCEREMOS. 



 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3793 veces.



Mundo Iribarren


Visite el perfil de Edmundo Iribarren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edmundo Iribarren

Edmundo Iribarren

Más artículos de este autor